Habilitar el acceso con POP

Puedes leer los mensajes de Gmail a través de un cliente o de un dispositivo que sea compatible con el acceso POP, como, por ejemplo, Microsoft Outlook.

Paso 1: Habilita POP en Gmail

  1. Inicia sesión en Gmail.
  2. Haz clic en la rueda dentada Gear icon (arriba a la derecha).
  3. Haz clic en Reenvío y correo POP/IMAP.
  4. Selecciona Habilitar POP para todos los mensajes o Habilitar POP para los mensajes que se reciban a partir de ahora (paso 1).
  5. Elige qué quieres que ocurra con tus mensajes cuando los reciba el cliente POP o el dispositivo (paso 2). Te recomendamos la primera opción: conservar la copia del correo de Gmail en Recibidos.
  6. Haz clic en Guardar cambios.

Aunque no se quede activado el botón de selección que hay junto a lo que has elegido, Gmail muestra el estado al lado de "Estado de POP:". Si habilitas POP, en tu configuración verás "Estado de POP: POP está habilitado".

Si desactivas la configuración de POP, el estado indicará que el acceso POP está inhabilitado.

Después de habilitar POP en la configuración de Gmail, tienes que configurar tu cliente.

Paso 2: Configura el cliente

Ve a tu cliente de correo (Microsoft Outlook, por ejemplo) y comprueba que estos ajustes estén configurados correctamente.

Servidor de correo entrante (POP): pop.gmail.com
Requiere SSL: Sí
Puerto: 995
Servidor de correo saliente (SMTP): smtp.gmail.com
Requiere SSL: Sí
Requiere TLS: Sí (si está disponible)
Requiere autenticación:
Puerto para SSL: 465
Puerto para TLS/STARTTLS: 587
Tiempo de espera del servidor Más de 1 minuto; se recomienda configurar 5 minutos
Nombre completo o Nombre para mostrar: [tu nombre]
Nombre de cuenta o Nombre de usuario: tu dirección de correo electrónico completa (incluido @gmail.com o @tudominio.com)
Dirección de correo electrónico: tu dirección de correo electrónico completa (incluido @gmail.com o @tudominio.com)
Contraseña: tu contraseña de Gmail

A menos que utilices el modo reciente para descargar el correo en varios clientes, debes elegir la opción de no dejar los mensajes en el servidor. Tu configuración de POP en Gmail es la que determina si los mensajes se quedan en el servidor, así que si cambias este ajuste en el cliente no pasará nada.

No puedo enviar mensajes

Si tu cliente no es compatible con la autenticación SMTP, no puedes enviar mensajes a través de él con tu dirección de Gmail. Si te confirman que es compatible con SMTP pero sigues teniendo problemas, prueba a configurar tu servidor SMTP en otro puerto (465 o 587).

No puedo iniciar sesión
  • Si has habilitado la verificación en dos pasos en tu cuenta de Google, quizá tengas que escribir una contraseña de aplicación para iniciar sesión.
  • Si no has activado la verificación en dos pasos en tu cuenta de Google, quizá tengas que habilitar aplicaciones menos seguras.

Consulta cómo resolver los problemas de inicio de sesión.

Más ayuda

Si necesitas más información, ve a los centros de ayuda de tu cliente de correo. Por ejemplo:

Vivian es una experta en Gmail y la autora de esta página de ayuda. Deja tu opinión sobre esta página.

¿Te ha sido útil este artículo?