Información de seguridad del visor independiente de Daydream

Estas advertencias de seguridad sobre Daydream se actualizarán periódicamente para que sean precisas y completas en todo momento. Visita g.co/help/daydream/standalone-safety para consultar la versión más reciente.

Antes de utilizar el dispositivo Daydream, lee la información sobre salud y seguridad que lo acompaña, así como la información sobre salud y seguridad de la plataforma Daydream expuesta a continuación. 

Seguridad de Daydream: Para reducir el riesgo de lesiones, malestar, daños materiales u otros peligros potenciales, sigue estas indicaciones:

  • Debes ser consciente de tu entorno en todo momento cuando utilices el visor Daydream. Daydream está diseñado para que lo utilices mientras estás quieto o sentado. Comprueba que no estás cerca de otras personas, mascotas, objetos o cualquier otra cosa con la que puedas chocar, tropezar o caer mientras usas Daydream (o inmediatamente después de usarlo). 
  • Los niños menores de 13 años no deben usar Daydream.
  • Dedica un tiempo a adaptarte a la experiencia de la realidad virtual antes de usar Daydream de forma prolongada. Haz descansos frecuentes cuando utilices Daydream. Si sientes molestias, deja de utilizar Daydream inmediatamente. Cada persona reacciona de forma diferente a la realidad virtual, por lo que debes hacer las pausas con la frecuencia y la duración que más te convengan.
  • Un pequeño porcentaje de personas puede sufrir ataques epilépticos o desmayos al exponerse a ciertos patrones de luz o luces parpadeantes. Estas condiciones pueden provocar ataques epilépticos o la aparición de síntomas de epilepsia no detectados con anterioridad en personas sin ningún tipo de antecedentes de esta enfermedad. Si tú o cualquiera de tu familia sufre epilepsia o ha sufrido convulsiones de cualquier tipo, consulta a tu médico antes de utilizar Daydream.
  • Consulta a un médico antes de utilizar Daydream si tienes alguna dolencia que pueda influir en tu experiencia de realidad virtual: anomalías visuales, trastornos psiquiátricos, problemas cardiacos o cualquier otra dolencia grave.
  • Despeja de objetos y muebles la zona que tienes a tu alrededor, y muévete con cuidado para no tropezarte con nada.
  • Colócate, sentado o de pie, en el centro de la zona despejada y ponte el dispositivo en la cabeza.
  • Cuando revises el espacio físico, levanta siempre el visor —total o parcialmente— para confirmar que sigas en la zona despejada antes de volver a centrar la vista.
  • Cuando te pones el dispositivo en la cabeza, o cuando vuelves a centrar la vista manualmente con el mando, el dispositivo tomará tu posición de entonces como punto de partida. Además, se difuminará la vista para evitar que se camine sin querer si te alejas demasiado de ese punto de partida.
  • La vista se difuminará siempre que te alejes del punto de partida. Esta zona de reproducción tiene un radio aproximado de un brazo de longitud, pero, antes de llegar al borde, la vista se irá difuminando progresivamente. Cuando notes que la vista empieza a difuminarse, vuelve al centro del área despejada.
  • Si sales del área de reproducción segura, la vista se bloqueará por completo. Vuelve despacio a tu punto de partida, con cuidado de no tropezarte.
  • Escucha todas las advertencias del visor y presta siempre atención a lo que tienes alrededor.
  • Diles a tus familiares o amigos que, cuando estás en el modo de realidad virtual, no notas su presencia, por lo que deben mantenerse a una distancia prudencial.
  • No intentes apoyarte en objetos virtuales ni colocar mandos sobre ellos.
     
¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?