Por qué se marcan los mensajes como spam

Gmail cuenta con un sistema automatizado que ayuda a detectar spam a través de la identificación de virus y mensajes sospechosos, la detección de patrones en los mensajes y el análisis de lo que los usuarios de Gmail como tú suelen marcar como spam.

Si haces clic en la etiqueta Spam y abres uno de los mensajes, verás una notificación en la parte superior con una breve explicación en la que se detalla por qué ese determinado mensaje se ha colocado en "Spam". Utiliza esta información para protegerte de mensajes potencialmente peligrosos o fraudulentos y para comprender mejor el motivo por el que un mensaje se marca o no se marca como spam.

Algunas explicaciones que puedes ver:

Intentos de suplantación de identidad (phishing)
Algunos emisores de spam envían mensajes fraudulentos con los que intentan engañarte para que compartas datos personales (contraseñas o números de tarjetas de crédito, por ejemplo). Es lo que se conoce como suplantación de identidad o phishing.

Lo que te interesa saber:
Recomendamos encarecidamente que no respondas a estos mensajes y evites hacer clic en los enlaces que incluyen. Los emisores de spam pueden falsificar los remitentes (ponen la dirección de una persona o empresa que conozcas) e incluso acceder ilegalmente al correo electrónico de una persona y enviar mensajes desde su cuenta. Por lo tanto, desconfía de estos mensajes, aunque conozcas al remitente. Recuerda que Google nunca te pedirá tu contraseña ni información confidencial por correo electrónico.

Medidas que puedes tomar:
Si te parece que el mensaje es un intento de sonsacarte tus datos personales, denúncialo como suplantación de identidad para que nuestro sistema detecte esos intentos:

  1. En Gmail, abre el mensaje que quieras denunciar.
  2. Haz clic en la flecha hacia abajo contigua a "Responder" (en la parte superior derecha del panel de mensajes).
    Reply drop-down arrow
  3. Selecciona Denunciar suplantación de identidad.

Si está claro que no es un mensaje malintencionado, puedes hacer clic en el botón "No es spam" para sacarlo de "Spam" y trasladarlo a "Recibidos". También puedes seleccionar "Informar de que no hay "phishing" (suplantación de identidad)" para notificarnos que el mensaje es legítimo (haz clic en la flecha hacia abajo junto a "Responder" para ver esta opción). Al marcar que el mensaje no es spam ni phishing, el sistema de Gmail aprenderá de ese ejemplo y, en el futuro, marcará los mensajes con mayor precisión. También puedes tomar algunas medidas para evitar que el correo electrónico legítimo se marque como spam.

Mensajes de un remitente no confirmado
Los emisores de spam pueden simular que el mensaje lo ha enviado una empresa o un sitio web real que te parezca fiable. Para protegerte de esos mensajes, Google intenta comprobar que es el remitente de verdad mediante la autenticación del correo.

El proceso de autenticación intenta confirmar que sea el remitente de verdad examinando los datos de autenticación del mensaje. Estos datos deben aparecer en los encabezados "firmado por" o "enviado por" de un mensaje (que se muestran bajo la línea de asunto cuando se visualizan los detalles de un mensaje). Si el remitente no incluye estos datos, no podemos estar seguros de si el mensaje ha sido falsificado. Por ejemplo, aunque un mensaje aparentemente proceda de una dirección de Gmail, no podemos estar 100% seguros si no tiene datos de autenticación.

Hay varios dominios con índices altos de suplantación de identidad que han solicitado a Gmail que realice comprobaciones de autenticación más estrictas en sus correos. Entre dichos dominios se cuentan eBay, Paypal y Google. Todos los mensajes sin autenticar enviados desde esos dominios se colocan inmediatamente en la carpeta de spam. Si quieres informarte mejor, consulta el Gmail blog o el sitio DMARC site.

Pueden faltar datos de autenticación tanto en los mensajes legítimos como en los malintencionados. Por ejemplo, es posible que Gmail no pueda verificar un mensaje enviado desde un sitio web (como cuando un amigo comparte una noticia a través de un periódico online), un mensaje reenviado automáticamente (por ejemplo, desde la dirección de correo electrónico de tu centro educativo a tu dirección personal de Gmail) o un mensaje enviado a una lista de correo.

Lo que te interesa saber:
Es importante estar alerta para no caer en los fraudes por suplantación de identidad, los mensajes que quieren sonsacarte datos personales (contraseñas o datos de tarjetas de crédito, por ej.), engañarte para que visites un sitio web malintencionado o para que aceptes un virus informático. Los emisores de spam pueden falsificar los remitentes (ponen la dirección de una persona o empresa que conozcas) e incluso acceder ilegalmente al correo electrónico de una persona y enviar mensajes desde su cuenta. Por lo tanto desconfía de estos mensajes, aunque conozcas al remitente. Recuerda que Google nunca te pedirá tu contraseña ni información personal por correo electrónico.

Recomendamos que, con todos los mensajes sospechosos, evites hacer clic en enlaces y archivos adjuntos y que no respondas al mensaje.

Medidas que puedes tomar:
Si te parece que el mensaje es un intento de sonsacarte tus datos personales, denúncialo como suplantación de identidad para que nuestro sistema detecte esos intentos:

  1. En Gmail, abre el mensaje que quieras denunciar.
  2. Haz clic en la flecha hacia abajo contigua a "Responder" (en la parte superior derecha del panel de mensajes).
    Reply drop-down arrow
  3. Selecciona Denunciar suplantación de identidad.

Si ves en tu carpeta "Spam" un mensaje sin autenticar que sabes que es legítimo, es posible que el remitente tenga un problema o que tu configuración esté mal. Si estás seguro de que el mensaje no tiene malas intenciones, haz clic en el botón No es spam para llevarlo de la carpeta "Spam" a "Recibidos".

Si quieres impedir que los mensajes de esos tipos se clasifiquen como spam, tienes estas opciones:

  • Si la dirección del remitente termina por “@gmail.com”, sigue estas instrucciones para solucionar el problema.
  • Si reenvías los mensajes de otra cuenta a la tuya de Gmail y siempre se clasifican como spam, sigue estos pasos:
    1. Haz clic en la rueda dentada (arriba a la derecha) y selecciona Configuración.
    2. Abre la pestaña Cuentas.
    3. En el apartado “Enviar mensaje como”, haz clic en Añadir otra dirección de correo tuya.
    4. Añade la dirección de la cuenta cuyo correo quieras reenviarte. Gmail detectará que lo reenvías desde esa cuenta e impedirá que esos mensajes se marquen como spam.
  • En cualquier otro caso, consulta estas directrices sobre cómo impedir que el correo legítimo se marque como spam.

Más información:

Mensajes que has enviado a "Spam"
Tú has señalado estos mensajes como spam al hacer clic en los botones "Marcar como spam" o "Denunciar suplantación de identidad". Ambas acciones enviarán el mensaje a la carpeta "Spam" y lo eliminarán de "Recibidos".

Lo que te interesa saber:
Tras marcar como spam varios mensajes del mismo remitente, nuestro sistema aprenderá de tu comportamiento y podrá seguir colocando los mensajes de ese remitente en "Spam" aunque tú no los marques específicamente.

Además, puedes crear filtros para dirigir determinados mensajes de Spam a Recibidos, o bien, para dirigir mensajes de spam a tu Papelera. Te informaremos siempre que tus filtros hagan que se mueva a Recibidos un mensaje identificado como spam por nuestro sistema. Si quieres que esos mensajes permanezcan en "Spam", te recomendamos que cambies tus filtros.

Medidas que puedes tomar:
Si no quieres que el mensaje permanezca en Spam, haz clic en el botón "No es spam" para moverlo a Recibidos. Si lo has marcado accidentalmente como fraude de suplantación de identidad, haz clic en la flecha hacia abajo junto a "Responder", en la esquina superior derecha del panel del mensaje, y selecciona "Informar de que no hay "phishing" (suplantación de identidad)" para notificarnos que el mensaje es legítimo. Si notificas que un mensaje no es spam ni un fraude de suplantación de identidad, ayudas al sistema de Gmail a tomar la decisión correcta cuando detecte un mensaje similar.

Puedes ajustar tus filtros si están provocando que ciertos mensajes de spam vuelvan a "Recibidos".

Parecido con mensajes sospechosos
Gmail utiliza sistemas de detección de spam automatizados para analizar patrones y predecir qué tipos de mensajes son fraudulentos o potencialmente dañinos. A continuación, se indican algunos de los aspectos que nuestro sistema tiene en cuenta al marcar un mensaje como spam:
  • contenido que suele estar asociado con spam, como contenido para adultos y esquemas del tipo "hazte millonario rápido",
  • mensajes que falsamente semejen ser una respuesta de "devolución de mensaje" (un correo electrónico generado por el sistema que es posible recibir de forma automática tras enviar un mensaje que no se puede entregar, como un mensaje enviado a una dirección de correo electrónico no válida),
  • mensajes enviados desde cuentas o direcciones IP que han enviado otros mensajes de spam,
  • comportamiento de otros usuarios de Gmail, por ejemplo, si mucha gente ha marcado como spam los mensajes de un determinado remitente,
  • semejanza con otros mensajes de spam o suplantación de identidad en base a una combinación de aspectos, como el asunto, elementos como la ortografía y el formato, y archivos adjuntos sospechosos,
  • diferencias entre tu idioma de preferencia en Gmail y el idioma usado en el mensaje.

Lo que te interesa saber:
Es importante estar alerta a los fraudes por suplantación de identidad, mensajes que intentan engañarte para que compartas información personal como contraseñas o datos de tarjetas de crédito. Recomendamos que, con todos los mensajes sospechosos, evites hacer clic en enlaces y archivos adjuntos y no respondas al mensaje. Recuerda que Google nunca te pedirá tu contraseña ni información personal por correo electrónico.

Medidas que puedes tomar:
Si crees que el mensaje es un intento de obtener tu información personal, marca "Denunciar suplantación de identidad" para ayudar a nuestro sistema a obtener información de estos intentos.

Si estás seguro de que el mensaje no es malicioso, puedes hacer clic en el botón "No es spam" para sacar el mensaje de Spam y trasladarlo a Recibidos. También puedes tomar algunas medidas para evitar que el correo electrónico legítimo se marque como spam.

Política configurada por el administrador
Si tu organización utiliza Gmail, el administrador de tu grupo puede decidir qué mensajes no se van a marcar como spam.

Lo que te interesa saber:
Estos mensajes se dirigirán a tu bandeja de entrada de acuerdo con lo solicitado por tu organización, en lugar de lo que disponga el sistema de detección de spam automatizado de Gmail. Sin embargo, es posible que puedas ver mensajes de spam que se dirijan a tu bandeja de entrada.

Medidas que puedes tomar:
Si ves mensajes en la bandeja de entrada que no deberían estar ahí, puedes ponerte en contacto con tu administrador de correo y solicitar que modifique la política de dominios.

Si el mensaje parece correo basura pero no se ha colocado en tu carpeta "Spam", haz clic en el botón "Marcar como spam" (si el mensaje busca obtener tus datos personales, selecciona también "Denunciar suplantación de identidad").

El mensaje está vacío
Un mensaje que tenga el asunto y el cuerpo en blanco podría clasificarse como spam. Es posible que la persona que envía spam mande mensajes en blanco por error. También puede mandarlos a propósito para recopilar una lista de direcciones válidas de correo electrónico a las que enviar spam más adelante.

Lo que te interesa saber:
Si recibes un mensaje sospechoso, te recomendamos que no lo respondas.

Medidas que puedes tomar:
Si conoces al remitente o estás convencido de que el mensaje no supone ningún peligro, haz clic en el botón No es spam para llevarlo de la carpeta "Spam" a "Recibidos". También puedes tomar algunas medidas para evitar que el correo electrónico legítimo se marque como spam.

Has intentado anular tu suscripción a este remitente

Lo que te interesa saber:
Si has intentado anular tu suscripción a los mensajes de un remitente pero este sigue enviándote correo, los mensajes nuevos irán directamente a "Spam".

Medidas que puedes tomar:
Si al final decides que sí que quieres recibir más mensajes de ese remitente, ve a su sitio web y vuelve a darte de alta en su lista de correo. Después, fíjate siempre en tu etiqueta "Spam" y marca sus mensajes como No es spam.