Recepción de mensajes de correo electrónico de otra persona

Existen tres razones habituales por las que un usuario de Gmail podría pensar que está recibiendo el correo electrónico de otra persona. De las siguientes situaciones, selecciona la más parecida a la tuya.

Tu dirección es parecida pero tiene más o menos puntos (.) o distintas letras en minúsculas y mayúsculas.

A veces puedes recibir mensajes enviados a una dirección igual a la tuya pero con otro número de puntos o colocados de otra forma. Aunque somos conscientes de que pensar que el correo de otra persona se direcciona a tu cuenta puede resultar desconcertante, no te preocupes: ambas direcciones son tuyas.

Dado que Gmail no reconoce los puntos como caracteres en los nombres de usuario, puedes añadir o suprimir los puntos de una dirección de este servicio sin que ello modifique la dirección de destino real; todos los mensajes llegarán única y exclusivamente a tu carpeta "Recibidos" (solo los tuyos). En resumen:

  • homerjsimpson@gmail.com = hom.er.j.sim.ps.on@gmail.com,
  • homerjsimpson@gmail.com = HOMERJSIMPSON@gmail.com,
  • homerjsimpson@gmail.com = Homer.J.Simpson@gmail.com

Todas estas direcciones pertenecen a la misma persona. Si quieres comprobarlo, intenta iniciar sesión con tu nombre de usuario pero quitándole o poniéndole un punto. Verás que lograrás acceder de ambas formas.

Si recibes mensajes que parecen ir destinados a otra persona, lo más probable es que el remitente se haya equivocado de dirección, igual que si hubiera marcado un número de teléfono erróneo. En estos casos, te recomendamos que te pongas en contacto con el remitente o con el sitio web para advertirles del error.

Nota: recuerda que Google Apps sí reconoce los puntos. Si quieres que tu nombre de usuario incluya un punto, pídele al administrador de tu dominio que añada ese nombre como apodo.

Tu dirección no aparece por ninguna parte.

Si no ves tu dirección de correo electrónico en los campos Para: ni Cc: de la cabecera del mensaje, es probable que el remitente te haya incluido en Cco: (copia oculta). El campo CCO: no aparece en la cabecera de los mensajes recibidos. Esto significa que no verás tu dirección de correo electrónico en la parte superior de los mensajes que recibas como copia oculta.

Si recibes muchos mensajes dirigidos a otro usuario de Gmail, también cabe la posibilidad de que alguien haya configurado su cuenta por error para reenviarte correos automáticamente. Para comprobar si éste es el caso, abre la cabecera completa del mensaje: haz clic en la flecha hacia abajo junto a Responder (o Más opciones en Safari) y selecciona Mostrar original. Empieza desde arriba y busca X-Forwarded-For. Si encuentras X-Forwarded-For, significa que otro usuario de Gmail te está reenviando correos, por lo que te recomendamos que te pongas en contacto con él para informarle sobre el error. Ten en cuenta que X-Forwarded-For no aparecerá en las cabeceras si el correo se ha reenviado automáticamente desde una cuenta que no sea de Gmail.

Además, si te llegan mensajes enviados a tu nombredeusuario@googlemail.com, no te preocupes, pues homerjsimpson@gmail.com, por ejemplo, es lo mismo que homerjsimpson@googlemail.com. Los usuarios del correo electrónico de Google del Reino Unido y de Alemania tienen el dominio googlemail.com, así que, si registras tu nombre de usuario con @gmail.com, también dejará de estar disponible en @googlemail.com.

Recibes spam que no va dirigido a ti.

El mensaje que has recibido probablemente sea el fruto de una práctica habitual entre los emisores de spam conocida como "dictionary spamming" (spam de diccionario). Este sistema suele utilizar una aplicación de software para adivinar direcciones de correo al azar basándose en palabras del diccionario.

Dichas personas utilizan estas listas de direcciones para realizar envíos masivos de mensajes. Si no ves tu dirección en los campos "Para:" ni "Cc:" del mensaje, significa que el correo basura te ha llegado en copia oculta (el remitente ha escrito tu dirección en el campo "Cco:").

Como de costumbre, te pedimos que nos ayudes a detener a estos emisores de spam informándonos del spam que te llega a tu carpeta "Recibidos". Para ello, sólo tienes que marcar la casilla que aparece junto al mensaje en cuestión y hacer clic en "Marcar como spam".

Recuerda que Gmail nunca alquilará, venderá ni compartirá ningún dato que te identifique personalmente para fines comerciales sin tu autorización expresa. Puedes consultar la Política de privacidad de Google en sus Políticas y principios.