Vídeos bloqueados y considerados privados

En YouTube creemos que es posible solucionar los problemas de uso inadecuado y conseguir resultados reales y positivos para que los creadores y usuarios de todo el mundo puedan disfrutar de la plataforma. Uno de nuestros métodos para conseguirlo consiste en prohibir el uso de etiquetas engañosas e irrelevantes.

Si detectamos que tu vídeo infringe nuestras políticas, es posible que lo bloqueemos convirtiéndolo en privado. Si esto ocurre, los usuarios no podrán verlo. Si un espectador tiene un enlace al vídeo, este aparecerá como no disponible.

¿Cómo puedo saber si le ha ocurrido esto a uno de mis vídeos?

Recibirás un correo electrónico en el que te informaremos de que uno de tus vídeos se ha bloqueado y que en consecuencia ha pasado a ser privado. En ciertos casos, puedes presentar una apelación. Es posible que recibas más correos electrónicos con instrucciones sobre cómo seguir con dicho proceso.

¿Qué ocurre si uno de mis vídeos se bloquea y se considera privado?

El vídeo ya no aparecerá en tu canal ni en los resultados de búsqueda, y los demás usuarios no podrán verlo. Tampoco podrán verlo tus suscriptores. A diferencia de los vídeos que los usuarios configuran como privados, no podrás cambiar su estado hasta que nos lo envíes para que lo volvamos a revisar y constatemos que el vídeo no infringe nuestras políticas.

Si se bloquea uno de tus vídeos, no recibirás ninguna falta en tu cuenta. En el Gestor de Vídeos puedes solucionar el problema y presentar una apelación para que se vuelva a revisar el vídeo. Sigue los pasos que detallamos a continuación para apelar.

¿Cómo puedo solucionarlo?

  1. Revisa las Normas de la Comunidad y las lecciones de la Academia de Creadores de YouTube.
  2. Asegúrate de que tu contenido cumple nuestras normas.
  3. Apela la decisión desde YouTube Studio si has corregido los problemas o consideras que nos hemos equivocado.

No podrás apelar un vídeo que se haya bloqueado y considerado privado por haberse subido a través de un servicio de API no verificado. Tendrás que volver a subirlo mediante un servicio de API verificado o a través de la aplicación o el sitio web de YouTube. También puedes solicitar una auditoría de API para el servicio de API no verificado.

Para que tu vídeo no vuelva a bloquearse y aplicársele el estado privado, no debes publicar contenido que se ajuste a estas descripciones: 

  • Que tenga etiquetas engañosas o irrelevantes en las secciones "Descripción" y "Etiqueta". Consulta más información en nuestro artículo sobre las prácticas recomendadas para los metadatos.
  • Que se haya subido a través de un servicio de API de terceros no verificado.

Ten en cuenta que esta lista no es exhaustiva. 

Si mi apelación da resultado, ¿mi vídeo volverá a ser público automáticamente?

No. Si puedes apelar la decisión y constatamos que el vídeo no infringe nuestras políticas, podrás publicarlo, pero su estado no cambiará automáticamente. El vídeo seguirá siendo privado hasta que modifiques su configuración de privacidad. Queremos que seas tú quien decida cuándo se hacen públicos tus vídeos.

¿Cómo afecta este proceso a la monetización?

No se pueden obtener ingresos con los vídeos bloqueados y marcados como privados. Si envías una apelación y decidimos que el vídeo ya no infringe nuestras políticas, se reanudará la monetización.
¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?