Cómo mantener limpios los productos Nest

Por lo general, puedes limpiar el polvo del exterior de tus productos Nest con cuidado usando un paño suave que no deje pelusa. Si tu producto necesita una limpieza más a fondo, sigue las recomendaciones que se indican en este artículo. En concreto, si tienes un Nest Protect, este artículo contiene instrucciones para abrir la parte trasera del dispositivo y limpiar con cuidado la cámara de humo.

Termostatos Nest 

Sigue estos pasos para limpiar cualquier modelo de termostato Nest:

  1. Humedece ligeramente un paño suave y limpio con agua.
  2. Escurre el paño para retirar el exceso de agua.
  3. Pasa el paño con cuidado por la pantalla y los laterales del termostato. Asegúrate de que no se acumulen
    gotas de agua alrededor del aro ni en la rejilla situada en la parte inferior de la pantalla.

Importante: No rocíes directamente el termostato Nest con agua ni utilices productos de limpieza o abrillantadores, ya que podrían dañar tu dispositivo.

Sensor de temperatura Nest

Si tu sensor de temperatura tiene un poco de polvo, haz lo siguiente:

  • Límpialo con cuidado usando un paño ligeramente húmedo.
  • Si el sensor está muy sucio, utiliza alcohol isopropílico.

Importante: No rocíes directamente los sensores de temperatura Nest ni los sumerjas en agua. Evita usar abrillantadores o productos de limpieza abrasivos.

Cámaras y timbres con vídeo Nest 

Las cámaras Nest incluyen una lente de cristal revestida que está diseñada para ofrecer imágenes de alta definición (HD) con la mayor claridad posible, de día y de noche. Como cualquier otro objeto, la lente puede ensuciarse, lo que puede afectar a la calidad del vídeo. Por lo general, debes tratar tu cámara Nest tal como lo harías con cualquier otro dispositivo óptico de alta calidad. Si se ensucia, límpiala con un paño suave que no deje pelusa.

Si hay algún punto concreto que aparezca siempre desenfocado en el vídeo, comprueba si hay suciedad en la lente. Con la lente sucia, es más difícil conseguir una buena calidad de imagen si además refleja el sol.

Importante: No limpies la cámara con papel de cocina, pañuelos ni trapos. Estos materiales pueden dejar pelusa o incluso rayar la cubierta de la lente. Tampoco debes limpiar la cámara con limpiacristales para ventanas y espejos, alcohol para fricciones ni otros productos de limpieza doméstica, ya que pueden contener sustancias químicas abrasivas y dejar residuos.

Sigue las instrucciones que se indican a continuación:

Cámaras para interiores 

Las cámaras para interiores de Nest son:

  • Nest Cam Indoor
  • Nest Cam IQ para interiores

Cómo mantener limpia la cámara

  • Para limpiar el cuerpo de la cámara, quítale el polvo o la suciedad utilizando un paño suave.
  • Para limpiar la lente, pásale con cuidado un paño suave que no deje pelusa. Los paños diseñados para limpiar gafas y otros elementos ópticos son ideales para quitar el polvo y las huellas sin dañar la cubierta de la lente. También puedes usar un bote de aire comprimido diseñado para limpiar componentes electrónicos.
  • Para limpiar otras manchas más difíciles de quitar, como las huellas que se quedan en la lente, puedes humedecer un paño con una gota de un producto de limpieza diseñado para cámaras, gafas y otros elementos ópticos.

Cámaras para exteriores 

Las cámaras Nest para exteriores son:

  • Nest Cam Outdoor
  • Nest Cam IQ para exteriores

Con el tiempo, la cámara Nest para exteriores puede acumular polvo, polen, gotas de agua y otros tipos de restos del entorno.

No sumerjas la cámara en agua ni en ningún otro líquido.

Para limpiar la lente, sigue estos pasos:

  1. Sujeta la cámara sin moverla de su sitio y, con cuidado, limpia la lente con un paño suave que no deje pelusa. Si quieres, puedes usar un bote de aire comprimido para quitarle el polvo y otras partículas.
  2. Si hay gotas de agua u otras impurezas en la lente, puedes limpiarla con cuidado usando un paño suave ligeramente humedecido con agua. También puedes humedecer un paño con una gota de un producto de limpieza diseñado para cámaras, gafas y otros elementos ópticos.

Para limpiar el cuerpo de la cámara, el adaptador de corriente o los cables de alimentación (no la lente), sigue estos pasos:

  1. Desenchufa la cámara de la toma de corriente.
  2. Humedece un paño suave con agua y un poco de líquido lavavajillas a mano.
  3. Con una mano, sujeta la cámara sin moverla de su sitio y, con la otra, usa el paño para limpiar su superficie con cuidado. Procura que el líquido lavavajillas no entre en contacto con la lente.
  4. Enjuaga el paño y vuelve a pasarlo por la superficie para quitar el líquido que quede.
  5. Vuelve a enchufar la cámara.

Aunque las cámaras Nest para exteriores están diseñadas para resistir a los agentes atmosféricos, te recomendamos que no uses una manguera de alta presión para limpiar tu cámara. Pásale un paño suave después de limpiarla para evitar que queden gotas de agua que puedan obstaculizar el campo de visión de la cámara.

Timbre con vídeo Nest Hello 

Con el tiempo, tu timbre con vídeo puede acumular polvo, polen, gotas de agua y otros tipos de restos del entorno.

No sumerjas el timbre en agua ni en ningún otro líquido.

Para limpiar la lente y el cuerpo del timbre con vídeo, sigue estos pasos:

  1. Limpia el cuerpo y la lente de la cámara con cuidado usando un paño suave que no deje pelusa. Si quieres, puedes usar un bote de aire comprimido para quitarle el polvo y otras partículas.
  2. Si hay gotas de agua u otros restos en la lente, puedes limpiarla con cuidado usando un paño suave ligeramente humedecido con agua. Para limpiar el cuerpo del dispositivo, usa el mismo método. También puedes humedecer un paño con una gota de un producto de limpieza diseñado para cámaras, gafas y otros elementos ópticos.

Aunque el Nest Hello está diseñado para resistir a los agentes atmosféricos, te recomendamos que no uses una manguera de alta presión para limpiarlo. Pásale un paño suave después de limpiarlo para evitar que queden gotas de agua que puedan obstaculizar el campo de visión de la cámara.

Nest Protect 

Para hacer una limpieza de mantenimiento periódica, basta con humedecer ligeramente un paño suave y pasarlo por la superficie del Nest Protect. Si tu dispositivo necesita una limpieza más a fondo, retíralo de la pared o el techo y sigue los pasos que se indican a continuación.

Como ocurre con todos los detectores de humo, el polvo acumulado en el exterior o el interior del Nest Protect puede provocar que deje de funcionar correctamente. Por ejemplo, el polvo puede interferir con el sensor de humo. Puede introducirse polvo en el detector de humo durante el proceso de instalación o acumularse a lo largo el tiempo. Nest Protect se ha diseñado para que requiera el menor mantenimiento posible, pero debes mantenerlo limpio. Por ello, como parte de las tareas de mantenimiento habituales, puede que tengas que limpiar a fondo el interior de tu Nest Protect.

Consejos de limpieza importantes

Los productos de limpieza comunes, la pintura o un exceso de agua pueden dañar los sensores del Nest Protect. Sigue estas directrices:

  • No uses nunca detergentes ni disolventes (como un limpiacristales).
  • No utilices ambientadores, laca u otros aerosoles cerca del Nest Protect. Estos productos químicos dañan el dispositivo y pueden provocar que deje de funcionar.
  • No introduzcas agua en el Nest Protect.
  • No pintes ninguna parte del Nest Protect. La pintura sella los conductos de ventilación y afecta a la capacidad del dispositivo para detectar humo y monóxido de carbono.

Cómo limpiar la cámara de humo

Los pasos que debes seguir son diferentes si vas a limpiar la cámara de humo de un Nest Protect de 1.ª generación o de uno de 2.ª generación.

Nest Protect de 1.ª generación 

  1. Retira tu Nest Protect del techo o la pared. Gíralo en el sentido contrario a las agujas del reloj. Si vas a limpiar un Nest Protect con cable, tira con cuidado de los conectores para desenchufarlos.
  2. Humedece ligeramente un paño limpio y úsalo para limpiar el exterior del Nest Protect. No utilices ningún jabón ni disolvente.
  3. Coloca el Nest Protect sobre un paño suave y seco con el botón Nest hacia abajo. Puedes apoyarlo en un lateral para evitar que se pulse el botón accidentalmente.
  4. Desatornilla la parte trasera del Nest Protect. Procura que no se pierda ningún tornillo.
  5. Quita las pilas.
  6. Usa un bote de aire comprimido seco, como los que se utilizan para limpiar teclados de ordenador. Mueve el aire a través de la cubierta del compartimento de las pilas haciendo un movimiento de barrido de una esquina a otra.
  7. Dirige el aire comprimido hacia la cámara de humo (el círculo grande situado en el centro del Nest Protect). Limpia cuidadosamente toda esa zona usando el aire comprimido. No intentes extraer la cámara de humo.
  8. Por último, limpia con aire comprimido el resto del Nest Protect, como has hecho con la cubierta del compartimento de las pilas.
  9. Vuelve a ponerle las pilas al Nest Protect. Espera un minuto hasta que diga "Saludos de Nest". Si el Nest Protect no vuelve a dar ninguna otra indicación sonora, vuelve a atornillar la cubierta del compartimento de las pilas. Si el dispositivo emite algún pitido o alarma, es posible que tengas que darle otro repaso con el aire comprimido.
  10. Vuelve a colocar el Nest Protect en la pared o el techo. Por si acaso, antes de colocarlo, te recomendamos que limpies el polvo de la zona en la que tu Nest Protect entra en contacto con el techo o la pared.

Nest Protect de 2.ª generación 

  1. Retira el Nest Protect del techo o la pared. Para hacerlo, gíralo en el sentido contrario a las agujas del reloj hasta que se separe del soporte de montaje.
  2. Si es necesario, desenchufa el conector de alimentación.
  3. Humedece ligeramente un paño limpio y úsalo para limpiar el exterior del dispositivo. No utilices ningún jabón ni disolvente.
  4. Coloca el Nest Protect sobre un paño suave y seco con el botón Nest hacia abajo. Abre el compartimento de las pilas y quítalas. El compartimento está diseñado para que no pueda cerrarse hasta que se sustituyan todas las pilas.
  5. Quita los tornillos de la parte trasera y retírala.
  6. Aspira el interior con cuidado. Limpia bien la malla lateral de la cámara de humo (el círculo grande de metal).

Nota: Antes de volver a colocar el Nest Protect en el techo o la pared, te recomendamos que limpies el polvo de la zona en la que el dispositivo entra en contacto con el techo o a la pared.

Nest Secure (Detect y Guard)

Los dispositivos Nest Detect y Nest Guard se deben limpiar una vez al mes. Si se ensucia el sensor de movimiento, podría reducirse su campo de detección.

  1. Límpialo con cuidado usando un paño ligeramente húmedo. Si está muy sucio, usa alcohol isopropílico.
  2. Si tu Detect ya tenía problemas para detectar movimiento antes de limpiarlo, sigue las instrucciones de prueba que se muestran en la aplicación Nest.

Cerradura Nest × Yale 

Sigue estos pasos para limpiar tu cerradura Nest × Yale:

  1. Humedece ligeramente un paño suave y limpio con agua. Utiliza una solución de jabón suave para quitar toda la grasa o suciedad acumulada.
  2. Escurre el paño para retirar el exceso de agua.
  3. Pasa el paño con cuidado por la pantalla frontal, incluidos los laterales del teclado, para quitar las huellas.
  4. Pasa el paño con cuidado por la parte trasera de la cerradura y comprueba que no se acumulen gotas de agua alrededor del pestillo ni de la cubierta del compartimento de las pilas.

Importante: No uses disolventes ni productos de limpieza abrasivos para limpiar los componentes del dispositivo, ya que el acabado de la capa protectora transparente podría sufrir daños irreparables. Evita usar productos que indiquen en su etiqueta que quitan el brillo y el óxido, o que contienen ácidos o agentes corrosivos.

Altavoces o pantallas Google Nest o Google Home

Consulta las instrucciones sobre el cuidado y la limpieza de tu dispositivo en nuestra Guía de seguridad y normativas.
¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?