Acerca del seguimiento en paralelo

El contenido de este artículo se refiere únicamente a la nueva experiencia de Google Ads. Comprueba qué experiencia de Google Ads estás usando.

Desde el 30 de octubre del 2018, se ha habilitado el seguimiento en paralelo en las campañas de búsqueda y de Shopping en la mayoría de los navegadores. Seguiremos mejorando la cobertura en los próximos meses. Desde el 1 de mayo del 2019, el seguimiento en paralelo estará disponible como función opcional de las campañas de display, y será obligatorio a partir del 31 de julio del 2019. Para las campañas de vídeo estará disponible a finales del 2019. El seguimiento en paralelo no está disponible para las campañas de hoteles, por lo que no tendrás que activarlo para que estas campañas funcionen con normalidad. 

Con el seguimiento en paralelo, las páginas de destino se cargan más rápidamente, lo que puede reducir el número de visitas perdidas. De esta forma, se puede generar un aumento de las conversiones y una mejora del rendimiento de los anuncios. Con este tipo de seguimiento, se dirige a los clientes directamente desde los anuncios a la URL final mientras la medición de clics se hace en segundo plano (sin dirigirlos a las URL de seguimiento primero). 

Importante
 
Ponte en contacto con tu proveedor de medición de clics para asegurarte de que su sistema es compatible con el seguimiento en paralelo. La compatibilidad puede variar según las funciones concretas que hayas habilitado. Si hay alguna incompatibilidad, la medición de clics o la página de destino podrían dejar de funcionar al activar esta opción. Si eres proveedor de soluciones de medición de clics, puedes encontrar más información en nuestra guía para partners.

Cómo funciona

Con el seguimiento en paralelo, se dirige a los clientes directamente a la página de destino mientras la medición de clics se hace en segundo plano.

Así es como funciona el seguimiento en paralelo:

  1. El cliente hace clic en un anuncio.
  2. El cliente llega a la página de destino.

Al mismo tiempo, en segundo plano:

  1. Se carga el sistema de seguimiento de clics de Google Ads.
  2. Se carga la URL de seguimiento.
  3. Si usas más de un sistema de seguimiento de clics, pueden cargarse más redirecciones.

Sin el seguimiento en paralelo, cuando los clientes hacen clic en tus anuncios pasan por una o más redirecciones antes de llegar a la página de destino, lo que significa que tardan más en llegar.

Así es como funciona el seguimiento que no se hace en paralelo:

  1. El cliente hace clic en un anuncio.
  2. Se carga el sistema de seguimiento de clics de Google Ads.
  3. Se carga la URL de seguimiento.
  4. Se cargan las posibles URL de seguimiento adicionales.
  5. El cliente llega a la página de destino.
¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?