¿Necesitas optimización en buscadores (SEO)?

SEO son las siglas en inglés de Search Engine Optimization (optimización en buscadores) o Search Engine Optimizer (optimizador de motores de búsqueda). Contratar a un SEO es una decisión muy importante que puede mejorar tu sitio y ahorrarte tiempo, aunque también te arriesgas a dañar su funcionamiento y reputación. Asegúrate de investigar las ventajas potenciales y los perjuicios de un SEO irresponsable en tu sitio. Muchos SEO y otras agencias y consultorías ofrecen servicios útiles para los propietarios de sitios web, como:

  • revisión del contenido y la estructura del sitio,
  • asistencia técnica en el desarrollo de sitios web: por ejemplo, alojamiento, redireccionamientos, páginas de error, uso de JavaScript, etc.,
  • desarrollo de contenidos,
  • administración de campañas de desarrollo empresarial online,
  • investigación sobre palabras clave,
  • formación en SEO,
  • experiencia en mercados y regiones geográficas específicos.

Ten en cuenta que en la página de resultados de búsqueda de Google se incluyen resultados de búsqueda orgánicos, además de publicidad de pago (indicados como "Soluciones publicitarias" o "EnlacesPatrocinados"). Anunciarse en Google no influye en la posición en que tu sitio aparece en los resultados de búsqueda. Google nunca acepta dinero por incluir o clasificar sitios en nuestros resultados de búsqueda; la inclusión en los resultados de búsqueda orgánica es gratuita. Existen recursos gratuitos, como Search Console, el blog oficial del Centro para webmasters de Google y el foro de debate, que pueden proporcionarte gran cantidad de información sobre cómo optimizar tu sitio para la búsqueda orgánica.

Antes de empezar a buscar un SEO, es importante formarse como consumidor y familiarizarse con el funcionamiento de los motores de búsqueda. Para empezar:

Si estás considerando la posibilidad de contratar a un SEO, cuanto antes lo hagas, mejor. Un buen momento para contratar estos servicios es cuando vayas a cambiar el diseño del sitio o cuando vayas a publicar un sitio nuevo. De esta forma, podrás asegurarte de que el sitio se ha diseñado conforme a los requisitos del motor de búsqueda. No obstante, un buen SEO también puede ayudar a mejorar un sitio existente.

Algunas preguntas útiles para hacer a un SEO son:

  • ¿Puedes mostrarme ejemplos de tu trabajo y darme a conocer la experiencia de tus clientes?
  • ¿Sigues las Directrices para webmasters de Google?
  • ¿Ofreces algún servicio de marketing online o asesoramiento para complementar el negocio de búsquedas orgánicas?
  • ¿Qué tipo de resultados esperas obtener y en qué plazo de tiempo?; ¿cómo se mide el correcto funcionamiento del sitio?
  • ¿Qué experiencia tienes en el sector en que opera mi empresa?
  • ¿Qué experiencia tienes en el país y la ciudad en que opera mi empresa?
  • ¿Qué experiencia tienes en el desarrollo de sitios internacionales?
  • ¿Cuáles son las técnicas de optimización más importantes que utilizas?
  • ¿Cuánto tiempo hace que te dedicas a este negocio?
  • ¿De qué manera nos comunicaríamos? ¿Me informarás de todos los cambios realizados en mi sitio y me ofrecerás información detallada sobre tus recomendaciones y sus justificaciones?

Aunque pueden proporcionar servicios muy valiosos a los clientes, algunos SEO con falta de ética han perjudicado al sector con estrategias agresivas e intentos de manipular los resultados de los motores de búsqueda de forma ilícita. Las prácticas que infringen nuestras directrices pueden afectar negativamente a la presencia de tu sitio en Google o incluso provocar que lo eliminemos de nuestro índice. Veamos algunos aspectos que debes tener en cuenta:

Un tipo de práctica fraudulenta habitual es la creación de dominios "sombra" que redirigen usuarios a un sitio mediante redireccionamientos engañosos. Con frecuencia, esta clase de dominios son propiedad del SEO que alega estar trabajando en beneficio del cliente. Sin embargo, si la relación se deteriora, el SEO podría apuntar el dominio a un sitio distinto, o incluso al dominio de la competencia. En este caso, el cliente habrá pagado por desarrollar un sitio de la competencia propiedad exclusiva del SEO.

Otra práctica ilícita es la colocación de páginas "puerta" repletas de palabras clave en algún lugar del sitio web del cliente. El SEO promete que este proceso hará que la página sea más pertinente para un mayor número de consultas. Esto es completamente falso, ya que las páginas individuales raramente son pertinentes para una amplia gama de palabras clave. No obstante, aún más malintencionado es que dichas páginas puerta a menudo contienen enlaces ocultos que apuntan también a otros clientes del SEO. Este tipo de páginas reduce la popularidad del enlace de un sitio y lo redirige al SEO y a sus otros clientes, entre los que pueden incluirse sitios con contenido desagradable o ilegal.

Si crees que has sido víctima de las prácticas fraudulentas de un SEO, es posible que quieras informar de ello.

En Estados Unidos, la Federal Trade Commission (FTC, Comisión federal de comercio) se encarga de gestionar denuncias por prácticas empresariales engañosas o desleales. Para presentar una reclamación, visita: http://www.ftc.gov/ y haz clic en "File a Complaint Online" (Presentar una reclamación online), llama al 1-877-FTC-HELP o escribe a la siguiente dirección postal:

Federal Trade Commission
CRC-240
Washington, D.C. 20580

Si tu reclamación va dirigida contra una empresa de un país distinto de los Estados Unidos, preséntala en http://www.econsumer.gov/.

  • Desconfía de empresas de SEO y consultorías o agencias web que te envíen mensajes de correo no solicitado.

    Sorprendentemente, nosotros también recibimos este tipo de mensajes:

    "Estimado google.es:
    Hemos visitado su sitio web y hemos comprobado que no está incluido en los principales motores de búsqueda y directorios..."

    Sea tan escéptico con el correo no solicitado sobre motores de búsqueda como lo es con las "pastillas adelgazantes que queman grasas mientras duerme" o las solicitudes para ayudar a transferir fondos de dictadores destituidos.

  • Nadie puede garantizarte el primer puesto en la clasificación de Google.

    Desconfía de los SEO que dicen garantizar las clasificaciones, que afirman tener una "relación especial" con Google o que dicen disponer de un sistema de "transferencia prioritaria" a Google. Google no hace distinción alguna. De hecho, la única manera de enviar un sitio directamente a Google es a través de nuestra página Añadir URL o enviando un sitemap, y lo puedes hacer tú mismo sin coste alguno.

  • Desconfía de una empresa con secretismos o que no explica claramente sus intenciones.

    Pide explicaciones si algo no te queda claro. Si un SEO crea contenido engañoso o falso en tu nombre, como páginas "puerta" o dominios "desechables", puede que tu sitio quede excluido definitivamente del índice de Google. En última instancia, eres el responsable de las acciones de las empresas que contratas. Por lo tanto, es mejor asegurarse de que sabes exactamente cómo piensan "ayudarte". Si un SEO tiene acceso al FTP de tu servidor, la empresa te debe explicar todos los cambios que va a realizar en el sitio.

  • No deberías tener nunca un enlace a un SEO.

    Desconfía de los SEO que hablan sobre la eficacia de los enlaces "gratuitos para todos", esquemas de popularidad de enlaces o el envío de tu sitio a miles de motores de búsqueda. Se trata de acciones sin utilidad que no afectan al posicionamiento de tu sitio en la página de resultados de los principales motores de búsqueda, al menos no de una forma que podrías considerar positiva.

  • Elige con sentido común.

    Cuando te decidas por un SEO, se recomienda realizar algunas averiguaciones en el sector. Por supuesto, Google es una manera de hacerlo. También puedes buscar alguna de las advertencias que se han publicado en la prensa, como este artículo sobre un SEO especialmente agresivo: http://seattletimes.nwsource.com/html/businesstechnology/2002002970_nwbizbriefs12.html. Aunque Google no hace comentarios sobre empresas concretas, hemos encontrado empresas que se hacen llamar SEO y que presentan prácticas comerciales claramente inaceptables. Ten cuidado.

  • Asegúrate de que hayas entendido adónde va tu dinero.

    Aunque Google nunca vende la mejora en la clasificación de un sitio en nuestros resultados de búsqueda, muchos otros motores de búsqueda combinan resultados de pago por clic o de pago por inclusión con sus resultados de búsqueda web normales. Algunos SEO prometerán una posición elevada en motores de búsqueda, pero lo colocarán en la sección publicitaria en lugar de en los resultados. Algunos SEO incluso cambian en tiempo real sus precios de oferta para crear la ilusión de que "controlan" otros motores de búsqueda y de que pueden colocarse en el lugar deseado. Esta trampa no funciona con Google, ya que nuestra publicidad está claramente marcada y separada de los resultados de búsqueda. No obstante, asegúrate de preguntar al SEO que estés considerando contratar las tarifas que se destinarán a una inclusión permanente y las que se destinarán a la publicidad temporal.

  • ¿Cuáles son los usos inadecuados más comunes que suele sufrir el propietario de un sitio web?
  • ¿En qué otras cosas debo fijarme?

    Hay ciertas señales que pueden advertirte de que se trata de un SEO sin escrúpulos. No pretende ser una lista exhaustiva, por lo que si tienes alguna duda, confía en tu instinto. En todo caso, rompe la relación si el SEO:

    • es propietario de dominios sombra,
    • coloca enlaces a sus otros clientes en páginas puerta,
    • ofrece vender palabras clave en la barra de direcciones,
    • no distingue entre los resultados de búsqueda reales y los anuncios que aparecen en las páginas de resultados,
    • garantiza una posición concreta, pero solamente para frases de palabras clave extrañas y largas, que obtendrías de todos modos,
    • funciona con múltiples alias o información falsificada de WHOIS,
    • Obtiene tráfico de motores de búsqueda "falsos", de software espía o de scumware.
    • tiene dominios que se han eliminado del índice de Google o no está incluido en el índice de Google.

¿Te ha servido este artículo?

Comentarios registrados. Gracias
  • Para nada útil
  • No muy útil
  • Algo útil
  • Bastante útil
  • Muy útil