Agente de usuario APIs-Google

APIs-Google es el agente de usuario que utiliza APIs de Google para enviar mensajes de notificaciones push. Los desarrolladores de aplicaciones pueden solicitar dichas notificaciones para no tener que sondear de forma continua los servidores de Google cuando quieran saber si han cambiado los recursos en los que están interesados. Para asegurarse de que nadie haga un uso inadecuado del servicio, Google requiere que los desarrolladores demuestren que son los propietarios del dominio antes de permitirles registrar una URL que tenga como ubicación un dominio en el que quieren recibir los mensajes.

Cómo accede APIs-Google a un sitio web

APIs-Google envía cada una de las notificaciones push mediante una solicitud HTTPS POST. Si la solicitud no se puede enviar debido a un error temporal, APIs-Google volverá a enviar la notificación. Seguirá intentándolo, si aún no consigue enviarse correctamente, basándose en una programación de interrupciones exponenciales, durante un plazo máximo de varios días.

La frecuencia con la que APIs-Google accede a tu sitio web varía según la cantidad de solicitudes de notificación push que se hayan creado para usarse en los servidores del sitio web, la rapidez al actualizar los recursos supervisados y el número de reintentos. En consecuencia, los patrones de tráfico de APIs-Google pueden ser coherentes en algunas situaciones, pero en otras el tráfico puede ser esporádico o tener picos.

Habilitar el sitio web para APIs-Google

APIs-Google utiliza HTTPS para enviar notificaciones push, por lo que tu sitio web debe tener un certificado SSL válido. Entre los certificados no válidos se incluyen los siguientes:

  • Certificados con firma automática
  • Certificados firmados por fuentes que no son de confianza
  • Certificados revocados

Para evitar el envío de solicitudes de reintento innecesarias, asegúrate de que tu aplicación está bien diseñada y responde de forma rápida a las notificaciones (en cuestión de segundos).

Impedir que APIs-Google llame a un sitio web

APIs-Google no rastrea la web de forma aleatoria. Para que te llame, tienes que registrarte para recibir notificaciones push de una API. Por lo tanto, hay dos cosas que puedes hacer para impedir que APIs-Google llame a tu sitio web:

  • Darse de baja de las notificaciones. Si administras un dominio con subdominios o subespacios de URL de diferentes propietarios o que se administran por separado, es posible que alguno de los propietarios de los subdominios haya configurado una aplicación que utilice notificaciones push. Si quieres bloquear APIs-Google, ponte en contacto con quien pueda haber configurado una aplicación de este tipo y pídele que la inhabilite.
  • Utilizar un archivo robots.txt. El agente de usuario que hay que especificar en el archivo robots.txt es APIs-Google. APIs-Google no sigue las directivas Googlebot. Puede que haya un pequeño retraso hasta que APIs-Google descubra el cambio que realices en tu archivo robots.txt. Si APIs-Google continúa enviando mensajes a tu sitio web varios días después de haberlo bloqueado en el archivo robots.txt, comprueba que el archivo robots.txt se encuentra en la ubicación adecuada.

Verificar la procedencia de la llamada

Si sospechas que estás recibiendo solicitudes falsas, puedes comprobar si de verdad la llamada del robot que accede a tu servidor procede de google.com. Busca en tus registros cualquier dirección IP que se identifique como el agente de usuario APIs-Google. Una petición de DNS inversa tiene que ser un dominio googlebot.com o google.com.

¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?