¿Qué son los derechos de autor?

¿Qué tipos de obras están sujetas a derechos de autor?

Los derechos de autor otorgan a su titular el derecho exclusivo de usar la obra, con algunas excepciones. Cuando alguien crea una obra original y la fija en un soporte físico, automáticamente se convierte en el titular de los derechos de autor de dicha obra.

Hay muchos tipos de obras que pueden estar protegidas por derechos de autor. Por ejemplo:

  • Obras audiovisuales, como programas de televisión, series, películas y vídeos online
  • Grabaciones de sonido y composiciones musicales
  • Obras escritas, como lecciones, artículos, libros y composiciones musicales
  • Obras visuales, como pinturas, carteles y anuncios
  • Videojuegos y programas de software
  • Obras dramáticas, como obras de teatro y musicales

La Copyright Office (oficina de derechos de autor de EE. UU.) dispone de información online sobre este tema. Además, puedes consultar a un abogado si quieres más detalles.

¿Puedo usar contenido de una obra protegida por derechos de autor?

Los titulares de los derechos de autor tienen derecho a controlar la mayoría de los usos que se hacen de sus obras. En algunos casos, es posible utilizar una obra protegida por derechos de autor sin infringir estos derechos:

  • Si te has puesto en contacto con el titular de los derechos de autor y te ha permitido usar el contenido. Se recomienda obtener un permiso por escrito; por ejemplo, mediante un contrato de licencia.
  • Algunos titulares de derechos de autor ponen sus obras a disposición del público para reutilizarlas sin compensación (con algunos requisitos). Para obtener más información al respecto, puedes consultar el sitio de las licencias Creative Commons.
  • En algunos casos, puedes usar contenido de una obra protegida por derechos de autor sin el permiso del titular de los derechos. Esto se debe a que algunos usos de obras protegidas por derechos de autor se consideran "uso legítimo" o pueden constituir limitaciones o excepciones de la legislación sobre derechos de autor. Si no sabes con seguridad si el uso de una obra es legal sin permiso, consúltalo con un abogado.

¿Qué ocurre si declaro que no tengo intención de infringir los derechos de autor?

Si no tienes permiso para usar una obra protegida por derechos de autor, tu contenido se puede retirar aunque:

  • Hayas reconocido la autoría del titular de los derechos.

Algunos titulares de derechos de autor exigen este reconocimiento al darte permiso para usar su obra. En algunos casos, es posible que también tengas que mencionar al titular de los derechos de autor si tienes pensado hacer un uso legítimo de su obra. Sin embargo, esto no te otorga automáticamente el derecho a usar el contenido sin permiso.

  • Hayas comprado el contenido, incluida una copia física o digital.

Si tienes una copia, puedes venderla o dársela a un amigo. Sin embargo, no puedes compartir ese contenido públicamente en Internet.

  • No obtengas beneficios del contenido.

Aunque es más probable que el uso no comercial se considere legítimo, o que cumpla los requisitos de algunas licencias, el hecho de no obtener beneficios no siempre implica que el uso sea legítimo.

  • Hayas visto contenido similar en otros lugares de Internet.

Es posible que otros usuarios hayan recibido permiso para compartir el contenido o que lo utilicen de una forma que se pueda considerar legítima.

  • Hayas grabado personalmente el contenido de la televisión, un cine o la radio.

Hacer una copia de una de estas fuentes no te otorga los derechos del contenido subyacente.

  • Hayas copiado personalmente el contenido de un libro de texto, del cartel de una película o de una fotografía.

Al igual que en el caso anterior, hacer tu propia copia no te otorga los derechos del contenido subyacente.

  • Hayas indicado que no pretendes infringir los derechos de autor.

Esto nunca sirve. La infracción de derechos de autor es un delito de "responsabilidad objetiva". Eso significa que, cuando los tribunales deciden si se trata de una infracción de los derechos de autor, no tienen en cuenta si tu intención era infringir los derechos o no.

¿Puede Google determinar la titularidad de los derechos de autor?

No. Google no puede actuar como intermediario en las disputas de titularidad de derechos. Cuando recibimos una solicitud de retirada por infracción de derechos de autor completa y válida, retiramos el contenido tal y como exige la ley. Si recibimos una contranotificación válida, la reenviamos a la persona que solicitó la retirada. Si sigue habiendo una disputa, son las partes implicadas las que tienen que resolver el problema en los tribunales.

¿Qué diferencia hay entre los derechos de autor y una marca? ¿Qué son las patentes?

Los derechos de autor son solo una forma de propiedad intelectual. No son lo mismo que una marca, que evita que otros usuarios utilicen el nombre de la marca, los lemas, los logotipos y otros identificadores originales con fines específicos. También se diferencian de la legislación de patentes, que ampara los inventos.

¿Qué diferencia hay entre los derechos de autor y la privacidad?

Solo por el hecho de aparecer en un vídeo, una imagen o una grabación de audio no significa que seas el titular de los derechos de autor de ese material. Por ejemplo, si una amiga te hace una foto, ella sería la titular de los derechos de autor de la imagen. Si uno de tus amigos u otra persona sube sin tu permiso un vídeo, una imagen o una grabación en los que sales y crees que vulnera tu privacidad o tu seguridad, puedes presentar una reclamación de privacidad.

Requisitos de las notificaciones de infracción de derechos de autor

La manera más sencilla de presentar una reclamación es a través de la herramienta para solucionar problemas legales.

Las notificaciones de derechos de autor deben incluir los siguientes elementos. Si no incluyes esta información, no podremos hacer nada para satisfacer tu solicitud:

1. Tu información de contacto

Debes incluir tu información para que podamos ponernos en contacto contigo en relación con tu reclamación (por ejemplo, una dirección de correo electrónico, tu dirección física o un número de teléfono).

2. Una descripción de la obra cuyos derechos consideras que se han infringido

En la reclamación, asegúrate de describir de forma clara y detallada el contenido protegido por derechos de autor que quieres proteger. Si en la reclamación incluyes varias obras protegidas, la ley permite especificar una lista representativa de dichas obras.

3. Cada una de las URLs presuntamente infractoras

La reclamación debe incluir la URL específica del contenido que consideras que infringe tus derechos o no podremos localizarlo. No es suficiente con incluir información general sobre la ubicación del contenido. Necesitamos la URL o las URLs del contenido exacto objeto de la reclamación.

4. Debes aceptar y confirmar las siguientes declaraciones:

  • "Creo de buena fe que el uso de los materiales protegidos por derechos de autor anteriormente descritos como presuntamente infractores no está autorizado por el titular de los derechos de autor, por su agente ni por la ley".
  • "La información incluida en esta notificación es precisa y juro, bajo pena de perjurio, que soy el titular de los derechos de autor o una persona autorizada para actuar en nombre del propietario de un derecho exclusivo presuntamente infringido".

5. Tu firma

Para que una reclamación esté completa, debe incluir la firma física o electrónica del titular de los derechos de autor o de un representante autorizado para actuar en su nombre. Para cumplir este requisito, puedes escribir tu nombre y apellidos como firma en la parte inferior de la reclamación.

Aplicaciones de Google
Menú principal
Buscar en el Centro de ayuda
false
false
false
false