¿Por qué ha bajado el tráfico de mi sitio web?

Diagnosticar pérdidas de posiciones e impresiones de sitios web

Para averiguar por qué tu página o sitio web han perdido impresiones, clics o posiciones en los resultados de la Búsqueda de Google, consulta esta guía de solución de problemas. Tienes que ser usuario o propietario verificado del sitio web en Search Console para realizar las tareas que se describen en este artículo.

Causas principales de las bajadas de tráfico

A continuación se indican los motivos más habituales por los que se pierden impresiones, clics o posiciones en la Búsqueda de Google:

Causa 1: La definición de la propiedad no coincide con la URL del sitio web

Comprueba que la definición de tu propiedad de Search Console coincida con la URL de tu sitio web. Por ejemplo, si tu sitio web es http://example.com, la propiedad de Search Console debe ser http://example.com, no https://example.com. Confundirse con los protocolos http y https es la razón más habitual por la que el tráfico de búsqueda supuestamente baja: es posible que en realidad el tráfico no haya disminuido, sino que se esté mirando la propiedad de Search Console equivocada.

Causa 2: Google aún no ha rastreado tu sitio web

Has publicado o corregido tu página y has solicitado que se rastree hace muy poco, pero Google todavía no lo ha hecho. Muchas personas esperan que Google indexe o vuelva a indexar una página al instante, pero puede tardar una semana o más en volver a rastrear un sitio web, ya que se tienen en cuenta muchos factores.

Si has enviado un sitemap o has solicitado que se rastree una URL, ten paciencia. Si has publicado una página en tu sitio web sin notificárselo a Google, puede que tarde incluso más tiempo en encontrar la página; en estos casos, te recomendamos que solicites que se rastree.

Causa 3: No se encuentra el sitio web, se ha eliminado o se le ha aplicado una acción manual

  • Confirma que tu página o sitio web esté disponible en la Búsqueda de Google:
    • Para ver si una página aparece en los resultados de búsqueda, busca su URL exacta en Google (por ejemplo, www.example.com/mascotas/llama).
    • Para comprobar si un sitio web se muestra en la Búsqueda, búscalo con el operador "site:" (por ejemplo, site:www.example.com).

Si tu página o sitio web no están en Google, averigua por qué.

  • Mira si tu página o sitio web tiene algún problema de seguridad o si se le ha aplicado una acción manual:
    1. Consulta el informe "Acciones manuales".
    2. Consulta el informe "Problemas de seguridad".
    3. Si hay algún problema de seguridad en tu sitio web o se le ha aplicado una acción manual, corrige los errores tal como se describe en las páginas de ayuda del informe oportuno.
  • Comprueba si se ha presentado y se ha aprobado una solicitud para retirar una URL de tu sitio web. Si es el caso, cancélala o impúgnala para que la URL afectada aparezca de nuevo en la Búsqueda.

Causa 4: Hace poco que has trasladado el sitio web

  • ¿Has cambiado tu nombre de host (por ejemplo, de www.example.com a www.newexample.com)?
  • ¿Has trasladado páginas publicadas a URL nuevas del mismo sitio web (por ejemplo, de example.com/mipágina a example.com/otrapágina)?
  • ¿Has pasado de http a https?

Si has respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas, consulta la sección Solucionar problemas con el traslado de sitios web.

Si el tráfico no ha disminuido por ninguno de los motivos anteriores:

Lee el resto de esta guía para solucionar problemas.

1. Comprueba la cobertura del índice

Si Google no puede encontrar ni indexar tu sitio web, todas las métricas bajarán, así que, para empezar, comprueba la cobertura de tu sitio web en el índice de Google. Puedes hacerlo de este modo:

  1. Abre el informe "Cobertura del índice" de tu sitio web.
  2. Haz que el informe muestre solo las páginas válidas y busca en el gráfico si se ha producido algún descenso en el número de páginas indexadas. Si encuentras alguno, configura el informe para que muestre los errores y advertencias de indexación, así como las URL excluidas. A continuación, mira si hay picos que coinciden con los descensos del número de páginas indexadas y profundiza en los detalles. Deberías encontrar pistas que expliquen por qué han dejado de indexarse páginas que antes sí que estaban en el índice. En la documentación de los diferentes errores se describe cómo corregir los problemas. Estas son las causas más habituales:
    Si has encontrado y solucionado algún problema de indexación, solicita que se validen tus correcciones. Se necesitan una o dos semanas para validar las correcciones y volver a indexar el sitio web, así que espera unas semanas para comprobar el tráfico de nuevo y ver si se ha recuperado.
  3. Si parece que el problema no se debe a errores de indexación, ve al siguiente paso y consulta los números del tráfico de búsqueda.

2. Consulta los números del tráfico de búsqueda

Determina exactamente las métricas de tu sitio web que han cambiado:

  1. Abre el informe "Rendimiento" de tu sitio web.
  2. Muestra datos de impresiones, porcentaje de clics y posición.
  3. Observa tu tráfico de búsqueda por consulta, país y dispositivo para ver si el descenso se ha producido en una categoría específica. Si es el caso, investiga el problema más a fondo:
    • Si ha descendido el tráfico de dispositivos móviles, analiza el informe "Usabilidad móvil" de tu sitio web.
    • Si el tráfico de determinados países es bajo, comprueba que hayas implementado los atributos hreflang correctamente y que no hayas cometido ningún error al configurar la segmentación de tu sitio web.
    • Si ha bajado el tráfico de una página determinada, usa la herramienta de inspección de URLs para ver información detallada sobre cómo solucionar problemas. A continuación se indican algunos de los problemas más habituales:
      • La página no es canónica. Si Google ha seleccionado otra página como canónica, no aparecerá en los resultados de búsqueda.
      • No se puede rastrear la página. Hay muchas razones por las que no se puede rastrear o indexar una página; en la documentación de la herramienta de inspección de URLs se explica cómo solucionar problemas de rastreo e indexación.
    • Si se ha reducido el tráfico de vídeo, confirma que no has introducido ningún cambio últimamente y comprueba que estás siguiendo las prácticas recomendadas de vídeo.
    • Si ha descendido el tráfico de imágenes, confirma que no has introducido ningún cambio últimamente y comprueba que estés siguiendo las prácticas recomendadas de imágenes. Asegúrate también de que no estés impidiendo con tu archivo robots.txt que Google rastree tus imágenes. Para ver si Google puede obtener una imagen, utiliza la herramienta de inspección de URLs en la página en la que se aloja.
    • Si tus páginas AMP han perdido posiciones, impresiones o clics, soluciona los problemas causados por cambios en páginas AMP.
  4. Comprueba si el descenso es periódico.
  5. Comprueba si el porcentaje de clics ha disminuido sin que las impresiones hayan descendido del mismo modo.
  6. Comprueba si el porcentaje de clics y el número de impresiones han bajado de un modo similar.
  7. Comprueba si tu sitio web ha perdido muchas posiciones y no parece que la situación mejore. 

Descenso periódico

Trata de detectar si el descenso en el tráfico sigue algún patrón semanal, mensual o anual. Si es el caso, intenta relacionar este patrón con el contenido de tu sitio web. Por ejemplo, si vendes helados, probablemente habrá una fluctuación anual en el tráfico de búsqueda. Si tu sitio web ofrece servicios adecuados para todas las estaciones del año (por ejemplo, si vendes tanto helados como chocolate caliente), asegúrate de destacar todos los servicios.

Descenso del porcentaje de clics sin una disminución equivalente en las impresiones

Si los usuarios ven tu sitio web, pero no hacen clic en él, lo más probable es que otros resultados de búsqueda sean más atractivos que tu sitio web, quizá porque tienen títulos, fragmentos o funciones de búsqueda más representativos o porque los usuarios los consideran más fiables o con más autoridad.

  1. Haz algunas búsquedas con el operador "site:" para saber qué otros resultados aparecen. ¿Son estos resultados más útiles? ¿Ofrecen más información? ¿Aparecen con una función de búsqueda especial que puede resultar más atractiva?
  2. Consulta cómo mejorar tus títulos y fragmentos y cómo implementar resultados enriquecidos.

Descenso de las impresiones y el porcentaje de clics

Si bajan tanto las impresiones como el porcentaje de clics de tu sitio web de manera equivalente, deberías investigar lo siguiente:

  • ¿Tu sitio web está optimizado para móviles? Mira cuántas consultas proceden de dispositivos móviles y revisa el informe "Usabilidad móvil" de tu sitio web o ejecuta la prueba de optimización para móviles en páginas concretas. Compara la cantidad de impresiones obtenidas en dispositivos móviles con el número de impresiones conseguidas en ordenadores en el informe "Rendimiento"; para hacerlo, aplica un filtro que compare ambas plataformas.
  • ¿Tu sitio web aparece en la mitad inferior de la página de los resultados de búsqueda? No es fácil determinar qué posiciones no aparecen en la primera página de los resultados, pero trata de buscar un cambio de posición que explique la bajada de impresiones. Si lo encuentras, consulta la sección Pérdida de posiciones.
  • ¿Aparece tu página en las consultas que esperas? En el informe "Rendimiento", observa las consultas en las que se muestra tu página y examina cómo cambian las impresiones a lo largo del tiempo. Si las impresiones descienden, haz lo siguiente:
    • Comprueba que tu sitio web esté indexado correctamente. Si Google no encuentra tus páginas, o si están desapareciendo del índice, no aparecerán cuando se hagan esas consultas.
    • Comprueba si hay otros sitios web que tengan un mejor rendimiento en esas consultas. Para ello, busca las consultas en cuestión en modo de incógnito para ver qué resultados aparecen en la Búsqueda de Google. ¿Las páginas que aparecen en posiciones más elevadas que la tuya ofrecen más contenido? Si no, ¿su contenido es de mejor calidad o más reciente?
  • ¿Está orientado tu sitio web al idioma o a la configuración regional equivocados? Comprueba si hay errores de hreflang o una segmentación por país concreta que puedan haber provocado el descenso en las impresiones o los clics.
  • ¿Tu página es canónica? En los resultados de búsqueda, solo aparecen las páginas canónicas. Si Google ha seleccionado otra página como canónica, no aparecerá en los resultados de búsqueda. Si han bajado las impresiones de una página concreta, utiliza la herramienta de inspección de URLs para ver si esa página es canónica y se puede rastrear. Si la página canónica está en una propiedad que no es tuya, no podrás consultar ni su tráfico ni su URL canónica.

En ocasiones, vemos que algunos usuarios malintencionados en Internet copian una gran parte de un sitio web publicado en su propio sitio web para atraer tráfico. Si ves que otro sitio web ha copiado tu contenido, puedes solicitar que se retire ese contenido. Si alguien presenta una solicitud de retirada falsa contra tu sitio web después de haberlo copiado, puedes presentar una reconvención.

Pérdida de posiciones

Por lo general, no debes centrarte demasiado en tu posición absoluta ni en las pequeñas fluctuaciones de posición que pueda haber. Lo que realmente sirve para medir el éxito de tu sitio web son las impresiones, los clics y el número total de visitantes. No obstante, si pierdes muchas posiciones en los resultados y no parece que la situación mejore, puedes intentar solucionarlo. A menudo, las pérdidas de posiciones se deben a uno de los siguientes motivos:

  • Otro sitio web ha mejorado su calidad o su relevancia y ahora tiene una posición más elevada que la tuya. Haz algunas consultas de búsqueda en modo de incógnito, mira qué sitios web tienen un mejor rendimiento que el tuyo e intenta determinar por qué: ¿son estos sitios web más útiles o están más completos o actualizados que el tuyo?
  • Tu sitio web incluye contenido que se ha quedado obsoleto, ya no es correcto o ha dejado de ser tan útil como antes. Intenta que tu sitio web sea lo más preciso y útil posible y asegúrate de mantenerlo actualizado.
  • Google tiene problemas para encontrar o leer tu sitio web, lo que se traduce en un aumento de los errores de indexación registrados en el informe "Cobertura del índice". Si has hecho algún cambio en tu sitio web hace poco, da unas semanas a Google para que actualice el índice. Puedes consultar cómo avanza la indexación en el informe "Cobertura del índice".
  • Antes cumplías los requisitos para que tu sitio web se mostrara con funciones de apariencia en el buscador, que suelen tener una posición más alta, pero ya no los cumples. Analiza los informes de resultados enriquecidos y de AMP de tu sitio web para comprobar que no has introducido ningún error.
  • La usabilidad móvil de tu sitio web ha empeorado, por lo que resulta menos útil a los visitantes que acceden desde dispositivos móviles.
  • Hay menos sitios web que incluyen enlaces al tuyo, o su calidad ha disminuido. Consulta qué sitios web contienen enlaces al tuyo.
  • Se ha producido un cambio en los algoritmos de posicionamiento o informes de Google. Echa un vistazo al blog para webmasters y a la página de anomalías de datos para ver si ha habido algún cambio. Si no es el caso, sigue las prácticas recomendadas que se describen en las directrices para webmasters y en las directrices de evaluación de la calidad de la Búsqueda de Google.

Consulta tus datos de tráfico y mira si el descenso está vinculado a consultas, países, páginas o tipos de dispositivo concretos. Si es así, intenta averiguar el motivo principal.

Para saber lo que valoramos en un sitio web, lee nuestras directrices de calidad.

Sigue las recomendaciones de la Guía de SEO para principiantes, especialmente las de la sección Optimizar el contenido.

Bajada de las impresiones, los clics y la posición de páginas AMP

Tus páginas AMP pueden perder posiciones o clics si no aparecen como resultados enriquecidos en la búsqueda. Comprueba que estén indexadas y que cumplan los requisitos para aparecer como resultados enriquecidos.

Para tener una visión a nivel de sitio web, abre el informe de AMP y consulta si se ha producido un aumento de los errores, que reflejan las páginas que no se pueden indexar.

  1. Céntrate en algunas URL y depura los problemas.
  2. Si has incluido datos estructurados en tus páginas AMP para que se muestren como resultados enriquecidos, pruébalas con la herramienta de prueba de datos estructurados. Introduce la URL de la página publicada; no copies el código de la página en la herramienta.

Para probar una página concreta, examina la URL de la página AMP con la herramienta de inspección de URLs y prueba la página mediante la herramienta de prueba de datos estructurados.

¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?