Descripción general del derecho al olvido

I. ¿Qué es el derecho al olvido?

El "derecho al olvido" es el nombre que se suele utilizar comúnmente para denominar un derecho que se estableció por primera vez en mayo del 2014 en la Unión Europea como resultado de una resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Dicho tribunal consideró que la legislación europea de protección de datos otorga a las personas físicas el derecho a solicitar a los buscadores (como Google) que retiren determinados resultados de las consultas relacionadas con el nombre de una persona. A la hora de decidir qué resultados van a retirar, los buscadores deben tener en cuenta si la información en cuestión es "inexacta, inadecuada, irrelevante o excesiva" y si existe un interés público en que dicha información siga apareciendo en los resultados de búsqueda.

En el 2018, la UE aprobó el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). El artículo 17 del RGPD establece un "derecho de supresión" similar al derecho que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea había reconocido en la legislación anterior al RGPD que fue reemplazada por este. Algunos países que no forman parte de la Unión Europea también han adoptado leyes similares. Por ejemplo, en julio del 2015, Rusia aprobó una ley que permite a los ciudadanos retirar un enlace de los buscadores rusos si "infringe la legislación rusa o si la información es falsa o se ha quedado obsoleta" [26]. Además, después de esa fecha, Turquía y Serbia también han establecido sus propias versiones del derecho al olvido.

II. ¿Quién puede solicitar que se retire contenido de acuerdo con la legislación de protección de datos?

Por lo general, las normas de protección de datos solo se aplican al tratamiento de datos personales relacionados con personas físicas. Las empresas y otras entidades legales no suelen tener derecho a retirar contenido de consultas basadas en su nombre corporativo.

La mayoría de las solicitudes proceden directamente de la persona afectada, pero se puede realizar una solicitud en nombre de otra persona si se confirma que existe autorización legal para hacerlo. Consulte la legislación local para obtener más información sobre sus derechos legales y comprobar si cumple los requisitos.

III. Qué opciones tiene antes de enviar una solicitud

Si ha publicado el contenido usted mismo, quizá pueda retirar el material de la Web o hacer que deje de aparecer en los resultados de búsqueda. Muchas redes sociales ofrecen controles de privacidad para proteger el contenido que usted haya creado, así como formas de retirar el contenido inadecuado que hayan publicado otros usuarios.

Ver una lista de algunas herramientas habituales

Retirar el material de la Web puede resultar más eficaz que retirarlo únicamente de los resultados de las búsquedas de su nombre en Google.

Si puede retirar el contenido de la Web, los resultados de Google se actualizarán la próxima vez que nuestros rastreadores de búsqueda accedan a la página. Si la vista previa de resultados de búsqueda de Google (o "fragmento") no muestra la versión actual de la página, puede solicitar que se bloquee temporalmente el fragmento a través de esta herramienta.

IV. ¿Cómo puedo enviar una solicitud?

Rellene este formulario web para enviar una solicitud. No olvide incluir lo siguiente:

  • Las URLs específicas donde esté el contenido que quiera que retiremos. Consulte cómo encontrar la URL correcta aquí.
  • Una descripción de la relación que tiene el contenido con usted y de los motivos por los que debemos retirarlo de los resultados de búsqueda de Google.
  • La consulta de búsqueda de la que desea que retiremos el contenido. Es decir, su nombre y sus apellidos. También puede pedirnos que retiremos contenido que corresponda a otro nombre (por ejemplo, a un apodo). En ese caso, explíquenos qué relación tiene ese nombre con su identidad.
  • Una dirección de correo electrónico a través de la cual podamos ponernos en contacto con usted.

Nos será de gran ayuda que nos proporcione toda la información necesaria sobre el contexto. De ese modo, podremos evaluar eficazmente su solicitud una vez hayamos consultado toda la información disponible. En algunas ocasiones, puede que necesitemos más información para tomar una decisión sobre su solicitud. En ese caso, le enviaremos un correo electrónico para pedirle que nos facilite información adicional y esperaremos a que usted nos responda para continuar con el proceso.

V. ¿Cuál es el proceso de toma de decisiones de Google?

Nuestros revisores profesionales revisarán manualmente su solicitud. En líneas generales, el revisor examinará si la información en cuestión puede considerarse de interés público y de qué manera, y sopesará esto frente a los derechos que le otorga la legislación de protección de datos aplicable.

Hay varios motivos por los que la información podría ser de interés público. Como parte del proceso de toma de decisiones, Google tiene en cuenta varias fuentes distintas, como las directrices desarrolladas por los reguladores europeos de protección de datos, incluidas las directrices del Grupo de Trabajo del Artículo 29 sobre la implementación de la resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el derecho al olvido, las directrices del Comité Europeo de Protección de Datos y la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que aclara cómo deben interpretarse las leyes de protección de datos de la UE.

Nuestros revisores tienen en cuenta factores como estos:

El papel que desempeña usted en la vida pública

Los personajes públicos son personas como políticos, famosos, empresarios o líderes religiosos que tienen una determinada posición social debido a su trabajo, su función o sus responsabilidades. Dicha posición social les permite ejercer cierta influencia en la sociedad.

  • Analizaremos si la información en cuestión está relacionada con su labor pública y de qué manera. Cuanto menos directamente esté relacionada esa información con la forma en la que a usted se le conoce públicamente, más probable será que la retiremos.

    Por ejemplo, es posible que la información sobre su vida personal no sea relevante para su vida pública como arquitecto. Sin embargo, si el contenido incluye críticas sobre la calidad de su trabajo como arquitecto, será menos probable que lo retiremos. Nuestro enfoque consiste en evaluar si el acceso a dicha información protegería al público frente a conductas públicas o profesionales inadecuadas, o bien permitiría al público informarse sobre su historial general como profesional o en relación con su actividad pública.

  • También analizaremos la importancia de su papel público. Por ejemplo, los candidatos de unas elecciones políticas piden a los votantes que juzguen su adecuación para ejercer un cargo en función de muchos factores. Es menos probable que retiremos información sobre candidatos políticos, altos funcionarios del estado y otros cargos similares.
  • Después de que una persona haya abandonado un determinado cargo público, la vigencia del interés público en esa persona dependerá de la importancia de ese antiguo cargo, del cargo que ocupe en ese momento y del tiempo que haya transcurrido desde que abandonó su antiguo cargo. Si alguien quiere presentarse de nuevo a unas elecciones, o si esa persona sigue siendo un personaje público, pero ahora tiene un cargo diferente, y sigue teniendo influencia pública, lo más probable es que dejemos que la información sobre dicha persona siga estando disponible públicamente, a modo de historial. Por ejemplo, es muy raro que retiremos información sobre un jefe de gobierno.

El origen de la información

  • Si la página está en un sitio gubernamental, consideramos que el gobierno ha decidido publicar la información en cuestión y ponerla a disposición de los buscadores de forma continua, por lo que nos adherimos firmemente a esa decisión. Los registros gubernamentales desempeñan un papel fundamental a la hora de mantener informada a la sociedad sobre asuntos de interés público. Si un gobierno decide seguir publicando determinada información, eso indica claramente que considera que sigue siendo objeto de interés público.
  • Si la información se encuentra en un sitio de noticias y se ha creado como parte de una actividad periodística, eso significa que los periodistas han decidido que el contenido es de interés público. Google tiene en cuenta las decisiones periodísticas de los medios de comunicación a la hora de determinar qué información es relevante y de interés público, sobre todo cuando se trata de materiales publicados recientemente.

La antigüedad del contenido

  • Evaluaremos si la información que aparece en el resultado de búsqueda sigue siendo relevante. La relevancia suele estar estrechamente relacionada con la antigüedad del contenido.
  • Analizaremos si la información disponible es razonablemente actual y no ha quedado obsoleta debido a algo que haya ocurrido después de su publicación. Por ejemplo, es posible que una noticia sobre un juicio penal próximo quede obsoleta más rápidamente si el juicio finalizó sin condena o si se anuló la condena tras una apelación.
  • Si la información está relacionada con una actividad pública que usted ejercía en el momento de la publicación, analizaremos si ha abandonado esa actividad y si actualmente ejerce o no una actividad similar, para ver si esa información ya no está relacionada con usted. Por ejemplo, si la información está relacionada con su cargo de director de una empresa y usted sigue siendo jefe de dicha empresa o una similar, es menos probable que la retiremos, aunque haya pasado un tiempo desde que se publicó.

El efecto en los usuarios de Google

  • Tendremos en cuenta si las personas que usen la Búsqueda de Google para buscar su nombre tienen un interés legítimo en encontrar la información en cuestión. Por ejemplo, si usted presta servicios profesionales, es probable que las reseñas de sus antiguos clientes tengan un interés legítimo para sus futuros clientes.
  • De la misma manera, si la información está relacionada con una condena penal, valoraremos si es estrictamente necesario seguir mostrándola para proteger la libertad de información de nuestros usuarios (por ejemplo, para permitirles que se protejan frente a posibles delitos similares en el futuro). A la hora de determinar el tiempo que debe transcurrir antes de retirar la información sobre un delito, también tendremos en cuenta la legislación local relativa al plazo de extinción o anulación de las condenas (o cualquier otra norma que tenga un efecto similar), es decir, aquellos procedimientos que permitan que las personas con condenas penales puedan cerrar ese capítulo de sus vidas de manera oficial.

Veracidad o falsedad

  • No tenemos suficientes elementos de juicio para determinar si las afirmaciones emitidas sobre usted son verdaderas o falsas. A diferencia de un tribunal, no podemos llamar a los testigos ni aportar testimonios jurados. Además, no siempre conocemos todos los hechos que podrían ayudar a un juez a decidir si algo es verdadero o falso.
  • Si es importante para usted demostrar que esa información no es verdadera, debe proporcionarnos pruebas fiables. Por ejemplo, si un tribunal dictaminara a favor de usted en una demanda por las afirmaciones emitidas en su contra, acataríamos ese dictamen en gran medida.

Datos sensibles

  • Evaluaremos en qué medida el contenido es sensible o privado. Por ejemplo, el contenido sensible puede incluir información sobre la salud, la orientación sexual, la raza, la etnia o la religión de una persona. Es mucho más probable que retiremos contenido que incluya esa información, sobre todo si el solicitante no ha dado su consentimiento para hacerla pública.

Ninguno de estos factores es definitivo y la lista anterior no es exhaustiva. A menudo, cada caso presenta consideraciones que apuntan en direcciones distintas y las tendremos en cuenta detenidamente antes de tomar una decisión. Si no tenemos toda la información que necesitemos, es posible que le pidamos más información que nos ayude a entender cómo pueden afectar a su solicitud los distintos factores.

VI. ¿Cuál es el efecto de una retirada de acuerdo con la ley de protección de datos?

Solo retiraremos contenido de los resultados de búsqueda de consultas relacionadas con su nombre. Es posible que el contenido que retiremos en relación con su nombre siga apareciendo en los resultados de otras consultas.

Respetamos el ámbito territorial de las leyes aplicables en su ubicación. Por ejemplo, en la Unión Europea retiramos URLs de versiones de los resultados de búsqueda de Google en los países donde se aplica la legislación europea de protección de datos. También utilizaremos señales de geolocalización (como direcciones IP) para restringir el acceso a la URL que se haya retirado en todos los servicios de la Búsqueda de Google a los usuarios que creamos que se encuentren en el país del solicitante. De conformidad con una decisión adoptada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el 2019, no aplicamos estas retiradas a servicios de países que no formen parte de la UE.

Si quiere retirar una página de los resultados de búsqueda de otro país, puede presentar una solicitud aquí y explicar por qué la legislación de ese país exige que se retire dicha página.

VII. ¿Dónde puedo encontrar más información?

Para obtener más información, consulte nuestro artículo de preguntas frecuentes sobre las solicitudes de retirada de resultados de búsqueda en aplicación de la normativa europea sobre privacidad. Si quiere ver información más detallada, lea "Five Years of the Right to be Forgotten".

En nuestro Informe de transparencia encontrará mucha información sobre datos, además de ejemplos anonimizados de solicitudes que hemos recibido. Tenga en cuenta que se trata de solicitudes reales, por lo que debemos proteger la privacidad de los solicitantes. Eso significa que no podemos darle más información sobre casos concretos ni sobre el proceso de toma de decisiones.

Aplicaciones de Google
Menú principal
Buscar en el Centro de ayuda
false