Solución de problemas de encendido del termostato

Si el Google Nest Thermostat no se enciende y ves una luz roja o verde que parpadea (o no ves ninguna luz), podría haber un problema de alimentación o el termostato podría no responder porque el software se está actualizando. Más abajo te proponemos una solución a este problema.

Si hay un problema de alimentación, la batería del termostato se acabará agotando. Para alargar su duración, se inhabilitará la conexión a la red Wi-Fi, la pantalla y otras funciones.

Antes de empezar a solucionar el problema:

  • Al conectar un termostato Nest al sistema, debería encenderse automáticamente una vez que el sistema reciba electricidad.
  • Si aparece una luz roja parpadeante en la parte superior de la pantalla del termostato, tendrás que esperar a que la batería esté cargada antes de poder usarlo.
  • La pantalla del termostato se apagará automáticamente después de un periodo de inactividad, pero debería encenderse si detecta la presencia de alguien o si se usa la aplicación para controlar el termostato.
  • La batería interna de tu termostato Nest se carga a través del cableado del sistema eléctrico de la casa. Si se desactiva la alimentación del sistema, o se produce un apagón, la batería tendrá suficiente capacidad para seguir funcionando un tiempo. Se desactivarán algunas funciones del termostato, como la conexión a la red Wi‑Fi, para prolongar la duración de la batería antes de apagarse por completo.
  • Si ves un error de cableado o un mensaje de error en el termostato o en la aplicación, sigue los pasos del artículo Solución de problemas de los códigos de error de los termostatos Nest.
  • Sigue los pasos que se indican a continuación para solucionar problemas si tu termostato no responde cuando giras el aro o pulsas la pantalla.

1. Una luz roja parpadea en el termostato 

Si una luz roja parpadea en la parte superior de la pantalla del termostato, significa que la carga de la batería es muy baja, pero que se está cargando. La solución al problema depende de cuándo aparezca la luz roja.

Solución de problemas durante la instalación

  1. El termostato debería encenderse automáticamente

    El termostato debería encenderse automáticamente si la carga de la batería es suficiente. En función de lo baja que sea la carga de la batería, tal vez solo tengas que esperar unos minutos. Sin embargo, si la carga es extremadamente baja, la batería puede tardar hasta una hora en cargarse.

2. Acelera la carga con un cable USB

  1. Separa la pantalla de tu termostato Nest y conecta un cable USB al puerto correspondiente de la parte posterior del termostato y a un cargador de pared. Según el modelo del termostato, puede ser un puerto mini o micro USB. Nota: Para cargar el termostato, no deben usarse puertos USB de ordenador ni ningún otro puerto USB que no esté conectado a la red eléctrica.
  2. La pantalla se iluminará y aparecerá un mensaje pidiéndote que la conectes a la base.
  3. Vuelve a conectar la pantalla a la base del termostato. Presiona hasta que encaje y oigas un chasquido.

3.La luz roja parpadeante no desaparece o vuelve a aparecer

Si la luz roja parpadeante no desaparece, puede deberse a más de un motivo. Echa un vistazo a las lecturas de potencia del termostato.

  1. Carga la batería del termostato con un cable USB.
  2. Vuelve a conectar la pantalla a la base del termostato y ve a Configuración > Información técnica >Potencia.
  3. Si los valores de Voc, Vin o lin no se encuentran dentro de los rangos recogidos en este documento, puede que haya un problema con el cableado o el sistema:
    • Tal vez tengas que conectar un cable C al termostato. Si ya hay un cable C conectado al panel de control del sistema, prueba a acoplarlo al conector C del termostato. Consulta estas instrucciones para tratar de solucionar el problema.
    • El problema está en el sistema y podría ser que necesitara mantenimiento por varios motivos. Por ejemplo, un filtro de aire obstruido puede hacer que el sistema se sobrecaliente y se apague automáticamente. Si esto ocurre, el termostato no podrá recibir corriente del sistema para cargar su batería. Es posible que aparezca el mensaje Aviso del generador de aire caliente por combustión en la pantalla del termostato, en los mensajes de la aplicación Nest o en el correo electrónico mensual del Informe de NestPonte en contacto con un Nest Pro de tu zona para que arregle el sistema y revise los cables del termostato.

Solución de problemas después de la instalación

Si ya has instalado tu termostato Nest, pero una luz roja empieza a parpadear después de haberlo usado regularmente durante un tiempo, es posible que haya un problema con el cableado o una incidencia relacionada con la alimentación. Por ejemplo, la luz roja parpadeante puede aparecer y desaparecer repetidas veces.

Ve a la sección 3 que aparece más abajo y sigue las instrucciones para saber si los cables están conectados correctamente y para comprobar que no haya ningún problema con el sistema.

2. Una luz verde parpadea en el termostato 

Si una luz verde parpadea en la parte superior de la pantalla de tu termostato Nest, significa que el software se está actualizando, iniciando o reiniciando. Este proceso suele tardar entre uno y dos minutos. Después de iniciarse, el termostato se encenderá para que puedas usarlo.

  1. Quita la pantalla y vuelve a colocarla. Extráela de la base. Comprueba que el conector de clavijas esté bien alineado y presiónalo sobre la base. Oirás un chasquido que confirma que se ha fijado correctamente.
  2. Si esto no funciona, presiona la pantalla del termostato 10 segundos y, a continuación, suéltala. De este modo, se fuerza el reinicio del termostato. Para obtener más información, consulta este artículo:

Cómo reiniciar o restablecer un termostato Nest >

3. No hay luz en el termostato 

Si no parpadea ninguna luz y el termostato no responde ni se enciende, significa que la batería se ha agotado y el cableado del sistema no recibe alimentación.

1. Comprueba que la pantalla esté bien conectada a la base

Si la pantalla no está bien conectada a la base, el termostato no se encenderá y la batería no podrá cargarse.

  1. Separa la pantalla del termostato de la base.
  2. Asegúrate de que ningún cable sobresalga de la pared e impida que la pantalla encaje bien. Si sobresaliera algún cable, mételo dentro de la pared para que no estorbe.
  3. Alinea la pantalla y los conectores de la base y presiona la pantalla sobre la base hasta que encaje y oigas un chasquido.
  4. Si parpadea una luz roja, la batería está cargándose y el termostato se encenderá a su debido tiempo. Si la batería está completamente agotada, puede tardar hasta una hora.

2. Comprueba que el sistema esté recibiendo alimentación eléctrica

  1. Apaga y vuelve a encender el disyuntor o el interruptor que controla el suministro eléctrico al sistema. Comprueba que el interruptor esté efectivamente en la posición de encendido.
  2. Si tienes caja de fusibles, comprueba que el fusible que controla el sistema no esté quemado y funcione correctamente. Cámbialo si es necesario.
  3. Si parpadea una luz roja, la batería está cargándose y el termostato se encenderá a su debido tiempo. Si la batería está completamente agotada, puede tardar hasta una hora.

3. Verifica la compatibilidad del sistema

Si conectas un termostato Nest a un sistema incompatible, como un sistema de milivoltios, propio o de alta tensión, el termostato no recibirá la potencia necesaria para cargar la batería y podría dañarse.

4. Comprueba el cableado del termostato

Si el cableado no se ha realizado correctamente, los primeros síntomas se suelen observar durante la instalación del termostato. 

Importante: Desactiva la corriente del sistema en la caja de fusibles o con el interruptor del sistema. Así, protegerás el sistema y el termostato de posibles daños.

Asegúrate de que todos los cables estén bien insertados en la base y de que estos no tengan corrosión.

  1. Separa la pantalla de la base. 
  2. Tira de un cable y revísalo.
    • La parte expuesta del cable debe estar limpia, recta y tener una longitud de 1 cm. Corta y pela los extremos de cables corroídos o doblados.
  3. Vuelve a insertar el cable. El botón del conector debe mantenerse pulsado. Si no lo está, significa que el cable no está bien insertado. Repite los pasos anteriores con cada cable.
  4. Cuando hayas comprobado todos los cables, presiona la pantalla sobre la base hasta que oigas un chasquido.
  5. Vuelve a encender el sistema.
    • Si parpadea una luz roja, la batería está cargándose y el termostato se encenderá a su debido tiempo. Si la batería está completamente agotada, puede tardar hasta una hora.
    • Si no parpadea una luz roja, puede que no hayas conectado los cables en los conectores correctos del termostato. Comprueba en la aplicación Nest si has introducido los cables del sistema correctamente y sigue el esquema de cableado que se muestra.

5. Un fusible del sistema se podría haber fundido

Si alguno se hubiera fundido en la caja de fusibles, la corriente no llegaría al termostato. Ponte en contacto con un Nest Pro de tu zona para que compruebe tu sistema y el cableado del termostato.

6. Averigua si tu termostato Nest está dañado

Aunque no es habitual, el termostato podría dañarse si se produce una sobrecarga en el sistema, si se conecta a un sistema incompatible o si no se ha desconectado la corriente eléctrica del sistema durante la instalación y se manipulan cables expuestos de forma que se toquen entre ellos.

Esto se puede probar de una de estas maneras:

Vuelve a instalar tu antiguo termostato

Si el sistema funciona como debería con tu antiguo termostato, es posible que tu termostato Nest esté dañado y tengas que reemplazarlo.

  1. Desactiva la corriente del sistema en el disyuntor o con el interruptor del sistema. Así, protegerás el sistema y el termostato de posibles daños.
  2. Separa tu termostato Nest de su base y haz una foto a los cables para guardarla como referencia. 
    Nota: Si aún la tienes, usa la imagen de los cables de tu antiguo termostato. Se te pidió que les hicieras una foto durante la instalación del termostato nuevo.
  3. Desinstala el termostato Nest y vuelve a instalar tu antiguo termostato. Comprueba que los cables se encuentren en los conectores adecuados.
  4. Vuelve a activar la corriente al sistema y verifica que funcione correctamente.
    • Si el sistema funciona con tu antiguo termostato, ponte en contacto con un Nest Pro para que te ayude a instalar el termostato Nest.
    • Si el sistema de calor y aire acondicionado no funciona con tu antiguo termostato, posiblemente haya un problema con el propio sistema. Puede que se haya quemado un fusible de la caldera o que un disyuntor no funcione correctamente. Te recomendamos ponerte en contacto con un Nest Pro.

Ponte en contacto con nuestro equipo de asistencia.

Nuestros profesionales pueden guiarte paso a paso para probar tu termostato Nest sin necesidad de volver a instalar el termostato anterior. Ponte en contacto con Atención al cliente de Nest.

Contactar con un Nest Pro para pedirle ayuda

Si con estos pasos no se soluciona el problema, ponte en contacto con un Nest Pro de tu zona. El problema puede estar en el sistema.

¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?