Proteger una cuenta pirateada o vulnerada

Hemos detectado actividad inusual en tu cuenta de Google, lo cual significa que puede que la esté utilizando otro usuario. Utiliza la información que figura a continuación para detectar actividad sospechosa, recuperar el acceso a la cuenta y protegerla más.

Paso 1: Inicia sesión en tu cuenta

Inicia sesión en la cuenta de Google que quieres proteger.

Si no puedes iniciar sesión

Ve a la página de recuperación de la cuenta y responde las preguntas lo mejor que puedas. Te recomendamos que sigas estos consejos.

Usa la página de recuperación de la cuenta si:

  • Alguien ha cambiado la información de la cuenta, como la contraseña o el número de teléfono de recuperación.
  • Alguien ha eliminado tu cuenta.
  • No puedes iniciar sesión por otro motivo.

Consejo: Para asegurarte de que inicias sesión en la cuenta correcta, prueba a recuperar tu nombre de usuario.

Paso 2: Revisa la actividad y protege tu cuenta

Revisar la actividad de tu cuenta
  1. Ve a la página Revisión de seguridad.
  2. Toca Actividades recientes relacionadas con la seguridad.
  3. Comprueba si hay actividad sospechosa.
    • Si ves alguna actividad que no has hecho tú, toca No, no fui yo. A continuación, sigue los pasos que aparecen en pantalla para proteger tu cuenta.
    • Si se trata de actividades que has hecho tú, toca . Si todavía crees que otro usuario está utilizando tu cuenta, averigua si ha sido pirateada.
Revisar qué dispositivos usan tu cuenta
  1. Ve a la página Revisión de seguridad.
  2. Toca Tus dispositivos.
  3. Comprueba si hay algún dispositivo que no reconozcas.
    • Si ves alguno, toca ¿No reconoces un dispositivo? A continuación, sigue los pasos que aparecen en pantalla para proteger tu cuenta.
    • Si reconoces todos los dispositivos pero todavía crees que otra persona está usando tu cuenta, averigua si tu cuenta ha sido pirateada.

Paso 3: Aplica más medidas de seguridad

Activar la verificación en dos pasos

La verificación en dos pasos ayuda a mantener a los hackers a raya. Cuando utilizas esta función, inicias sesión con:

  • Algo que sabes (tu contraseña)
  • Algo que tienes (tu teléfono, una llave de seguridad o un código impreso)

De este modo, si te roban la contraseña, la cuenta seguirá estando protegida.

Contactar con el banco o las autoridades locales

Asegúrate de que nadie haya enviado instrucciones a tu entidad bancaria o a la administración como, por ejemplo, una orden de abrir una cuenta o hacer una transferencia. Es importante hacer esta comprobación si:

  • Tienes datos bancarios guardados en tu cuenta, como tarjetas de crédito guardadas en Google Pay o Chrome.
  • Has guardado información personal como datos fiscales o el pasaporte en tu cuenta. Por ejemplo, puedes tener datos personales guardados en Google Fotos, Google Drive o Gmail.
  • Crees que otra persona está usando tu identidad o haciéndose pasar por ti.
Quitar el software malicioso

Si crees que en tu cuenta hay actividad sospechosa, es posible que exista software malicioso que debas quitar. Para reforzar la seguridad de la cuenta, instala y ejecuta un software antivirus de confianza.

También puedes recuperar la configuración de fábrica del ordenador y volver a instalar el sistema operativo.

Importante: Asegúrate de hacer una copia de seguridad de los archivos que necesites. Consulta cómo subir archivos a Google Drive.

Instalar un navegador más seguro

Algunos navegadores de Internet tienen deficiencias de seguridad. Te recomendamos usar uno más seguro, como Google Chrome.

Evitar que te roben la contraseña con la extensión Alerta de Protección de Contraseña

Si introduces tu contraseña en un sitio web que no es de Google, la extensión Alerta de Protección de Contraseña en Google Chrome te lo notificará. De este modo, sabrás si un sitio web está suplantando la identidad de Google para robar tu contraseña.

Proteger tus aplicaciones y dispositivos
Proteger otros productos de Google que uses

Descubrir si alguien ha pirateado tu cuenta

Si detectas cualquiera de estos indicios, podría ser que alguien esté utilizando tu cuenta de Google.

Importante: Si crees que otra persona está usando tu cuenta de Google, cambia la contraseña de inmediato de:

  • Tu cuenta de Google (si no la has cambiado al detectar actividad sospechosa)
  • Aplicaciones y sitios web en los que uses la misma contraseña que utilizas en tu cuenta de Google
  • Aplicaciones y sitios web que te contactan a través de la dirección de correo electrónico de tu cuenta de Google
  • Aplicaciones y sitios web en los que inicies sesión con la dirección de correo electrónico de tu cuenta de Google
  • Aplicaciones y sitios web para los que has guardado contraseñas en tu cuenta de Google

Actividad sospechosa de la cuenta

Cambios desconocidos en la configuración de seguridad más importante

Corrige la configuración inmediatamente si no reconoces algunos cambios efectuados en los siguientes campos:

Actividad financiera no autorizada

Tu actividad financiera podría ser sospechosa si:

Notificaciones de actividad inusual

Nota: Utilizaremos tu número de teléfono y tu dirección de correo electrónico de recuperación para informarte de la actividad sospechosa que detectemos.

Te informaremos de la actividad inusual mediante:

  • Notificaciones sobre inicios de sesión inusuales o dispositivos nuevos que utilicen tu cuenta.
  • Notificaciones en las que se te comunica que tu nombre de usuario o contraseña ha cambiado, pero no lo has hecho tú.
  • Notificaciones sobre alguna otra actividad que no reconoces.
  • Una barra roja en la parte superior de la pantalla con el siguiente mensaje: "Hemos detectado actividad sospechosa en tu cuenta".
  • Tu página "Actividad de los dispositivos y relacionadas con la seguridad".

Actividad sospechosa en los productos de Google que utilizas

Gmail

Configuración de Gmail

Corrige la configuración inmediatamente si no reconoces algunos cambios efectuados en los siguientes campos:

Actividad en Gmail

Tu actividad en Gmail puede ser sospechosa si:

  • Has dejado de recibir correos electrónicos.
  • Tus amigos dicen que han recibido spam o correos electrónicos inusuales tuyos.
  • Tu nombre de usuario ha cambiado.
  • Tus correos electrónicos se han eliminado de la bandeja de entrada y no se encuentran en la papelera. Puedes informar de que los correos electrónicos han desaparecido y posiblemente recuperarlos.
YouTube

Tu actividad en YouTube puede ser sospechosa si:

  • Se han hecho cambios que no reconoces en tu canal de YouTube; por ejemplo, en la foto de perfil, las descripciones, la configuración de correo electrónico o los mensajes enviados.
  • En tu canal de YouTube hay vídeos que no has subido o comentarios que no has hecho.
Google Drive

Tu actividad en Google Drive puede ser sospechosa si:

Google Fotos

Tu actividad en Google Fotos puede ser sospechosa si:

Blogger

Tu actividad en Blogger puede ser sospechosa si:

  • Aparecen entradas que no has publicado en tu blog.
  • Recibes comentarios en entradas que no has publicado.
  • Tu dirección de correo electrónico de Blogger ha cambiado, pero no lo has hecho tú.
  • Tu blog ha desaparecido o se ha bloqueado.
¿Te ha sido útil este artículo?
¿Cómo podemos mejorar esta página?