Usar la redacción inteligente

Gmail puede ayudarte a escribir tus correos electrónicos más rápido. La función Redacción inteligente emplea tecnologías de aprendizaje automático y te ofrece sugerencias mientras escribes.

Nota: La función Redacción inteligente se aplica de forma general a la cuenta de Google. Los cambios en la configuración de Redacción inteligente se aplicarán a cualquier dispositivo en el que inicies sesión con tu cuenta.

Para aceptar una sugerencia, desliza el dedo por el texto gris. 

Activar o desactivar Redacción inteligente  

De forma predeterminada, Gmail ofrecerá sugerencias automáticamente. Para dejar de ver estas sugerencias:

  1. Abre la aplicación Gmail Gmail en tu teléfono o tablet Android.
  2. Arriba a la izquierda, toca el menú Menú y luego Ajustes Ajustes
  3. Selecciona tu cuenta.
  4. Para prescindir de las predicciones, desactiva Redacción inteligente. Para emplear las predicciones, activa Redacción inteligente

Nota: La función Redacción inteligente está disponible en español, francés, inglés, italiano y portugués. La función Redacción inteligente no está diseñada para ofrecer respuestas y puede que no siempre prediga información objetivamente correcta.

Activar o desactivar las sugerencias personalizadas 

De forma predeterminada, Gmail ofrece automáticamente sugerencias basadas en tu estilo de escritura. 
Nota: Las sugerencias personalizadas solo se pueden modificar desde un ordenador.

Sigue estos pasos en un ordenador para desactivar o volver a activar las sugerencias personalizadas.

Acerca de las sugerencias personalizadas

Las sugerencias personalizadas de Smart Compose se adaptan a la forma en que escribes normalmente para mantener tu estilo de escritura. Nadie más verá las sugerencias privadas y personalizadas de tu cuenta. Ningún otro usuario, incluidos los administradores de tu organización, podrá ver tus sugerencias personalizadas. Si desactivas la personalización, verás sugerencias genéricas a medida que escribas.

Acerca del aprendizaje automático

Los modelos de comprensión del lenguaje pueden reflejar sesgos cognitivos humanos ya que usan miles de millones de frases y oraciones comunes para aprender automáticamente sobre el mundo. Ser conscientes de este hecho es un buen principio, y se sigue debatiendo cómo afrontar este problema. Google asume el compromiso constante de crear productos que funcionen bien para todo el mundo, por lo que investigamos activamente los sesgos no intencionales y las posibles estrategias para mitigarlos.

¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?