Cómo funcionan las direcciones IP en Google

Las direcciones de protocolo de Internet (IP) se utilizan para conectarse a Internet e identificar dispositivos de modo que los ordenadores, ya sean de sobremesa, dispositivos móviles o servidores, se puedan comunicar entre sí. 

Tu proveedor de servicios de Internet (por ejemplo, una empresa de telefonía) asigna una dirección IP a tu dispositivo, y es un requisito para usar Internet. Las direcciones IP sirven para que los ordenadores conectados a Internet se reconozcan entre sí y puedan enviarse mutuamente sitios web o servicios. Cuando visitas un sitio web, como google.com, tu proveedor de servicios de Internet utiliza tu dirección IP para que el sitio web se abra en el dispositivo que estás utilizando.

Cómo utiliza Google las direcciones IP

Google utiliza direcciones IP en casi todas las actividades que lleva a cabo, ya sea crear centros de datos, desarrollar productos como la Búsqueda o Maps, u ofrecerte la posibilidad de ver vídeos de YouTube en tu teléfono.

Tu dirección IP permite a Google ofrecerte el contenido que buscas. Las direcciones IP también se utilizan de otras formas; por ejemplo, para mostrarte resultados relevantes basados en tu ubicación y mantener protegida tu cuenta.

Para ofrecerte resultados locales usando tu ubicación

Las direcciones IP se basan fundamentalmente en la ubicación geográfica, de forma similar a los prefijos telefónicos. Esto significa que las aplicaciones o los sitios web que utilices, incluido google.com, pueden calcular la zona general en la que te encuentras mediante tu dirección IP. Gracias a este cálculo, Google puede ofrecerte resultados relevantes basados en tu ubicación.

Por ejemplo, Google puede usar tu dirección IP para decirte el tiempo que va a hacer en la ciudad en la que te encuentras cuando busques tiempo. Consulta cómo gestionar tu ubicación en Google.

Importante: Internet no funciona sin direcciones IP. En general, los sitios, aplicaciones o servicios que utilizas, como Google, pueden detectar información sobre tu ubicación.

Para mantener protegida tu cuenta

Cuando utilizas tu cuenta para iniciar sesión o consultas los dispositivos en los que has iniciado sesión, usamos la dirección IP para calcular la zona general en la que se encuentra tu dispositivo.

No obstante, puede que veas actividad de una ubicación que no reconoces:

Ubicación desconocida

En algunos casos, Google no puede calcular la ubicación estimada a partir de una dirección IP. En ese caso, se indicará que la actividad procede de una "ubicación desconocida". Para comprobar si la actividad fue tuya o no, puedes fijarte en otros detalles, como la hora de la actividad y el navegador utilizado. Si la hora o el navegador no coinciden con lo que tú recuerdas, haz la Revisión de Seguridad para proteger tu cuenta.

No reconozco esta ubicación

Aunque hacemos todo lo posible por que la zona general se muestre correctamente en la cuenta de Google, a veces es posible que veas actividad de ubicaciones que no son la tuya. Normalmente, esto sucede cuando utilizas tu cuenta en una red móvil, pero también puede suceder con otras redes. Si la ubicación indicada está muy lejos o no tienes claro si la actividad es tuya (por ejemplo, si no reconoces el dispositivo o el navegador que se utilizó), haz la Revisión de Seguridad para proteger tu cuenta.

Qué aspecto tiene una dirección IP

Tu dirección IP será un identificador, como "203.0.113.42" o "2001:0002:14:5:1:2:bf35:2610".

¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?
Búsqueda
Borrar búsqueda
Cerrar búsqueda
Aplicaciones de Google
Menú principal
Buscar en el Centro de ayuda
true
100334
false