Cómo utilizar los archivos de expansión APK

Normalmente, las pequeñas aplicaciones que se descargan rápidamente son las que ofrecen una experiencia de usuario óptima. No obstante, si tu aplicación requiere más de 50 MB de espacio, puedes utilizar archivos de expansión para almacenar más recursos APK. Además de los 50 MB originales, Google almacenará dos archivos de expansión por aplicación, cada uno de los cuales puede tener un tamaño de hasta 2 GB. Un archivo será el archivo de expansión principal y el otro es un archivo de expansión de parche opcional, que normalmente se utiliza para proporcionar pequeñas actualizaciones de parches para el archivo de expansión principal. Los archivos de expansión pueden ser cualquier tipo de archivo y se guardan en la ubicación de almacenamiento compartido del dispositivo (como la partición del USB instalable o de la tarjeta SD), donde tu aplicación puede acceder a ellos. Cada URL del archivo de extensión emitida es única para cada descarga.

Google Play almacena los archivos de expansión de tu aplicación sin coste adicional. Siempre que sea posible, Google Play descargará estos archivos al instalar o actualizar tu aplicación. En algunos casos, tu aplicación deberá seguir descargando los archivos de expansión, pero Google Play siempre proporcionará el alojamiento. Asimismo, el código se ofrece para obtener la URL y otra información de descarga.

NOTA: debido a una limitación actual de la nueva consola de Google Play para desarrolladores, no podrás añadir archivos de expansión adicionales al primer archivo APK que subas para una nueva aplicación. Para solucionar este problema, sube primero un archivo APK de marca de posición y, a continuación, sustitúyelo por un archivo APK que incluya los archivos de expansión adicionales que necesitas. Todo este proceso se puede realizar cuando la aplicación sigue en estado de borrador, por lo que no afectará a los usuarios potenciales.

Más información sobre cómo crear, descargar, leer y probar archivos de expansión