Políticas

Cómo evita Google la actividad no válida

Nuestros especialistas supervisan detenidamente las impresiones y los clics en los anuncios de Google para proteger tanto tus intereses como los de los anunciantes. Nos valemos de sistemas automáticos y de revisiones manuales para analizar todos los clics e impresiones, y determinar si ha habido clics no válidos que aumenten artificialmente los costes de los anunciantes o los ingresos de los editores.

La tecnología propiedad de Google analiza los clics y las impresiones para precisar si se ajustan a un patrón de uso que aumente de forma artificial los costes de los anunciantes o los ingresos de los editores. El sistema que utilizamos emplea filtros sofisticados para distinguir entre la actividad generada por el uso normal por parte de los usuarios y la que pueda suponer un riesgo para los anunciantes. Algunos ejemplos de actividad no válida son los clics o impresiones generados por usuarios carentes de ética, robots y fuentes de tráfico automatizados, y los editores que animan a hacer clic en sus anuncios. El sistema nos permite filtrar la mayoría de los clics e impresiones no válidos, por los que no se cobra a los anunciantes.

Para detectar la actividad no válida, además de contar con este sistema automático, tenemos también un equipo especializado que utiliza herramientas especiales y técnicas basadas en nuestra amplia experiencia en el análisis de situaciones y en el seguimiento y la supervisión del comportamiento de los usuarios. Actualizamos continuamente los mecanismos de detección para anticiparnos a la actividad no válida y combatirla.

Si quieres obtener más información sobre los sistemas y procesos que utilizamos para evitar este tipo de actividad, visita el Centro de Recursos para el Control de Calidad del Tráfico de Anuncios.

¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?