Acceder a Chrome

Cuando accedes a Chrome, no debes preocuparte porque la configuración quede "atascada" en un dispositivo. El historial, los marcadores, las contraseñas y otras preferencias del navegador Chrome se pueden guardar y sincronizar con la cuenta de Google a fin de que puedas acceder a ellos desde cualquier dispositivo.

Más información sobre cómo acceder a Chrome
  • Acceder a Chrome facilita el uso de servicios de Google, como Gmail, YouTube y Maps, ya que generalmente solo tienes que acceder una vez desde el navegador. De esta forma, Google y Chrome pueden ofrecerte una experiencia uniforme en todos los servicios de Google.

  • La configuración y los datos se sincronizan con la cuenta de Google. Cuando accedes a Chrome, la configuración de Chrome de esa computadora se guarda y se sincroniza con la cuenta de Google. Cuando accedes a la misma cuenta desde una computadora o un dispositivo diferentes, Chrome pone a disposición la configuración guardada.

  • Si te roban o se rompe la computadora, puedes recuperar el historial, la configuración y los datos, como los marcadores, las aplicaciones, las extensiones, los temas, etc. Solo debes acceder a Chrome para recuperarlos.

  • Si estás usando una computadora pública o poco confiable, no accedas a Chrome. Cuando configuras Chrome con la cuenta de Google, se guarda una copia de los datos en la computadora que estás usando, de modo que otras personas que usan la misma computadora pueden acceder a ella. Para eliminar tus datos, tendrás que eliminarte de Chrome.

  • Los cambios que realices en Chrome se sincronizarán de inmediato. Si accediste a Chrome desde varios dispositivos y tienes la sincronización habilitada, los cambios que realices en Chrome en un dispositivo se aplicarán automáticamente en los otros dispositivos.

  • Protege tus datos. Para mantener segura tu información, los datos sincronizados se encriptan cuando pasan de la computadora a los servidores de Google. Para brindar una capa de protección adicional, las contraseñas guardadas se encriptan en los servidores de Google con una clave criptográfica. También tienes la opción de encriptar todos tus datos sincronizados. Puedes eliminar los datos sincronizados de la cuenta en cualquier momento.

Acceder a Chrome

Para acceder a Chrome, necesitarás una cuenta de Google. Cuando tengas una, sigue los pasos que aparecen a continuación para el dispositivo que estás usando.

Desde la computadora

Para acceder a Chrome desde la computadora, sigue estos pasos:

  1. En la esquina superior derecha de la ventana del navegador, haz clic en el botón con tu nombre o dirección de correo electrónico.
  2. Haz clic en Acceder a Chrome.
  3. Accede con tu cuenta de Google.
  4. Verás una nota de bienvenida con tu nombre. Haz clic en Configuración para personalizar la configuración de sincronización. Esta acción te permite elegir qué información se compartirá en todos los dispositivos desde los que accedas a Chrome.

Si compartes la computadora con otras personas, obtén información sobre cómo administrar a varias personas en Chrome.

Desde la Chromebook

Obtén información sobre cómo personalizar la configuración de sincronización en una Chromebook.

Desde el dispositivo Android

Para acceder a Chrome desde tu dispositivo Android, sigue estos pasos:

  1. Abre el menú de Chrome.
    En el teléfono, puede tratarse de un ícono o un botón. Puede verse así Menu o Menu.
  2. Toca Configuración > Acceder a Chrome.
  3. Toca la cuenta que deseas utilizar.
  4. Toca Acceder.
Desde la aplicación para iPhone y iPad

Para acceder a Chrome desde iPhone o iPad, sigue estos pasos:

  1. Toca el menú de Chrome Chrome menu.
  2. Toca Configuración > Acceder a Chrome.
  3. Ingresa el nombre de usuario y la contraseña de la cuenta de Google.

Note: Si anteriormente creaste una frase de contraseña de sincronización para encriptar los datos, se te pedirá que proporciones la frase de contraseña al acceder a la cuenta. Si olvidas la frase de contraseña, tendrás que restablecer la sincronización.

Salir de Chrome

Cuando sales de Chrome, tus datos dejan de sincronizarse con la cuenta de Google del dispositivo que estás usando. Sin embargo, seguirán existiendo datos almacenados en el dispositivo desde cuando accediste.