Solucionar problemas de audio o vídeo al subir archivos

Si tienes problemas con el sonido o con la imagen del vídeo que has subido, sigue los pasos que aparecen a continuación para intentar solucionarlos.

El vídeo nuevo no se reproduce en los formatos de alta resolución (como 4K o 1080p)

Cuando subes un vídeo, se procesa primero en baja resolución; ya que así el proceso de subida se completa más rápidamente. Puede que los formatos de mayor resolución, como 4K o 1080p, se procesen más despacio. Mientras se procesa el vídeo, es posible que no pueda verse con resoluciones superiores durante varias horas. 

Si quieres que tus vídeos nuevos estén disponibles en todas las resoluciones, prueba a subirlos como ocultos inicialmente. Siempre puedes hacerlos públicos cuando todas las resoluciones estén disponibles. Más información sobre la calidad de vídeo en nuevas subidas

Nota: Puede que los formatos de mayor resolución, como 4K, no estén disponibles en algunos dispositivos o navegadores debido a las limitaciones de la plataforma.

Los colores no se muestran correctamente

Si los colores no aparecen de forma correcta, comprueba que las características de la transferencia, los colores primarios y los metadatos de los coeficientes de la matriz de colores del vídeo coincidan con el modo en que este se masterizó.

Si los colores siguen sin renderizarse correctamente, puede deberse al navegador o al dispositivo. Para aislar el problema, prueba a reproducir el vídeo original y el que subiste a YouTube en otros navegadores.

El sonido y el vídeo no están sincronizados

Asegúrate de que las pistas de audio y de vídeo tengan la misma duración. Si la duración de la pista de audio no coincide con la de vídeo, es posible que el audio y el vídeo no estén sincronizados.

Si quieres cambiar las pistas de audio y de vídeo, utiliza un software de edición de vídeo antes de subir tu contenido a YouTube.

El sonido se reproduce en un ordenador, pero no en un dispositivo móvil

Si el audio de tu vídeo se escucha en ordenadores, pero no en dispositivos móviles, es posible que no tenga una buena compatibilidad mono.
El audio de los vídeos suele ser en estéreo para que el sonido salga por los altavoces izquierdo y derecho (como con los auriculares). Sin embargo, la mayoría de los dispositivos móviles solo tienen un altavoz, así que cuando reproducen un audio en estéreo, lo convierten a mono (un solo altavoz) antes de que se reproduzca el vídeo. 
Si el audio de tu vídeo no tiene una buena compatibilidad mono, perderá calidad o se silenciará durante el proceso de conversión. Esto suele ocurrir cuando en un mismo vídeo se combinan diferentes grabaciones de audio.
Asegúrate de que no haya desfase en el sonido. 
Otros problemas relacionados con el vídeo o el audio

Los problemas de audio y de imagen más frecuentes suelen solucionarse al cambiar la configuración del vídeo. Sigue estos pasos para revisar y modificar la configuración de tu vídeo:

 Abre el vídeo en un programa de edición de vídeo

Puedes abrirlo sin procesar en un ordenador con un programa de edición de vídeo. Si lo has grabado con un dispositivo móvil, puedes abrirlo con una aplicación de edición móvil.

 Verifica la configuración del vídeo

En tu editor de vídeo, comprueba que los ajustes del vídeo coinciden con nuestra configuración de subida recomendada.

Configuración de vídeo:
  • Tipo de compresión: H.264
  • Frecuencia de imagen: los valores preferidos son 24, 25, 30, 48, 50 y 60 FPS. También se aceptan otros menos habituales, como 23,98; 29,97; y 59,94 FPS.
  • Velocidad de datos: automática
  • Fotogramas ref.: Automático
  • Reordenación de fotogramas: sin activar
Configuración de audio o sonido:
  • Formato: AAC-LC
  • Tasa de bits: de 128 kbps a 256 kbps
  • Frecuencia de muestreo: 44,1 o 48 kHz
Otros ajustes:
  • Tamaño: selecciona el tamaño original del vídeo.

 Guarda y exporta el vídeo

Cuando el vídeo tenga la configuración recomendada, vuelve a subirlo a YouTube.

¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?