Búsqueda
Borrar búsqueda
Cerrar búsqueda
Aplicaciones de Google
Menú principal

Informe Estadísticas de rastreo (sitios web)

El informe Estadísticas de rastreo (solo para sitios web) ofrece información sobre la actividad del robot de Google en tu sitio web durante los últimos 90 días. Estas estadísticas tienen en cuenta todos los tipos de contenido que se descargan (por ejemplo, archivos CSS, JavaScript, Flash y PDF, así como imágenes).

Abrir el informe de estadísticas de rastreo

Las estadísticas de rastreo solo están disponibles para sitios web verificados.

Comprender los datos

No existe un número de rastreos "correcto", pero deberías ver un gráfico relativamente regular que, con el paso del tiempo, aumente a medida que aumenta el tamaño de tu sitio web. Si detectas un descenso o un ascenso repentinos, sigue leyendo.

¿Por qué se ha producido un descenso en mi frecuencia de rastreo?

En general, tu frecuencia de rastreo de Google debería permanecer relativamente estable durante un período de entre una y dos semanas. A continuación se exponen algunos motivos que explican un descenso repentino:

  • Has añadido una regla de robots.txt nueva (o muy genérica). Asegúrate de que solo estés bloqueando los recursos necesarios. Si Google necesita recursos específicos para comprender el contenido, como CSS o JavaScript, el robot de Google no debe tener bloqueado el acceso a ellos.
  • Hay HTML rotos o contenidos no compatibles en tus páginas. Si el robot de Google no puede analizar el contenido de la página (quizá porque utiliza un tipo de medio no compatible o porque la página solo está formada por imágenes), tampoco podrá rastrearlo. Usa Explorar como Google para comprobar cómo ve tu página el robot de Google.
  • Si tu sitio web tarda en responder a las solicitudes, el robot de Google reducirá el volumen de solicitudes para evitar que se produzca una sobrecarga en el servidor. Consulta el informe Estadísticas de rastreo para averiguar si tu sitio web tarda más de lo habitual en responder.
  • Si la tasa de error de tu servidor aumenta, el robot de Google reducirá el volumen de solicitudes para evitar que se produzca una sobrecarga en el servidor. Consulta el informe Errores de rastreo para comprobar si se ha producido un aumento en los errores de conectividad del servidor.
  • Asegúrate de no haber reducido tu frecuencia de rastreo máxima preferida.
  • Si un sitio web contiene información de baja calidad o que cambia con menor frecuencia, es posible que no lo rastreemos tan a menudo.  Evalúa tu sitio web con franqueza, pide opiniones neutrales a personas que no estén asociadas a él y reflexiona sobre las formas y los aspectos generales en que se podría mejorar.

¿Por qué se ha producido un ascenso en mi frecuencia de rastreo?

Si añades mucha información nueva a tu sitio web o la que contiene es muy útil, es posible que lo rastreemos un poco más de lo que desearías. Si crees que tu servidor está desbordado, a continuación exponemos algunos consejos para administrar la frecuencia de rastreo del robot de Google en tu sitio web:

  • Consulta el informe Estadísticas de rastreo y comprueba quién figura como agente de usuario en tus registros para confirmar que el robot de Google esté accediendo a tu sitio web y no a otro solicitante.
  • Si necesitas bloquear urgentemente el rastreo del robot de Google, devuelve los códigos de resultado HTTP 503 a sus solicitudes.
  • Ajusta correctamente tu archivo robots.txt para que bloqueen las páginas que no interesan.
  • Puedes establecer tu frecuencia de rastreo máxima preferida en Search Console como solución a corto plazo. No recomendamos esta opción a largo plazo, ya que no te permite especificar qué páginas o recursos quieres que rastreemos y cuáles no.
  • Asegúrate de no permitir el rastreo a páginas con resultados "infinitos", como un calendario o una página de búsqueda infinitos. Las puedes bloquear mediante el archivo robots.txt o las etiquetas nofollow.
  • Si las URL ya no existen o han cambiado de sitio, asegúrate de devolver los códigos de respuesta correctos: usa 404 o 410 para las URL que ya no existen o que no son válidas; usa los redireccionamientos 301 para las URL que se han sustituido por otras de forma permanente (302 si el cambio no es permanente); usa 503 para indicar un período inactivo temporal planeado, y usa el error 500 cuando el servidor detecte problemas que no pueda solucionar.

 

¿Te ha sido útil este artículo?
¿Cómo podemos mejorar esta página?