Colocar las unidades de Google Wifi

La ubicación de las unidades de Google Wifi es fundamental para disfrutar de una conexión Wi‑Fi rápida y fiable en toda la casa. Sin embargo, no hay unos parámetros que puedan establecer con exactitud dónde tienes que colocarlas, sino que depende de muchos factores como:

  • El tamaño de la casa
  • El tipo de construcción de la casa
  • Los lugares en los que más se utiliza la red Wi‑Fi
  • La ubicación de las unidades de Google Wifi

Cuanto más grande sea tu casa, más amplia tendrá que ser la cobertura de tu red Wi‑Fi. Para ello, necesitarás más unidades de Google Wifi.

A continuación se muestra una estimación de la cobertura Wi‑Fi que conseguirías con un sistema Google Wifi.

Número de unidades de Google Wifi Metros cuadrados de cobertura Wi‑Fi
1 85 m²
2 85-170 m²
3 170+ m²

 

Como regla general, las unidades de Google Wifi funcionan mejor cuando están situadas a una distancia de aproximadamente dos habitaciones. Por ejemplo, aunque veas que en el extremo más alejado de tu casa no tienes conexión Wi‑Fi, no pongas una unidad de Google Wifi allí, sino a medio camino en esa dirección. Además, colócala en una posición elevada, como en una estantería.

Nota: Te recomendamos que incluyas un máximo de 6 unidades de Google Wifi en una sola red en malla, que puede cubrir hasta 840 m². Ese tamaño suele ser suficiente para una casa normal, aunque algunas tienen redes que cubren hasta 1250 m².

 

Unidad de Google Wifi principal

La unidad de Google Wifi principal tiene que estar conectada a un módem, así que la longitud de los cables Ethernet y de alimentación limitará el lugar en el que puedas colocarla.

Si es posible, pon la unidad de Google Wifi en un lugar que esté a la vista, como una estantería o un mueble de TV. También te recomendamos que la coloques en un sitio central y a la altura de los ojos.

Unidades de Google Wifi adicionales

El objetivo de los sistemas Wi‑Fi domésticos es proporcionar cobertura Wi‑Fi estable a cada rincón de la casa. Para conseguirlo, la conexión entre cada unidad de Google Wifi también tiene que ser estable. Por eso, es fundamental que todas las unidades estén repartidas uniformemente, pero no muy lejos las unas de las otras.

  1. Empieza con la unidad de Google Wifi principal.
  2. Piensa dónde quieres tener buena señal de Wi‑Fi en tu casa. Coloca la siguiente unidad de Google Wifi a medio camino entre la unidad principal y ese sitio. Como regla general, no las sitúes a una distancia de más de dos habitaciones para que funcionen bien.
    Si vives en una casa con varios pisos, coloca la unidad de Google Wifi en un espacio abierto e intenta que no haya muchas cosas a su alrededor.
  3. Busca una toma de corriente cercana y enchufa la unidad.

Repite estos pasos con el resto de unidades de Google Wifi.

Mejorar la cobertura

Realiza una prueba de malla para ver si la conexión de alguna de las unidades de Google Wifi no es estable. Si es estable, no tendrás que moverlas. Si no lo es, prueba estas sugerencias:

  • Campo visual: las unidades de Google Wifi funcionan mejor cuando puedes trazar una línea visual entre ellas. Si quieres mejorar el rendimiento, prueba a cambiar de sitio las unidades de Google Wifi para evitar obstáculos como paredes, puertas o acuarios.
  • Más alto: es posible que, si quitas los dispositivos del suelo y los pones en un lugar elevado, la cobertura mejore.
  • Piensa en la malla entera: las unidades de Google Wifi dependen de otras para proporcionar buena cobertura a toda la casa. Si quieres arreglar una unidad especialmente "débil", es posible que tengas que mover otra unidad.

Si mueves una unidad de Google Wifi, realiza otra prueba de malla para ver si tienes buena conexión en la nueva ubicación.

¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?