Búsqueda
Borrar búsqueda
Cerrar búsqueda
Aplicaciones de Google
Menú principal

¿En qué consiste el traslado de un sitio?

Como propietario de un sitio o webmaster, es posible que en algún momento quieras asignar una URL distinta a tu sitio o cambiar de infraestructura. En esta sección, encontrarás varios ejemplos de traslado de sitio, así como consejos para preparar, realizar y supervisar el traslado.

En esta documentación rediseñar y trasladar un sitio web no son sinónimos, aunque se añadan URLs. Por "rediseñar" se entiende cambiar el diseño de las páginas o añadir páginas con contenido nuevo. En cambio, "trasladar" un sitio web significa mover las páginas siguiendo uno de estos modelos:

  1. Trasladar un sitio web sin cambiar las URL
    En este caso se cambia la infraestructura subyacente del sitio web, pero no las URL visibles. Por ejemplo, se traslada www.example.com a otro proveedor de alojamiento, pero se mantiene la URL raíz del sitio web, www.example.com.
  2. Trasladar un sitio web y cambiar las URL
    En este caso se cambian las URL de las páginas. Por ejemplo:
    • El protocolo cambia de http://www.example.com a https://www.example.com.
    • El nombre de dominio cambia de example.com a example.net.
    • Las rutas de la URL cambian de example.com/page.php?id=1 a example.com/widget.

Para adaptar tu sitio web a las pantallas de los móviles, consulta la guía de diseño de sitios web optimizados para móviles.

Recomendaciones para trasladar un sitio web

  • Divide el traslado en pasos pequeños.
    Es mejor trasladar primero una parte del sitio web para ver cómo afecta al tráfico y a la indexación de la búsqueda; luego ya podrás trasladar el sitio entero o seguir por partes. Elige una sección que no cambie mucho y que se vea menos afectada por los eventos frecuentes o impredecibles. Esto te permitirá tener una idea del traslado, pero ten en cuenta que, en términos de búsqueda, los resultados no son representativos del conjunto del sitio web trasladado. A medida que traslades las páginas, irán surgiendo problemas, aunque una buena planificación siempre ayuda a minimizar los contratiempos.
  • Procura que el cambio coincida con un periodo de poco tráfico.
    Si tu tráfico fluctúa por temporadas o se reduce ciertos días de la semana, lo mejor es mover el sitio durante estas caídas de tráfico. De este modo, el impacto será menor si algo falla y el servidor contribuirá con más recursos a que el robot de Google actualice nuestro índice.
  • Es posible que experimentes una fluctuación temporal en la clasificación del sitio web durante el traslado.
    Si se produce algún cambio significativo en el sitio web, es posible que experimentes fluctuaciones en su clasificación mientras Google lo rastrea y lo indexa de nuevo. Por lo general, en un sitio web mediano pueden tardar varias semanas en transferirse la mayoría de las páginas a nuestro índice, mientras que en los sitios web más grandes el proceso puede durar aún más. La rapidez con la que el robot de Google y nuestros sistemas detecten y procesen las URL transferidas dependerá en gran parte de la cantidad de URL y de la rapidez de tu servidor. Al enviar un sitemap, el proceso de detección será más rápido y podrás mover el sitio por partes.
  • Publica tus dudas en el Centro para Webmasters de Google.
    En el Centro para Webmasters de Google encontrarás muchos consejos y casos concretos resueltos en nuestros foros de usuarios. Si no encuentras las respuestas, puedes presentar tu duda a uno de nuestros analistas de tendencias para webmasters durante el horario de oficina del Centro para Webmasters.
  • Haz pruebas o una prueba A/B (si trasladas el sitio web y cambias las URL).
    Planifica la prueba durante varias semanas para que los sistemas de rastreo e indexación registren los cambios y tengas tiempo de supervisar el tráfico.

 

 

Trasladar un sitio web
¿Te ha sido útil este artículo?
¿Cómo podemos mejorar esta página?