Empezar: guía de configuración de Drive para administradores

Subir archivos a Google Drive

Los usuarios pueden subir a Google Drive cualquier tipo de archivo y convertir determinados tipos de archivos a un formato de documento de Google basado en la Web como, por ejemplo, documentos, hojas de cálculo o presentaciones de Google. Para ver cómo se hace, consulta el artículo sobre la configuración de subida manual.

Almacenamiento y límites

El almacenamiento en Drive se comparte entre Gmail, Google Drive y Google Fotos. El espacio de almacenamiento gratuito para cada usuario depende del tipo de cuenta que tengas:

  • G Suite Basic
30 GB
  • G Suite Business
  • G Suite para Centros Educativos
  • G Suite Enterprise
  • G Suite Enterprise para la Educación
Almacenamiento ilimitado
(1 TB si tienes 4 usuarios o menos)
  • Edición gratuita de Google Apps (antigua)
  • Cuentas de usuario particulares
15 GB
  • Drive Enterprise

Sin cuotas de almacenamiento
Se paga en función del almacenamiento utilizado

Cada usuario puede subir hasta 750 GB al día entre Mi unidad y todas las unidades compartidas. Los usuarios que alcancen el límite de 750 GB o suban un archivo que supere este tamaño no podrán subir más archivos hasta el día siguiente, aunque se completarán las subidas que estén en curso. No se pueden subir ni sincronizar archivos individuales cuyo tamaño supere los 5 TB.

Controles del administrador

  • Google Drive: si activas el servicio Drive en la consola de administración, tus usuarios podrán subir y sincronizar cualquier archivo con sus cuentas.

  • APIs: los clientes de G Suite pueden usar APIs para añadir, editar y quitar archivos en lote, así como para gestionar los documentos de sus usuarios y generar información al respecto. Actualmente no se generan datos sobre el uso de cuotas. Por ejemplo, los administradores pueden utilizar la API para subir una gran cantidad de archivos y compartirlos con todos los usuarios de su dominio. Más información sobre la función de subida de API

Seguridad

  • Tipos de archivo: los usuarios pueden subir cualquier tipo de archivo, incluidos los ejecutables (por ejemplo, .exe o .vbs) y los archivos comprimidos.

  • Detección de virus: Google Drive analiza los archivos para comprobar que no contienen virus antes de que se descarguen o compartan. Si se detecta un virus en un archivo, los usuarios no podrán convertirlo en documento, hoja de cálculo o presentación de Google. En caso de que un usuario intente realizar una de estas acciones, recibirá un mensaje de advertencia.

    El propietario podrá descargar el archivo infectado, pero solo tras confirmar que conoce el riesgo que esta acción implica.  Los usuarios podrán compartir el archivo infectado con otras personas, enviarlo por correo electrónico o asignarle otro propietario. 

    Solo se pueden analizar en busca de virus los archivos de menos de 100 MB. Si el archivo tiene un tamaño mayor, se muestra una advertencia en la que se indica que no se puede analizar.

  • Política de contenido: todos los archivos de Google Drive, incluidos los archivos subidos o convertidos, siguen la misma política del programa. Más información

¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?