Alguien está enviando mensajes desde mi dirección

Si recibes devoluciones de mensajes que aparentemente provienen de tu cuenta, encuentras mensajes en "Spam" de "usuario" o recibes respuestas a mensajes que tú no has enviado, es posible que hayas sido víctima de un ataque de "spoofing" o suplantación de identidad. Esta práctica consiste en falsificar la dirección de respuesta del correo saliente con el fin de ocultar al verdadero remitente.

Al enviar una carta por correo, el remitente normalmente escribe en el sobre su dirección para que el destinatario pueda identificarlo y para que, en caso de producirse algún problema, la oficina de correos pueda devolverle la carta. Sin embargo, nada impide que se escriba una dirección diferente a la del remitente; de hecho, otra persona podría enviar una carta y poner tu dirección en el sobre. Pues lo mismo pasa con el correo electrónico. Cuando un servidor envía un mensaje de correo electrónico, siempre se especifica el remitente en el campo correspondiente; no obstante, es fácil falsificar esta información. Si alguien falsifica tu dirección en un mensaje y se produce algún problema con el envío, dicho mensaje te llegará a ti de vuelta aunque no seas el verdadero remitente del mismo.

Si recibes una respuesta a un mensaje que no se ha enviado desde tu dirección, hay dos posibilidades:

  1. El mensaje era fraudulento, se ha falsificado tu dirección como si fuera el remitente.
  2. El remitente real puso tu dirección como la dirección de respuesta para que las contestaciones se enviaran a tu cuenta.

Esto no implica que alguien haya interceptado tu cuenta, pero si crees que ya no es segura, puedes ver quién ha accedido a ella últimamente. Solo tienes que ir al final de tu bandeja de entrada y hacer clic en el enlace Información detallada que hay al lado de Última actividad de la cuenta.

Si quieres más información, selecciona a continuación la descripción que más se ajuste a tu situación.

Te devuelven mensajes que tú no has enviado.

Muchos emisores de spam utilizan aplicaciones de software que emplean palabras corrientes para generar listas aleatorias de direcciones de correo electrónico con dominios habituales. Estas listas les sirven para realizar envíos masivos de spam, práctica que se denomina "dictionary spamming" (spam de diccionario). Muchas de las direcciones que se generan aleatoriamente con “dictionary spamming” no son válidas. Si un emisor de spam suplanta tu identidad de Gmail para enviar correo basura con “dictionary spamming”, es probable que recibas informes de error en la entrega como si fueran respuestas a mensajes enviados por ti.

Ya que estos mensajes no proceden de Gmail, no podemos evitar que esos usuarios suplanten la identidad de tu dirección para enviar spam. Pero en Google tomamos medidas para proteger la reputación de tu dirección de Gmail: nuestros sistemas autentican todo el correo que tú has enviado de verdad. Así, si otro dominio recibe un mensaje de Gmail sin autenticar, deducirá que tú no eres el verdadero remitente y es poco probable que bloquee tu dirección de correo electrónico. En Gmail, nos preocupan mucho las prácticas de spoofing y las devoluciones de mensajes. Por eso te pedimos que nos avises de esos mensajes y te damos dos opciones para hacerlo: puedes seleccionar la casilla que hay junto al mensaje no deseado y hacer clic en Marcar como spam (encima de tu bandeja de entrada), o bien abrir el mensaje y hacer clic en el botón Marcar como spam que hay encima del mensaje.

También puedes contribuir a la lucha contra el correo basura enviando las cabeceras completas de esos mensajes fraudulentos a la Comisión Federal de Comercio (FTC) de EE. UU., a la dirección spam@uce.gov.

Si crees que has sido víctima de una suplantación de identidad, deberías dirigirte a las autoridades locales.

Hay mensajes enviados por "usuario" en "Spam".

Una táctica habitual de los distribuidores de spam es enviar un mensaje y falsificar los campos "De:" y "Para:" de forma que contengan la misma dirección. El objetivo de esta estrategia es que el mensaje, al tener la dirección del usuario como remitente, pase nuestros filtros de spam. Pero no se lo vamos a poner tan fácil. Gmail autentica todos nuestros mensajes y, por tanto, sabemos cuándo un mensaje no proviene realmente de ti. Hacemos todo lo posible por colocar estos mensajes falsos en la carpeta "Spam".

Gmail sustituye tu dirección de correo electrónico por "usuario" en las listas de mensajes, por tanto es posible que veas correo spam que provenga de "usuario" en la carpeta "Spam". Esto indica que alguien ha obtenido la dirección de respuesta de tus mensajes para falsificarla y hacer que coincida con tu dirección de correo electrónico.

Si se nos escapa algún correo basura, te agradeceríamos que nos avisaras: selecciona la casilla que hay al lado del mensaje no deseado y haz clic en Marcar como spam (encima de la bandeja de entrada), o bien abre el mensaje y haz clic en el botón Marcar como spam que hay encima del mensaje.

También puedes contribuir a la lucha contra el correo basura enviando las cabeceras completas de esos mensajes fraudulentos a la Comisión Federal de Comercio (FTC) de EE. UU., a la dirección spam@uce.gov.

Si crees que has sido víctima de una suplantación de identidad, deberías dirigirte a las autoridades locales.

Mis contactos dicen que les envío spam o sospecho que alguien accede de forma fraudulenta a mi cuenta.

Si tus contactos reciben correo basura enviado por ti, o si ves accesos a tu cuenta que no te suenan de nada, deberías seguir los pasos indicados en la lista de verificación de seguridad de Gmail para confirmar que tu cuenta sea segura.

Estas actividades fraudulentas nos preocupan mucho. Obtén las cabeceras completas del mensaje spam de "Enviados" o de uno de tus contactos, e informa a nuestro equipo. Estudiaremos tu informe, pero debes saber que no podemos responder a los distintos casos de manera individual. Más concretamente, no podemos ofrecerte datos sobre los intentos de acceso a tu cuenta (la dirección IP desde la que se intentó acceder o la fecha y la hora del intento, por ejemplo).