Búsqueda
Borrar búsqueda
Cerrar búsqueda
Aplicaciones de Google
Menú principal

Abrir archivos adjuntos en Gmail y descargarlos

Cuando recibes un correo con archivos adjuntos, puedes descargarte una copia de estos en tu dispositivo. 

Opciones de descarga

Descargar un archivo adjunto en un ordenador
  1. Abre Gmail.
  2. Abre un mensaje de correo.
  3. Mueve el cursor sobre la imagen y haz clic en Descargar Descargar.

El navegador guardará esos archivos adjuntos en una carpeta de descargas. En la configuración del navegador verás dónde se encuentra. Si utilizas Google Chrome, consulta más información sobre cómo descargar un archivo en Chrome.

Descargar elementos en Google Drive

Nota: Hay algunos archivos adjuntos que solo se pueden ver o compartir, pero no guardarse en Google Drive.

  1. Abre Gmail.
  2. Abre un mensaje de correo.
  3. Coloca el cursor sobre la imagen y haz clic en Guardar en Drive Save to Drive icon.

Puedes ver los archivos que has descargado en Google Drive.

Descargar una foto incluida en un correo

Algunas fotos no se adjuntan, sino que se envían dentro del mensaje.

Algunas formas de guardar fotos incluidas en correos:

  • Descárgatelas: haz clic con el botón derecho en la foto y elige la opción para guardar la imagen.
  • Guárdalas en Drive: descárgate la foto en tu ordenador y luego súbela a Google Drive.

Incluir archivos adjuntos al responder o reenviar mensajes

Cuando reenvías un mensaje, se incluyen los archivos que llevaba adjuntos. Si respondes al mensaje, en cambio, no se incluyen automáticamente.

Para incluir los archivos adjuntos originales al responder:

  1. En el cuadro de la respuesta, haz clic en la flecha hacia abajo Flecha hacia abajo que hay en la parte inferior.
  2. Haz clic en Incluir archivos adjuntos originales.

Si quieres quitar los archivos adjuntos originales de tu respuesta, haz clic en la X que tienen a su derecha.

Los archivos adjuntos no se abren ni se descargan

Si los archivos adjuntos no suben ni se descargan, sigue estos pasos por este orden:

  1. Confirma que tu navegador sea compatible.
  2. Prueba a desactivar, de una en una, las extensiones instaladas en el navegador.
  3. Vacía la caché y elimina las cookies del navegador.
  4. Prueba a abrir Gmail, con las funciones experimentales de Labs inhabilitadas, en esta página https://mail.google.com/mail/u/0/?labs=0. Si así se resuelve el problema, prueba a inhabilitar esas funciones de una en una.

Vivian es una experta en Gmail y la autora de esta página de ayuda. Deja tu opinión sobre esta página.

¿Te ha sido útil este artículo?