Aceptar Google Pay online

Puedes añadir Google Pay a tu rutina de procesamiento de pagos para ofrecer una tramitación de las compras más sencilla y segura en aplicaciones y sitios web. Gracias a Google Pay, tus clientes pueden pagar fácilmente con los métodos de pago que hayan guardado en sus cuentas de Google.

Ventajas

Aceptar el uso de Google Pay online conlleva tres ventajas fundamentales:

  • Más seguridad: los datos de pago de los clientes (incluida la información obligatoria de envío y de facturación) están cifrados de extremo a extremo, desde los servidores de Google hasta tu procesador de pagos.
  • Tramitación de la compra sencilla: si los clientes han añadido tarjetas de crédito o débito a Google Pay, o si tienen una de estas tarjetas guardada en su cuenta de Google, pueden realizar compras online rápidamente sin que se les redirija de un sitio a otro. Al formalizar la compra, pueden compartir sus datos de pago con tan solo un clic y completar la operación a lo largo de tu flujo de tramitación de compras.
  • Integración simplificada: al añadir Google Pay a la experiencia online de tus clientes, no es necesario que hagas cambios en el procesamiento de pagos que utilizas, ya que también trabajamos con los mejores procesadores para facilitar aún más la integración.  

Más información sobre las ventajas de la integración con Google Pay

Cómo funciona

Gracias a Google Pay, los clientes pueden realizar compras online de forma rápida y sencilla, ya que no tienen que introducir manualmente sus datos de pago y de envío a la hora de pagar.

Para empezar con la integración, obtén más información sobre la API de Google Pay en la documentación para desarrolladores.

¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?