Algunos destinatarios no reciben mis correos electrónicos

Del mismo modo que personalizas Google Workspace para gestionar el correo electrónico entrante, algunos destinatarios externos configuran su sistema de correo electrónico para adaptarlo a sus necesidades concretas. En esos casos, es posible que se produzca algún problema con los correos electrónicos que les envíes.

Problemas más habituales y acciones recomendadas

Un correo electrónico tarda más de una hora en llegar a la bandeja de entrada de un usuario
  • Si se envió hace menos de 30 días, puedes utilizar la búsqueda en el registro de correo electrónico para saber cuál ha sido el recorrido que ha seguido el mensaje hasta llegar al sistema de correo del destinatario.
  • Como alternativa para descubrir el motivo de un retraso en la entrega de un correo electrónico, consigue una copia de la cabecera del mensaje recibido y pégala en la herramienta de análisis de encabezados. Esta herramienta detecta si el retraso se ha producido durante el envío o una vez que el servidor de correo electrónico del destinatario ha aceptado la entrega del mensaje.
El servidor de correo electrónico del destinatario ha rechazado conexiones de Google

Si el servidor de un destinatario rechaza un mensaje que se ha enviado externamente a través de los servidores de Google, Google proporcionará un informe de entrega fallida. Este tipo de informes, que suelen denominarse "mensajes de rebote", aparecen en la bandeja de entrada del usuario e indican que el mensaje original se ha devuelto.

Los mensajes de rebote suelen incluir la respuesta SMTP del servidor del destinatario, que indica por qué se ha rechazado.

  1. Ponte en contacto con el destinatario para informarle sobre este problema y sugerirle que incluya tu dominio o tu dirección de correo electrónico en su lista de permitidos.
  2. Si necesitas más ayuda, ponte en contacto con el equipo de asistencia.
El sistema del destinatario ha marcado los mensajes enviados como spam

Configura los registros SPF, DKIM y DMARC en tu dominio. De este modo, te aseguras de que los destinatarios pueden verificar la autenticidad de tus mensajes y que realmente son tuyos.

Prácticas recomendadas para enviar correos electrónicos

Para reducir el riesgo de que se produzcan algunos de los problemas mencionados anteriormente, los administradores deben poner en práctica las recomendaciones que se indican a continuación.

Autenticar todo el correo electrónico que sale de tu organización

Configura los registros SPF, DKIM y DMARC en tu dominio. De este modo, te aseguras de que los destinatarios pueden verificar la autenticidad de tus mensajes y que realmente son tuyos. Además, esta medida te protege de los spammers que falsifican tus direcciones de correo electrónico sin que se detecte.

Seguir nuestras directrices para los remitentes de distribución masiva

Si envías encuestas, folletos u otras comunicaciones masivas a través de Google Workspace o de un sistema de correo electrónico de terceros, sigue las prácticas recomendadas que se describen en el artículo Evitar que el correo enviado a los usuarios de Gmail se bloquee o se envíe a spam. De este modo, se reduce el riesgo de que los sistemas de correo electrónico de tus destinatarios marquen tus mensajes como spam o bloqueen tu dominio.

Enrutar el correo electrónico de otros sistemas a través de Google Workspace

Puedes usar el servicio de relay SMTP si:

  • Configuras un escáner, una impresora o una aplicación web para enviar correos electrónicos (por ejemplo, para que los documentos escaneados se envíen por correo electrónico).
  • Utilizas un sistema adicional que no es de Google para enviar correos (por ejemplo, CRM, sistemas de seguimiento o automatización de marketing) y detectar spam en los mensajes salientes.

Si haces pasar los correos electrónicos que no son de Google por correos de tu dominio de Google Workspace, se autenticarán mediante el relay SMTP.

Solicitar al destinatario que incluya tu dominio en su lista de dominios permitidos

Una lista de permitidos es una lista de remitentes aprobados. Aunque dependerá del criterio de los destinatarios, si incluyen tu dominio en una lista de permitidos se elimina en gran medida el riesgo de que los correos electrónicos que mandes no lleguen a sus direcciones. Puedes hacer lo mismo para recibir sus correos si añades su dominio al filtro de spam.

¿Te ha resultado útil esta información?

¿Cómo podemos mejorar esta página?
Búsqueda
Borrar búsqueda
Cerrar búsqueda
Aplicaciones de Google
Menú principal