Mantente al tanto de todo lo importante con la nueva interfaz de Gmail. Más información sobre el nuevo diseño

Evitar que el correo enviado a los usuarios de Gmail se bloquee o se envíe a la carpeta de spam

Este artículo antes se titulaba Directrices para remitentes de correo masivo.

Si sigues las directrices que se indican en este artículo, te aseguras de que los mensajes de correo electrónico se entreguen correctamente a los usuarios de Gmail. Con las recomendaciones incluidas aquí, puedes reducir la probabilidad de que Gmail bloquee tus mensajes o los marque como spam. Síguelas para que haya menos posibilidades de que:

  • Gmail limite la frecuencia de tus envíos
  • Gmail bloquee tus mensajes
  • Gmail marque tus mensajes como spam

Estas directrices van dirigidas a los usuarios que envían correos a usuarios de Gmail, que son aquellos que tienen una cuenta de Gmail de alguno de estos tipos:

  • Cuentas personales de Gmail, que terminan en @gmail.com.
  • Cuentas de Gmail de Google Workspace que se utilicen en el trabajo o en centros educativos. Las direcciones de correo de trabajo o de centros educativos de Google Workspace no terminan en @gmail.com.

¿Utilizas una cuenta de Google Workspace para enviar correos? En tal caso, consulta la Política de spam y de abuso de Gmail. Esta política forma parte de la Política de Uso Aceptable de Google Workspace.

Problemas que no se resuelven en este artículo

En este artículo no se ofrecen soluciones para los siguientes problemas:

Proveedores de servicios de correo de terceros

Gmail no acepta solicitudes de inclusión en la lista de permitidos procedentes de remitentes de correo externos. No podemos garantizar que los mensajes enviados por proveedores de correo electrónico externos pasen los filtros de spam de Gmail.

En caso de que uses uno para enviar mensajes con tu dominio, sigue estas indicaciones:

  • Asegúrate de que el proveedor sigue las directrices indicadas en este artículo. Los grandes proveedores de correo electrónico, como Google, AOL y Yahoo, suelen seguirlas.
  • Asegúrate de que el registro SPF de tu dominio incluye todos los remitentes de correo del dominio en cuestión. Si los remitentes externos no están incluidos, es más probable que los mensajes enviados por estos proveedores se marquen como spam. Consulta cómo configurar tu registro SPF para autorizar a todos los remitentes de correo de tu dominio.

Si utilizas un proveedor de dominios, pero gestionas tu propio servicio de correo, te recomendamos que sigas las indicaciones que se incluyen a continuación:

  • Revisa y sigue las prácticas recomendadas que figuran en este artículo para enviar correos electrónicos a los usuarios de Gmail.
  • Utiliza Postmaster Tools para monitorizar la información sobre los mensajes enviados desde tu dominio a los usuarios de Gmail.

Seguir las prácticas recomendadas para enviar mensajes a Gmail

Para reducir las posibilidades de que Gmail bloquee los mensajes de tu dominio o los marque como spam, sigue las prácticas recomendadas generales que figuran en esta sección.

  • Configura registros DNS inversos válidos de tus direcciones IP que dirijan a tu dominio.
  • Lo ideal sería que enviaras todos los mensajes desde la misma dirección IP. Si tienes que enviar mensajes desde varias direcciones IP, utiliza diferentes direcciones IP para distintos tipos de mensajes. Por ejemplo, puedes utilizar una dirección IP para enviar las notificaciones de cuenta y otra para los mensajes promocionales.
  • No se deben mezclar distintos tipos de contenido en un mismo mensaje. Por ejemplo, no incluyas contenido sobre promociones en los mensajes de recibos de compras.
  • Los mensajes que pertenecen a la misma categoría deben contener la misma dirección de correo en el encabezado De:. Por ejemplo, los mensajes del dominio solarmora.com podrían tener encabezados De: como estos:
    • Mensajes de recibos de compras: recibo@solarmora.es
    • Mensajes promocionales: ofertas@solarmora.com
    • Mensajes de notificación sobre cuentas: alerta@solarmora.com
  • Comprueba con cierta frecuencia que tu dominio no figure como no seguro utilizando la herramienta Navegación segura de Google. Para comprobar el estado de tu dominio, introdúcelo en la página de estado del sitio según Navegación Segura. Comprueba también todos los dominios que están vinculados al tuyo.
  • No envíes mensajes de ejemplo de phishing (suplantación de identidad) ni pruebes campañas desde tu dominio. La reputación de tu dominio puede verse afectada negativamente y tu dominio podría añadirse a listas de bloqueados de Internet.
  • No suplantes a otro dominio o remitente sin permiso. Esta práctica se denomina spoofing y puede hacer que Gmail clasifique los mensajes como spam.
  • Para evitar que los mensajes válidos se marquen como spam, ten en cuenta lo siguiente:
    • Es menos probable que se marquen como spam aquellos mensajes enviados con una dirección en De que figure en la lista de contactos del destinatario.
    • En ocasiones, los mensajes válidos se marcan como spam. Los destinatarios pueden quitar la etiqueta de spam a mensajes que son válidos para que los próximos mensajes enviados por el mismo remitente se entreguen en la bandeja de entrada.

Comprobar que los mensajes están autenticados

Se recomienda autenticar los mensajes por las siguientes razones:

  • Ayuda a proteger a los destinatarios frente a correo malicioso, como los mensajes de phishing.
  • Es menos probable que Gmail rechace los mensajes o los marque como spam.

Estos métodos de autenticación se configuran en el proveedor del dominio. Si usas un servicio de alojamiento de dominios o un proveedor de correo, sigue sus instrucciones para configurar la autenticación. Configura la autenticación para cada uno de tus dominios de envío.

Para minimizar la posibilidad de que tus mensajes se marquen como spam, configura estos métodos de autenticación:

  • Publica un registro SPF en tu dominio. Con SPF, evitas que los spammers envíen mensajes no autorizados que parecen de tu dominio. El registro SPF debe incluir todos los remitentes de correo de tu dominio. Si los remitentes externos no están incluidos, es más probable que los mensajes enviados por estos proveedores se marquen como spam. Consulta cómo configurar tu registro SPF para autorizar a todos los remitentes de correo de tu dominio.
  • Activa la firma DKIM en tus mensajes. Los servidores que reciben el correo utilizan DKIM para verificar que es el propietario del dominio quien ha enviado realmente el mensaje. Importante: Gmail requiere una clave DKIM de 1024 bits como mínimo.
  • Publica un registro DMARC en tu dominio. Con DMARC, los remitentes protegen su dominio frente al spoofing de correo electrónico.

Para autenticarse, un mensaje debe superar una comprobación SPF o DKIM.Para superar una comprobación DMARC, los mensajes deben estar autenticados por SPF o DKIM, y el dominio de autenticación debe ser el mismo que figura en el encabezado De: del mensaje.

Para obtener información detallada sobre estos métodos de autenticación y sobre cómo protegen el correo de tu organización, consulta el artículo Evitar el spam, el spoofing y el phishing con la autenticación de Gmail.

Enviar correos a los usuarios interesados

Envía mensajes solo a las personas que quieran recibir correos tuyos. Es menos probable que marquen como spam los mensajes de tu dominio.

Si los mensajes de tu dominio se marcan como spam a menudo, es más probable que esto ocurra también con futuros mensajes. Con el tiempo, acumular muchos informes de spam puede empeorar la reputación de tu dominio. Usa Postmaster Tools para obtener información sobre la reputación de tu dominio.

Asegúrate de que los destinatarios puedan suscribirse fácilmente

Utiliza estos métodos para asegurarte de que envías correo a los usuarios interesados:

  • Asegúrate de que los destinatarios aceptan recibir correos tuyos.
  • Confirma que las direcciones de correo de todos los destinatarios son las correctas antes de suscribirlos.
  • Te recomendamos que envíes mensajes de forma periódica para confirmar que los destinatarios quieren seguir suscritos.
  • Puedes cancelar la suscripción de los usuarios que no leen tus mensajes.

Permite que los destinatarios puedan darse de baja fácilmente

Ofrece siempre a los destinatarios un modo de darse de baja de tus mensajes. Facilita el proceso para darse de baja. Si permites que se den de baja, podrás mejorar las tasas de apertura de mensajes, los porcentajes de clics y la eficiencia del envío.

A continuación te recomendamos algunos métodos para darse de baja:

  • Incluye un enlace en un lugar destacado del mensaje que lleve a los destinatarios a una página en la que puedan darse de baja.
  • Permite que los destinatarios revisen cada lista de distribución a las que están suscritos y deja que se den de baja de listas concretas o de todas a la vez.
  • Da de baja automáticamente a los destinatarios de los que recibas múltiples correos de rebote.
  • Envía un mensaje de confirmación a los destinatarios periódicamente para asegurarte de que siguen queriendo recibir tus mensajes.

Facilita que los usuarios se den de baja con un solo clic

Da a los destinatarios la opción de darse de baja con un solo clic directamente desde Gmail. Para ello, incluye en tus mensajes uno o los dos encabezados que se indican a continuación:

List-Unsubscribe-Post: List-Unsubscribe=One-Click
List-Unsubscribe: <https://solarmora.com/baja/ejemplo>

Si incluyes los dos encabezados, Gmail utilizará el primero que aparezca.

Cuando un destinatario se da de baja con un solo clic, recibes esta solicitud POST:

"POST /baja/ejemplo HTTP/1.1
Host: solarmora.com
Content-Type: application/x-www-form-urlencoded
Content-Length: 26
List-Unsubscribe=One-Click"

Consulta los artículos que figuran a continuación para obtener más información sobre los encabezados "List-Unsubscribe" para darse de baja de listas:

  • Cancelar la suscripción a listas, RFC 2369.
  • Cancelar la suscripción con un solo clic, RFC 8058.

Prácticas que debes evitar

  • No marques los mensajes internos como spam. Esto puede afectar negativamente a la reputación de tu dominio y provocar que los mensajes siguientes se marquen como spam.
  • No adquieras direcciones de correo de otras empresas.
  • No envíes mensajes a personas que no se hayan suscrito para recibir mensajes tuyos. Es posible que estos destinatarios marquen los mensajes no deseados como spam. Los futuros mensajes a estos destinatarios se marcarán como spam.
  • No utilices formularios de suscripción que se rellenan de forma predeterminada y suscriben automáticamente a los usuarios. En algunos países o regiones se aplican restricciones a los formularios de suscripción automática. Por ese motivo, debes comprobar la legislación de tu país o región antes de suscribir a los usuarios a tus mensajes de forma automática.

Monitorizar qué remitentes utilizan tu servicio de correo (proveedores de correo)

Nota: Las directrices de esta sección están dirigidas a los proveedores de servicios de correo.

Si hay clientes que utilizan tu servicio para enviar correos, eres responsable de sus prácticas de envío. Te recomendamos que sigas estos pasos para gestionar la actividad de envío de tus clientes:

  • Proporciona una dirección de correo para denunciar abusos (por ejemplo, abuso@proveedor-de-correo.com).
  • Mantén actualizada la información de contacto que figura en tu registro WHOIS y en abuse.net.
  • Quita inmediatamente a todos los clientes que envíen spam con tu servicio.

Monitorizar programas de marketing de afiliación

Los programas de marketing de afiliación recompensan a empresas o particulares por dirigir visitantes a tu sitio web. Desafortunadamente, los spammers pueden aprovecharse de estos programas. Si tu marca se asocia con spam de marketing, es posible que otros correos que envíes se marquen como spam. Te recomendamos que monitorices a tus afiliados y que prescindas de aquellos que envíen spam.

Aplicar formato a los mensajes para que se entreguen en la bandeja de entrada

Si sigues las directrices de formato de mensajes que se mencionan a continuación, será más probable que Gmail entregue tus mensajes en la bandeja de entrada y no en la carpeta de spam:

  • Aplica un formato a los mensajes según el estándar de formato de Internet (RFC 5322).
  • Si redactas los mensajes en HTML, aplica un formato según los estándares HTML.
  • No utilices HTML ni CSS para ocultar contenido de tus mensajes ya que, al hacerlo, es posible que los mensajes se marquen como spam.
  • En los encabezados De: de los mensajes solo debe figurar una dirección de correo, tal como se muestra en este ejemplo:
    De: notificaciones@solarmora.com 
  • Incluye un campo de encabezado "Message-ID" válido en cada mensaje (RFC 5322).
  • Te recomendamos que los enlaces que figuran en el cuerpo de los mensajes sean visibles y fáciles de entender, de modo que los destinatarios sepan dónde les dirigirán cuando hagan clic.
  • La información del remitente debe ser clara y visible.
  • El asunto de los mensajes no debe ser confuso y debe estar relacionado con el contenido.
  • Aplica un formato a los dominios internacionales según las directrices altamente restrictivas (Highly Restrictive) de la sección 5.2 del estándar técnico Unicode n.º 39:
    • Dominio de autenticación
    • Dominio "De" de sobre
    • Dominio de carga útil
    • Dominio de respuesta
    • Dominio de remitente

Aumentar el volumen de envío gradualmente

Importante: Si aumentas el volumen de envío demasiado rápido, pueden producirse problemas de entrega. A medida que aumentes el volumen de envío de correos, te recomendamos que utilices Postmaster Tools para monitorizar el rendimiento del correo.

Si envías un gran volumen de mensajes, te recomendamos seguir estas prácticas:

  • Envía mensajes con cierta regularidad y procura no enviar muchos correos seguidos.
  • Empieza con un volumen de envío bajo y ve aumentándolo paulatinamente.
  • A medida que aumentes el volumen de envío, monitoriza con regularidad la frecuencia de envío y las respuestas que recibes. De este modo, podrás reducir el volumen de envío cuando la frecuencia de envío sea limitada o cuando empieces a detectar errores.

La velocidad con la que puedes aumentar el volumen de envío depende de estos factores:

  • Cantidad de correos enviados: cuantos más correos envíes, más lentamente tendrías que aumentar el volumen de envío.
  • Frecuencia de envío de correos: puedes aumentar el volumen de envío con mayor rapidez si envías el correo a diario en lugar de semanalmente.
  • Opinión de los destinatarios sobre tus mensajes: asegúrate de enviar mensajes solo a las personas que se suscriban a tus correos y ofréceles la opción de darse de baja.

Seguir las prácticas recomendadas para IPs

Sigue las prácticas recomendadas que se indican a continuación con los servidores de correo que envían mensajes a usuarios de Gmail:

Verifica el registro PTR del servidor de envío

Importante: La dirección IP de envío debe coincidir con la dirección IP del nombre de host indicado en los registros PTR, también denominados "registros DNS inversos".

En las direcciones IP de envío debe figurar un registro PTR. Estos registros verifican que el nombre de host de envío está asociado a la dirección IP de envío. Cada dirección IP debe asignarse a un nombre de host del registro PTR.

Para buscar un registro PTR, usa la herramienta intoDNS.

Monitoriza el volumen de envío

Importante: En las cuentas de trabajo y de centros educativos, se aplican límites de envío incluso cuando los destinatarios pertenecen a dominios de Google Workspace diferentes. Por ejemplo, si envías correos a usuarios con direcciones que tienen los dominios tuempresa.es y solarmora.com y ambos dominios tienen google.com como registro MX, los mensajes enviados a estos dominios se tendrán en cuenta al calcular cuántos mensajes más pueden enviarse, independientemente de que sean de dominios diferentes.

Si utilizas Google Workspace o Gmail para enviar correo, cuando alcanzas el límite de envío, Google Workspace limita la frecuencia de envío de los mensajes de esa dirección IP.

Sigue las recomendaciones que se indican a continuación para no sobrepasar los límites de envío de una dirección IP:

  • Ten en cuenta los límites de envío de correo electrónico cuando envíes correo desde dominios que tengan un host MX de Google.com.
  • Limita el envío de correo de una sola dirección IP en función del dominio de registro MX, no del dominio de la dirección de correo electrónico del destinatario.
  • Monitoriza las respuestas para poder cambiar la frecuencia de envío según sea necesario. De este modo, evitarás sobrepasar estos límites.

Monitoriza la reputación de direcciones IP compartidas

Las direcciones IP compartidas son direcciones IP que utilizan varios remitentes de correo. La actividad de cada remitente de una IP compartida afecta a la reputación de todos los usuarios de esa IP.

Si utilizas una IP compartida para enviar correo, la mala reputación de otro remitente empeora tu reputación, lo que puede afectar negativamente a la frecuencia de entrega.

Si utilizas una IP compartida para enviar correo, te recomendamos que sigas estos pasos:

  • Asegúrate de que la dirección IP no figura en ninguna lista de bloqueados de Internet. Es posible que los mensajes que se envían desde direcciones IP que figuran en dichas listas se marquen como spam.
  • Si utilizas un proveedor de servicios de correo con tu IP compartida, con Postmaster Tools puedes monitorizar la reputación de la IP compartida.

Utilizar Postmaster Tools para monitorizar el correo enviado

Utiliza Postmaster Tools para obtener la siguiente información sobre el correo que envías a los usuarios de Gmail:

  • Si los destinatarios marcan tus mensajes como spam
  • Los motivos por los que no se entregan tus mensajes
  • Si tus mensajes están autenticados o no
  • La reputación de tu dominio o de tu IP y su impacto en la frecuencia de entrega de mensajes

Solucionar problemas de entrega de correo

Usar un proveedor de servicios de correo

Si usas un proveedor de este tipo y tus mensajes no se entregan, ponte en contacto con él e infórmate de si siguen las prácticas recomendadas de este artículo.

Revisar la configuración del dominio con MXToolbox

Con la Caja de herramientas de Google Admin, puedes comprobar y corregir la configuración de tu dominio.

Solucionar los motivos por los que se rechaza el correo electrónico

Si se rechazan tus mensajes, es posible que recibas un mensaje de error. Te recomendamos que consultes más información sobre el error para poder solucionar el problema. Los mensajes de error más habituales son los siguientes:

  • 421, "4.7.0": los mensajes se rechazan porque la dirección IP del servidor de envío no está en la lista de IPs permitidas del dominio del destinatario.
  • 550, "5.7.1": los mensajes se rechazan porque la dirección IP del servidor de envío se encuentra en una lista con IPs suspendidas. Es posible que recibas este error si envías correo desde una IP compartida que tenga mala reputación.

Para obtener más información sobre los mensajes de error de correos y de SMTP, consulta estos enlaces:

Corregir errores de autorización de IPv6

Los errores de autorización de IPv6 pueden indicar que el registro PTR del servidor de envío no utiliza IPv6. Si utilizas un proveedor de servicios de correo, asegúrate de que utiliza un registro PTR de IPv6.

Este es un ejemplo de error de autorización de IPv6:
550-5.7.1: el mensaje no cumple las directrices de envío de IPv6 relativas a registros PTR y a autenticación.

Utilizar la herramienta de solución de problemas

Si has seguido las directrices de este artículo y continúas teniendo problemas con la entrega de correo, consulta el artículo Solucionar problemas de entrega de correo electrónico.

¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?
Búsqueda
Borrar búsqueda
Cerrar búsqueda
Aplicaciones de Google
Menú principal
Buscar en el Centro de ayuda
true
17
false
false