Cómo se estiman las emisiones

Junto a cada vuelo, Vuelos de Google muestra estimaciones de las emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo del ciclo de vida para la cantidad de pasajeros seleccionados. Los vuelos se etiquetan con emisiones más altas, típicas, más bajas o desconocidas.

¿De dónde obtiene Google esta información?

Google calcula las emisiones estimadas con la versión más reciente del Travel Impact Model (TIM), un modelo administrado por Google y supervisado por un comité asesor de expertos líderes en sustentabilidad y aviación. El TIM es un modelo de estimación de emisiones transparente y en constante evolución que se creó usando conjuntos de datos externos públicos y disponibles bajo licencia. También se basa en los datos científicos más recientes y con reconocimiento internacional. 

Para obtener más información, consulta los siguientes vínculos:

Emisiones del ciclo de vida

El Travel Impact Model considera el ciclo de vida completo de las emisiones de combustible para aviones estimando las emisiones durante todo el ciclo de vida. Estas son la suma de las emisiones producidas por la fabricación y el transporte de combustible para aviones, así como las emisiones de carbono (CO2) que genera la quema de combustible durante el despegue, la circulación a velocidad constante y el aterrizaje.

Además de CO2, el TIM convierte las emisiones que no son de CO2 a su “equivalente en CO2” (CO2e) según el potencial de calentamiento global.

Emisiones normales

Las emisiones típicas corresponden a la mediana de emisiones para la ruta que buscaste. La mediana se calcula como el valor medio de todas las emisiones posibles por ruta y considera los vuelos del próximo año.

Las emisiones estimadas para cada vuelo se comparan con la mediana de la ruta. Así Google identifica vuelos con emisiones más altas, típicas o más bajas.

En algunas búsquedas, es posible que no encuentres vuelos con “emisiones más bajas”. Esto sucede cuando los vuelos de las fechas que buscaste no son menos contaminantes que la mediana de la ruta. Para encontrar vuelos de bajas emisiones, prueba con otras fechas.

Emisiones desconocidas

En el caso de algunos vuelos, no tenemos datos de emisiones disponibles ni podemos hacer un cálculo aproximado. Esto puede suceder con un tipo de avión muy específico. En estos casos, no mostraremos estimaciones de las emisiones, y el vuelo se etiquetará como “emisiones desconocidas”.

Factores que afectan las emisiones

Las emisiones de carbono reales pueden variar y dependen de varios factores, como los que se mencionan a continuación:

  • El modelo y la configuración del avión
  • La velocidad y altitud del avión
  • La distancia entre el origen y el destino
  • La cantidad de pasajeros

Para comprender las estimaciones de emisiones que mostramos, es importante saber lo siguiente:

  • Los vuelos directos no siempre son menos contaminantes, sobre todo en rutas largas. Es posible que un vuelo con varias paradas en aviones con ahorro de combustible genere menos emisiones que la opción sin paradas.
  • Los aviones con una capacidad y un rango similares pueden tener emisiones muy diferentes. Entre otros factores, influyen el tipo de avión o el diseño de asientos que usa la aerolínea.
  • Para vuelos hacia y desde EE.UU., y dentro de ese país, el modelo estima los factores de carga de los pasajeros usando datos históricos del Departamento de Transporte de EE.UU. Para todos los demás vuelos, las estimaciones de las emisiones consideran un factor de carga promedio de la industria correspondiente al año 2019, un valor previo a la pandemia por coronavirus (COVID‐19). En nuestra documentación de GitHub puedes encontrar más detalles sobre las fuentes de datos que usamos y cómo se calculan los factores de carga.
  • Nuestras estimaciones de emisiones aún no tienen en cuenta factores como la dirección del vuelo, el uso de combustible de avión sustentable o el peso de la carga de la aeronave.

Otros efectos del calentamiento durante los vuelos

Además de liberar CO2 en la atmósfera, los vuelos pueden causar otros efectos de calentamiento, como estelas. 

En regiones con humedad alta, el vapor de agua en el aire se condensa alrededor de las partículas del hollín que producen los aviones y se congela. Esto forma estelas de condensación similares a las nubes. La mayoría de las estelas se disipan rápidamente, pero en una pequeña fracción de los vuelos, las condiciones atmosféricas hacen que estas persistan y se extiendan, lo que atrapa el calor en la atmósfera.

Si se tienen en cuenta las estelas, el impacto de volar sobre el calentamiento puede ser de hasta un 60% más que las estimaciones basadas únicamente en la quema de combustible [Lee, 2021. CO2e/GWP100]. Aunque sabemos que aproximadamente el 10% de los vuelos causan la mayoría de las estelas persistentes, es difícil predecir su formación y atribuir el impacto a vuelos individuales, (igual que predecir las turbulencias con semanas o meses de anticipación). Además, no existe un consenso científico sobre el modo en que se debe cuantificar el impacto para vuelos individuales. Por estos motivos, no se incluye actualmente en el modelo que se utiliza para estimar las emisiones.

Google está trabajando con científicos, académicos y expertos de la industria para hacer predicciones confiables sobre el impacto de las estelas por vuelo. Con el tiempo, planeamos incluir estas predicciones en el TIM.

Estimaciones de emisiones de trenes

Para calcular las emisiones de los trenes, Google usa un método que considera los kilómetros recorridos y la cantidad de pasajeros en tu búsqueda. En promedio, los trenes emiten 19 gramos de emisiones de ciclo de vida de CO2e por kilómetro de pasajero, según la IEA. Las emisiones exactas dependen del tren y el operador. Los datos de la IEA se actualizan cada año, y Google está trabajando para recopilar información precisa de los operadores de trenes.

Búsqueda
Borrar búsqueda
Cerrar la búsqueda
Google Apps
Menú principal
6721429653912912586
true
Buscar en el Centro de asistencia
true
true
true
true
true
254