¿Qué son la piratería o el contenido pirateado?

El contenido pirateado es el contenido que se coloca en tu sitio sin tu permiso a causa de vulnerabilidades en la seguridad del sitio. Para proteger a nuestros usuarios y mantener la integridad de los resultados de búsqueda, en Google hacemos todo lo posible para que no aparezca contenido pirateado en nuestros resultados de búsqueda. El contenido pirateado da resultados de búsqueda insuficientes a nuestros usuarios y puede instalar contenido malicioso en sus equipos. Te recomendamos que protejas tu sitio web y elimines el contenido pirateado cuando lo encuentres.

A continuación se muestran algunos ejemplos de piratería:

  • Contenido insertado
    Si los hackers consiguen acceder a tu sitio web, es posible que intenten insertar contenido malicioso en tus páginas. Por lo general, suele tratarse de JavaScript malicioso que se inserta directamente en el código del sitio web o en iframes.
  • Contenido añadido
    A veces, si hay algún fallo de seguridad, los hackers pueden añadir a tu sitio web páginas nuevas con contenido fraudulento o malicioso. Por lo general, el objetivo de estas páginas es manipular los motores de búsqueda. Es posible que no veas ningún signo de que te hayan pirateado en tus páginas; no obstante, estas páginas nuevas pueden dañar a tus visitantes o perjudicar tu posicionamiento en los resultados de búsqueda.
  • Contenido oculto
    También es posible que los hackers intenten manipular sutilmente las páginas de tu sitio web para añadir contenido que puedan ver los motores de búsqueda, pero que a tus usuarios o a ti os resulte muy difícil de detectar. Para conseguirlo, pueden incluir enlaces o texto ocultos en una página mediante CSS o HTML, o bien usar técnicas más complejas, como el encubrimiento.
  • Redirecciones
    Los hackers pueden insertar código malicioso en tu sitio web para redirigir a algunos de tus usuarios a páginas dañinas o con contenido fraudulento. El tipo de redireccionamiento a veces depende del URL de referencia, del agente de usuario o del dispositivo. Por ejemplo, es posible que se te redirija a una página sospechosa al hacer clic en una URL de los resultados de búsqueda de Google, pero no si accedes a la misma URL directamente desde un navegador.

Corregir sitios web pirateados

Consulta nuestros consejos sobre cómo corregir sitios web atacados y evitar que los pirateen.

¿Te ha sido útil este artículo?
¿Cómo podemos mejorar esta página?