Ajustes de la red Wi‑Fi y del router recomendados para su uso con productos Nest

Se recomienda usar estos ajustes con los productos Nest, ya que pueden ayudar a mejorar el rendimiento de los productos Nest y a solucionar problemas de conexión Wi‑Fi.

Antes de empezar

Lo más probable es que no tengas que hacer ningún cambio en la configuración de tu red Wi‑Fi y del router, salvo en los siguientes casos:

  • Tienes problemas al conectar tu producto Nest a la red Wi‑Fi durante la configuración en la aplicación.
  • Tu producto Nest tiene problemas de conexión después de configurarlo en la aplicación.

Antes de cambiar la configuración de la red Wi‑Fi o del router, consulta nuestro artículo Solución de problemas de la red Wi‑Fi y de conexión para comprobar si puedes solucionar el problema que afecta a tu producto Nest. No cambies la configuración de la red Wi‑Fi a menos que se te indique.

Si prefieres no configurar el punto de acceso Wi‑Fi o el router por tu cuenta, puedes ponerte en contacto con tu proveedor de servicios de Internet para que te ayude a acceder a los ajustes y cambiarlos.

Resumen de los ajustes recomendados

En esta sección, encontrarás los ajustes esenciales de la red Wi‑Fi y del router que se recomiendan para su uso con productos Nest. Para obtener más información, consulta las secciones siguientes.

  • Habilita 802.11b/g/n si tienes un router 802.11ac.
  • Establece que el tiempo de concesión del router Wi‑Fi sea, como mínimo, 2 horas.
  • Activa el modo de ahorro de energía del router si tienes un termostato Nest.

Pasos importantes antes de cambiar los ajustes

1. Comprueba que el router y la red sean compatibles con los productos Nest

Por lo general, los productos Nest funcionan en cualquier lugar donde haya una señal Wi‑Fi. No obstante, debes tener en cuenta algunos factores si vas a conectarte a determinados tipos de red o de router.

  • Hay algunos routers Wi‑Fi (normalmente modelos antiguos) que no son compatibles con ciertos productos Nest.

     Routers que no son compatibles con los productos Nest

  • Habitualmente, los routers Wi‑Fi utilizan la banda de 2,4 GHz, la banda de 5 GHz o ambas. Sin embargo, algunos productos Nest solo funcionan con la banda de 2,4 GHz.

     Cómo utilizar los productos Nest con redes Wi‑Fi de 2,4 y 5 GHz

  • No se recomienda usar puntos de acceso móviles, redes para invitados ni otros tipos de servicios de Internet con los productos Nest.
  • Los productos Nest no pueden usarse con redes de empresa, como la red 802.1x/RADIUS o las redes de portal cautivo (redes en las que hay que aceptar las condiciones de servicio, como la de una cafetería o un hotel).
  • Algunos routers tienen ajustes de aislamiento inalámbrico. Estos ajustes impiden que dispositivos de la red se conecten a dispositivos de tu casa. Los productos Nest se comunican durante la vinculación, la configuración y su uso diario, por lo que puede que no funcionen correctamente si se habilitan estos ajustes en el router.

     Tipos de redes Wi‑Fi no recomendadas o que no funcionan con productos Nest

  • Nest no admite firmware de código abierto, como DD‑WRT, OpenWRT y Tomato. Es posible que algunas versiones sí funcionen con los productos Nest, pero la compatibilidad puede variar de una versión a otra.
  • Todos los routers Wi‑Fi tienen limitado el número de dispositivos que pueden conectarse a la red al mismo tiempo. Consulta dicho número máximo en el manual de tu router. Si hay muchos dispositivos conectados a tu red, prueba a desconectar algunos y comprueba si tu producto Nest puede conectarse a la red.
  • Si quieres conectar un Google Nest Protect, asegúrate de que el router sea compatible con el protocolo IPv6. Nest Protect utiliza una dirección IPv6 para comunicarse y configurar conexiones con otros Nest Protect. 

Los amplificadores de señal podrían mejorar o empeorar la conexión de red

En algunos casos, es posible que tengas que añadir un punto de acceso Wi‑Fi para ampliar el alcance de la red Wi‑Fi de manera que los productos Nest puedan conectarse a Internet.

Te recomendamos que utilices un amplificador de señal que sea del mismo fabricante que el router. Por lo general, los productos de la misma marca funcionan mejor juntos. Si no puedes usar productos de la misma marca, ponte en contacto con el fabricante para que te indique la configuración del amplificador que funcione con tu router.

Configura el nuevo punto de acceso en modo Puente. Aparte de eso, la configuración básica, como la contraseña y el cifrado, debe ser la misma que la del router conectado.

Para simplificar las cosas, configura el punto de acceso de modo que muestre el mismo nombre de red (SSID). No es necesario, pero puede hacer que el proceso de conectarse a la red sea menos confuso.

Si ya tienes un amplificador de señal o un segundo punto de acceso inalámbrico, estos podrían ser la causa del problema. Prueba a desenchufar o a apagar el amplificador de señal o el segundo punto de acceso inalámbrico y, después, conecta tu producto Nest directamente al router. Si eso funciona, es probable que la causa del problema sea el amplificador de señal o el segundo punto de acceso inalámbrico.

2. Descarga el manual del router

Puesto que cada router es diferente, tienes que consultar el manual de tu router o ponerte en contacto con tu proveedor de servicios de Internet para obtener información sobre cómo cambiar su configuración. Normalmente el manual se puede descargar del sitio web del fabricante. Puede que cada router tenga varias versiones, así que comprueba que el manual que descargues corresponda al número de modelo de tu router.

3. Crea una copia de seguridad de la configuración del router

Puede que algunos de los cambios que hagas te impidan conectarte a Internet. De ahí la importancia de seguir estos pasos por si necesitas volver a configurar el router con los ajustes anteriores.

Sigue las instrucciones que se incluyen en el manual para crear una copia de seguridad de la configuración del router. Si tienes que restaurar la configuración anterior, la copia de seguridad te permitirá hacerlo fácilmente. Si el router no tiene una función de copia de seguridad, es posible que puedas imprimir la configuración; si no, anótala.

4. Actualiza el firmware o software del router

Para asegurarte de obtener el máximo rendimiento y la máxima compatibilidad, instala las actualizaciones de software más recientes en el router. Normalmente, encontrarás el software más reciente buscando el modelo de tu router en el sitio web del fabricante. Si la descarga no incluye instrucciones de instalación, consulta el manual del router. 

Cambiar ajustes

Una vez que completes los pasos anteriores, puedes empezar a cambiar los ajustes de tu router. Te recomendamos que empieces con la configuración básica del router Wi‑Fi.

Cada router es único, así que consulta el manual para obtener información concreta sobre cómo cambiar los ajustes que se indican a continuación.

Nota: Después de cambiar la configuración de la red Wi‑Fi, es posible que tengas que actualizar la información de Wi‑Fi de tus productos Nest en la aplicación para que puedan conectarse a la red.

Configuración básica del router Wi‑Fi 

Nota: Si utilizas varios puntos de acceso en la red, como un segundo router o un amplificador de señal, estos deben utilizar la configuración que se recomienda a continuación. De lo contrario, es posible que no puedan conectarse entre sí o con tus productos Nest.

Nombre de red (SSID) y contraseña

Si tienes un router nuevo o restableces su estado de fábrica, es posible que tus productos Nest se desconecten porque el nombre de la red (SSID), la contraseña u otros ajustes no coincidan con los anteriores.

Si configuras tu nueva red doméstica con el mismo SSID y contraseña que la anterior, y siempre que los ajustes de fábrica sean los mismos que los del nuevo router, tus productos Nest volverán a conectarse automáticamente.

Si tus productos Nest no se vuelven a conectar a tu nueva red automáticamente, o si quieres utilizar otro nombre de red u otra contraseña, actualiza la información de Wi‑Fi de cada producto Nest desde la aplicación Nest.

Canales Wi‑Fi

Normalmente, es preferible habilitar el cambio automático de canal Wi‑Fi en vez de seleccionar un canal concreto. De esta forma, el router cambia de canal automáticamente para evitar la interferencia de redes Wi‑Fi cercanas y de dispositivos inalámbricos que puedan ralentizar o bloquear la señal Wi‑Fi.

Tipo de encriptado

Se recomienda utilizar el cifrado WPA2 del router con los productos Nest.

Los productos Nest no son compatibles con la red WEP‑ASCII.

Redes de doble banda (2,4 GHz y 5 GHz)

Si el router Wi‑Fi es de doble banda (admite señales de 2,4 y 5 GHz), es posible que la conexión del producto Nest sea de mejor calidad en una banda o en la otra, en función del entorno. Todos los productos Nest con conexión Wi‑Fi funcionan con redes de 2,4 GHz. La mayoría de los productos Nest funcionan con redes de 5 GHz, pero hay excepciones.

Cómo utilizar los productos Nest con redes Wi‑Fi de 2,4 y 5 GHz

Modo ahorro de energía

Si tienes un termostato Google Nest, activa el modo de ahorro de energía del router. Este modo ayuda a conservar la batería del termostato y a que siga conectado a la red.

Configuración avanzada del router Wi‑Fi 

Si dominas la configuración de redes Wi‑Fi, la configuración de cortafuegos o las opciones de filtrado de direcciones MAC, a continuación encontrarás otras opciones que puedes probar. Si no dominas estas configuraciones de red, ponte en contacto con tu proveedor de servicios de Internet para que te ayude a acceder a los ajustes y cambiarlos.

Configuración del cortafuegos

Si la configuración del cortafuegos es muy restrictiva, es posible que impida que los dispositivos Nest se conecten a Internet. Puedes reducir el nivel de seguridad de los ajustes temporalmente para comprobar si así se soluciona el problema. Después, restaura los ajustes del cortafuegos con el nivel de seguridad que quieras.

Advertencia: Reducir el nivel de seguridad del cortafuegos del router puede aumentar el riesgo de recibir ataques desde Internet. Ponte en contacto con el fabricante del router o del cortafuegos para obtener más información.

Tiempo de concesión de DHCP

Establece que el tiempo de concesión del router Wi‑Fi sea, como mínimo, 2 horas. Esto puede ayudar a que los productos Nest permanezcan conectados a la red. Cualquier ajuste inferior a 2 horas puede impedir que los productos Nest se vuelvan a conectar a la red, aunque se pierda la conexión durante décimas de segundo.

Puertos de red

Durante la configuración, algunos productos Nest utilizan el puerto 11095 para conectarse a la aplicación. Si tienes problemas para conectar tu producto Nest, es posible que necesites desbloquear temporalmente el puerto 11095 en los ajustes de tu router Wi‑Fi para terminar la configuración. Cuando tu producto Nest aparezca en la aplicación, puedes volver a cerrar el puerto 11095.

En principio, no es necesario que abras puertos de red TCP o UDP concretos para el tráfico entrante que requiere el uso diario de tus productos Nest. Si puedes consultar tu correo o utilizar la banca online desde el navegador, quiere decir que los puertos necesarios ya están abiertos.

Filtrado de direcciones MAC

Si has habilitado el filtrado de direcciones MAC para añadir seguridad a la red, debes añadir las direcciones MAC de tus productos Nest a la lista de dispositivos autorizados. Utiliza el software del router para ver las direcciones MAC de todos los dispositivos de la red. Consulta las instrucciones correspondientes en la documentación del router.

Localizar la dirección MAC de los productos Nest y añadirla a la lista de direcciones permitidas del router

Redes inalámbricas 802.11

Si tienes un router o un amplificador de señal 802.11ac, comprueba que las conexiones de dispositivos 802.11b/g/n estén habilitadas. Solo algunos productos Nest son compatibles con la norma 802.11ac.

¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?