Spam y funcionalidad mínima

Como mínimo, las aplicaciones deben proporcionar a los usuarios un nivel básico de funcionalidad y una experiencia de usuario respetuosa. Las aplicaciones que fallan, tienen un comportamiento que no ofrece una experiencia de usuario funcional o solo sirven para enviar spam a los usuarios o a Google Play no aportan valor al catálogo.