Cómo revisar los títulos y los fragmentos de las páginas

La generación de títulos y descripciones de páginas (o fragmentos) que lleva a cabo Google es un proceso completamente automatizado en el que se tienen en cuenta tanto el contenido de una página como las referencias a esa página que aparecen en la Web. La finalidad del fragmento y del título es representar y describir cada resultado y explicar su relación con la consulta del usuario de la mejor forma posible.

Cuanta más información nos proporciones, mayores serán las posibilidades de crear un mejor fragmento para tu resultado de búsqueda. Los fragmentos enriquecidos permiten a los webmasters que dispongan de sitios con contenido estructurado como, por ejemplo, sitios de opinión o datos de empresas, etiquetar su contenido para especificar claramente que cada fragmento de texto etiquetado represente un determinado tipo de datos (por ejemplo, el nombre de un restaurante, una dirección o una puntuación). Para obtener más información sobre cómo pueden mejorar los fragmentos enriquecidos las entradas de tu sitio que aparecen en los resultados de búsqueda, consulta esta página.

Empleamos distintas fuentes para esta información, incluidos los datos descriptivos del título y las metaetiquetas de cada página. También podemos utilizar información que se encuentra a disposición pública, como texto de anclaje o entradas de Open Directory Project (DMOZ), o crear fragmentos enriquecidos basados en el marcado de la página.

Aunque no podemos cambiar manualmente títulos o fragmentos de sitios específicos, trabajamos continuamente para que sean lo más relevantes posible. Si quieres ayudarnos a mejorar la calidad del título y del fragmento de tus páginas, sigue las directrices generales que se indican a continuación.

  • Crear títulos de páginas descriptivos
  • Crear metadescripciones buenas
  • Evitar que los motores de búsqueda muestren datos DMOZ en los resultados de búsqueda de tu sitio

Crear títulos de páginas descriptivos

Los títulos son esenciales para proporcionar a los usuarios una idea general sobre el contenido de la página de un resultado y sobre los motivos por los que ese resultado es relevante para su consulta. El título suele ser el principal elemento que se tiene en cuenta a la hora de decidir el resultado en el que se hace clic, así que es importante que utilices títulos de buena calidad en tus páginas web.

A continuación te ofrecemos algunos consejos para la gestión de los títulos:

  • Tal como se ha explicado anteriormente, asegúrate de haber especificado el título de todas las páginas del sitio en la etiqueta <title>. Si tu sitio es grande y te preocupa haber olvidado el título en alguna parte, en la página de sugerencias sobre HTML de Herramientas para webmasters de Google se enumeran las etiquetas <title> del sitio que faltan o que son potencialmente problemáticas.

  • Los títulos de las páginas deben ser descriptivos y concisos. Evita descripciones vagas como "Inicio" para la página principal o "Perfil" para el perfil de una persona determinada. También debes evitar los títulos innecesariamente largos o ampulosos, ya que probablemente aparecerán cortados en los resultados de búsqueda.

  • Evita el uso excesivo de palabras clave. A veces, puede resultar útil incluir algunos términos descriptivos en el título, pero no es necesario repetir las mismas palabras o frases varias veces. Un título como "Loquesea, lo quesea, loque sea, lo que sea" en el que se usan demasiadas palabras clave no aporta nada al usuario y puede hacer que los resultados de esa página tengan aspecto de spam para Google y para los usuarios.

  • Evita el uso de texto repetido o estereotipado. Es importante que utilices títulos diferentes y descriptivos para las distintas páginas de tu sitio. Si utilizas, por ejemplo, el título "Productos a buen precio" para todas las páginas de un sitio de comercio, los usuarios no podrán saber en qué se diferencia una página de otra. Tampoco son buenos los títulos largos que varían en una sola palabra (títulos estereotipados); por ejemplo, un título estandarizado como "<nombre del grupo> - Encuentra vídeos, letras, pósteres, álbumes, críticas y conciertos" contiene una gran cantidad de texto informativo. Una posible solución es actualizar de forma dinámica el título para que refleje mejor el contenido real de la página incluyendo, por ejemplo, las palabras "vídeo", "letras", etc. solamente si la página en cuestión contiene vídeos, letras, etc. Otra opción es utilizar solo "<nombre del grupo>" como título breve y emplear las metadescripciones (explicadas a continuación) para describir el contenido del sitio. En la página de sugerencias sobre HTML de Herramientas para webmasters de Google aparecen todos los títulos duplicados que haya detectado Google en tus páginas.

  • Identifica tu sitio en los títulos, pero brevemente. El título de la página principal del sitio es el mejor lugar para incluir información adicional sobre el sitio, por ejemplo, "SitioSocialEjemplo, un lugar para conocer gente e interactuar". Sin embargo, mostrar este texto en el título de todas las páginas del sitio podría hacer que la lectura resulte engorrosa y repetitiva si se presentan varias páginas del sitio para la misma consulta. Una posible solución es incluir únicamente el nombre del sitio al principio o al final del título de todas las páginas separándolo del resto del contenido del título mediante un delimitador (por ejemplo, un guión, dos puntos o una raya vertical) como en el siguiente ejemplo:
    <title>EjemploSitioSocial: regístrate para obtener una cuenta nueva.</title>

  • No evites que los motores de búsqueda rastreen tus páginas. El uso del protocolo de robots.txt puede impedir que Google rastree las páginas de tu sitio, pero no siempre puede evitar que se indexen. Por ejemplo, Google puede indexar una página de tu sitio si la encuentra siguiendo un enlace de otro sitio. Para mostrar esa página en los resultados de búsqueda, tendrá que utilizar algún título y, al no tener acceso al contenido de esa página, utilizará contenido externo (por ejemplo, texto de anclaje de otros sitios). Para impedir realmente que se indexe una URL, puedes utilizar metaetiquetas.

Si detectamos alguna de las incidencias anteriores en el título de un resultado, podemos intentar generar un título mejor a partir de texto de anclajes, texto incluido en páginas u otras fuentes. Sin embargo, en algunos casos, incluso cuando las páginas tienen títulos bien elaborados, concisos y descriptivos, Google puede mostrar diferentes títulos en los resultados de búsqueda para ofrecer al usuario la información más relevante para su consulta. Hay una razón simple para esto: la etiqueta del título tal como la especifica un webmaster es estática y fija independientemente de la consulta. Por el contrario, una vez que Google conoce la consulta del usuario, en muchos casos puede ofrecerle un texto alternativo de una página que justifique mejor la relevancia del resultado. El uso de ese texto alternativo como título es útil para el usuario y también puede serlo para el sitio del webmaster. Los usuarios analizan los resultados buscando los términos de su consulta u otros signos de relevancia, por lo que un título adaptado a la consulta puede aumentar las opciones de recibir clics de destino.

Si ves que tus páginas aparecen en los resultados de búsqueda con los títulos modificados, comprueba si los que habías definido tienen algunos de los problemas anteriores. Si no, ten en cuenta que es posible que los títulos alternativos se adapten mejor a las consultas. Si sigues pensando que el título original es mejor, háznoslo saber en nuestro Foro de ayuda para webmasters.

Crear metadescripciones buenas

El atributo de una descripción incluido en la etiqueta <meta> es una buena manera de proporcionar un resumen breve y legible del contenido de cada página. En algunas ocasiones, podemos utilizar la metadescripción de una página en los fragmentos de resultados de búsqueda si consideramos que ofrece a los usuarios una información más precisa que la que se puede obtener a través del contenido de la página. El uso de metadescripciones precisas puede aumentar el número de clics de tus páginas. A continuación, te ofrecemos algunas directrices que te pueden servir para utilizar correctamente las metadescripciones:

  • Asegúrate de que todas las páginas de tu sitio tengan una metadescripción. En la página Sugerencias sobre HTML de las Herramientas para webmasters de Google, puedes ver las páginas en las que Google ha detectado que falta una metadescripción o que la metadescripción utilizada presenta alguna incidencia.

  • Diferencia las descripciones de cada página. Utilizar descripciones idénticas o similares para todas las páginas de un sitio no resulta útil cuando aparecen varias páginas en los resultados web. En estos casos, existen menos posibilidades de que mostremos el texto estereotipado. Si es posible, crea descripciones exactas de la página concreta. Utiliza descripciones del sitio en la página principal o en otras páginas generales y descripciones concretas de página en todas las demás. Si no tienes tiempo para crear una descripción para cada página, prioriza el contenido: crea por lo menos una descripción de las URL más importantes como, por ejemplo, la página principal y las páginas más visitadas.

  • Incluye información bien etiquetada en la descripción. La metadescripción no tiene por qué tener únicamente formato de frase. También puede incluir datos estructurados sobre la página. Por ejemplo, en las noticias o en las entradas de blog se puede indicar el autor, la fecha de publicación o información de la firma. Ello ofrece a los posibles lectores información muy relevante que de otro modo no aparecería en el fragmento. De igual modo, las páginas de un producto pueden incluir información clave, como el precio, la antigüedad o el fabricante, distribuida por una página. Una buena metadescripción puede reunir todos estos datos. Por ejemplo, la descripción siguiente ofrece información detallada sobre un libro.
    <meta name="Description" content="Autor: A.N. Autor, 
    ilustrador: P. Imagen, categoría: Libros, precio: 17,99 $, 
    Páginas: 784">

    En este ejemplo, la información está claramente etiquetada y separada.


  • Genera descripciones mediante programación. En algunos sitios, como las fuentes de noticias, generar una descripción única y precisa de cada página es muy sencillo: dado que cada artículo se escribe a mano, añadir una frase descriptiva requiere un esfuerzo mínimo. En los sitios que disponen de bases de datos de mayor envergadura, como los agregadores de productos, escribir descripciones a mano puede resultar imposible. Sin embargo, la generación de descripciones mediante programación puede ser una táctica adecuada y recomendada en este caso. Como ya hemos comentado en el primer punto, las buenas descripciones deben ser variadas y legibles para el ser humano. Los datos específicos de página que hemos mencionado en el segundo punto son buenos candidatos para la generación programática. Ten en cuenta que las metadescripciones formadas por cadenas largas de palabras clave no ofrecen a los usuarios una idea clara del contenido de la página y tienen menos posibilidades de aparecer en lugar de un fragmento normal.

  • Usa descripciones de calidad. Por último, asegúrate de que las descripciones que utilices sean realmente descriptivas. Como las metadescripciones no aparecen en las páginas que ve el usuario, es muy fácil que este contenido se pierda. No obstante, los resultados de búsqueda de Google pueden mostrar descripciones de gran calidad, lo que contribuye a mejorar la calidad y la cantidad del tráfico de búsqueda.

Evitar que los motores de búsqueda muestren datos DMOZ en los resultados de búsqueda de tu sitio

Una de las fuentes de generación de fragmentos que utiliza Google es Open Directory Project. Si no quieres que la utilicemos, añade una metaetiqueta a tus páginas.

Para evitar que todos los motores de búsqueda (que admiten la etiqueta "meta") utilicen esta información para la descripción de la página, utiliza:

<meta name="robots" content="NOODP">

Para evitar que Google utilice esta información para la descripción de una página, utiliza:

<meta name="googlebot" content="NOODP">

Si utilizas la metaetiqueta "robots" con otras finalidades, puedes combinarlas. Por ejemplo:

<meta name="googlebot" content="NOODP, nofollow">

Ten en cuenta que, después de añadir esta metaetiqueta a las páginas, los cambios en los fragmentos tardarán algún tiempo en aparecer en el índice.

Si te preocupa el contenido de tu título o fragmento, te recomendamos que compruebes que no aparezca en tu sitio. Si aparece, puede que la modificación afecte al fragmento en Google cuando volvamos a rastrear tu sitio. En caso contrario, busca el título o fragmento entre comillas en Google.es. Al realizar esta búsqueda, se mostrarán páginas de la Web que hagan referencia a tu sitio con ese texto. Si te pones en contacto con los webmasters para solicitarles que modifiquen la información del sitio, nuestro rastreador reconocerá estas modificaciones en el siguiente rastreo que realicemos de estas páginas.