Actualizar dispositivos Chrome

Como administrador, puedes gestionar las actualizaciones de los dispositivos Chrome de tu organización. Chrome lanza una actualización completa del sistema operativo (SO) aproximadamente cada seis semanas. Además, cada dos o tres semanas se publican otras actualizaciones de menor importancia, como correcciones de seguridad y actualizaciones de software. El tamaño medio de las actualizaciones de software completas de Chrome OS es superior a 400 MB, mientras que las actualizaciones menos importantes suelen tener unos 50 MB.

Para asegurarte de que tus dispositivos Chrome estén siempre protegidos y actualizados, te recomendamos que elijas las actualizaciones automáticas del SO en lugar de instalarlas manualmente. Si tu organización implementa miles de dispositivos Chrome, o si el ancho de banda de tu red es insuficiente, quizás tengas que configurar las actualizaciones.

Actualizaciones automáticas

Recomendado para todas las organizaciones

De forma predeterminada, los dispositivos Chrome se actualizan a la versión más reciente del SO cuando está disponible. Te recomendamos que mantengas la configuración de actualización automática predeterminada de los dispositivos Chrome en la consola de administración de Google. De este modo, las versiones nuevas de Chrome OS se instalarán automáticamente en los dispositivos en cuanto se publiquen en el canal estable.

Actualizaciones automáticas de punto a punto

Si hay una red de punto a punto (P2P) disponible, los dispositivos Chrome podrán recibir actualizaciones automáticamente de otros dispositivos del mismo modelo que se encuentren cerca. Esta función permite reducir el tráfico de red externo. Si este tipo de actualización no funciona o no puede utilizarse en tu red, los dispositivos se actualizarán de la forma habitual: descargarán la actualización de los servidores de Google o de un servidor proxy web intermedio con función de almacenamiento en caché.
Para que las actualizaciones automáticas P2P funcionen se deben cumplir estos requisitos:
  • La red de tu organización debe permitir las conexiones P2P.
  • No debe excluirse ni bloquearse el DNS multidifusión (mDNS) en la red de área local (LAN).

Configurar las actualizaciones

Dispersar las actualizaciones automáticas
Opción recomendada en caso de problemas con el ancho de banda
Si tu organización implementa miles de dispositivos Chrome, o si el ancho de banda de tu red es insuficiente, puedes optar por las actualizaciones automáticas dispersas. Si vas a distribuir las actualizaciones a lo largo de varios días, te recomendamos que las completes lo antes posible (en dos o tres días), ya que si tardaras varias semanas, los dispositivos de algunos usuarios podrían quedarse varias versiones por detrás de la versión más reciente.
Acelerar las actualizaciones
Recomendado para todas las organizaciones
Cuando se actualizan dispositivos Chrome, los usuarios deben reiniciarlos para que se aplique la actualización. Aunque reciben una notificación en la que se les pide que reinicien el dispositivo, es posible que no lo hagan inmediatamente.
Si quieres que los dispositivos se reinicien lo antes posible, puedes aplicar el ajuste Acción que se llevará a cabo cuando se cierre la tapa para que se cierre la sesión de los usuarios al cerrar la tapa del dispositivo. De este modo, si un usuario no reinicia su dispositivo después de actualizarlo, la sesión se cerrará cuando cierre la tapa y el dispositivo se reiniciará rápidamente, con lo que se completará la actualización.
No olvides avisar a los usuarios de que deben guardar su trabajo antes de cerrar la tapa para no perderlo.
Fijar la versión del dispositivo
No se recomienda
Aunque recomendamos que se utilice la versión más reciente de Chrome, en algunos casos las organizaciones necesitan especificar qué versión se debe usar en los dispositivos (es decir, deben "fijar" la versión). Por ejemplo, podrían necesitar fijar una versión por algún requisito técnico específico o si detectan un problema grave cuando prueban los dispositivos en el canal Beta.
Sin embargo, te aconsejamos que evites esta opción en la medida de lo posible, ya que si te olvidas de desbloquear la versión de los dispositivos, los usuarios podrían quedarse sin actualizaciones de seguridad críticas y sin las nuevas funciones de Chrome. Si necesitas fijar una versión, consulta la información sobre el ajuste Restringir la versión de Google Chrome hasta.
Ten en cuenta que Google Cloud solo es compatible con la versión de Chrome OS más reciente.
Actualizar Chrome mediante la memoria caché
Si en la red de tu organización se ha configurado un servidor proxy-caché intermedio, podrás usarlo para almacenar en caché las actualizaciones de Chrome OS. Como estas actualizaciones se descargan de los servidores de Google a través de HTTP, se pueden almacenar en caché en la mayoría de los servidores proxy web con función de almacenamiento en caché. Los servidores proxy-caché reducen el ancho de banda utilizado y mejoran los tiempos de respuesta, ya que las páginas web que se solicitan con frecuencia se guardan en la memoria caché y se reutilizan.
Sin embargo, los ajustes predeterminados de muchos servidores proxy-caché no son los más adecuados para gestionar las actualizaciones de Chrome OS. Para asegurarte de que tu software de proxy-caché puede almacenar actualizaciones de Chrome OS, puedes pedir a un administrador de TI experimentado que configure estos ajustes:
  • Tamaño máximo de objetos de archivo: el tamaño máximo de cada archivo que el proxy almacenará en caché. En la mayoría de los servidores proxy web con función de almacenamiento en caché, el valor máximo predeterminado es menor que el tamaño medio de una actualización de Chrome OS. Las actualizaciones de Chrome se descargan en un único archivo, por lo que debes asegurarte de que el tamaño máximo de objetos de archivo sea como mínimo 1 GB.
  • Tamaño del directorio de la caché: de forma predeterminada, algunos servidores proxy web con función de almacenamiento en caché almacenan los objetos en esta memoria. Sin embargo, la mayoría de ellos también se pueden configurar para almacenar los objetos en la caché del disco duro. Asegúrate de que la caché tiene suficiente espacio de almacenamiento, ya sea en la memoria o en el disco. Los navegadores recuperan más rápido los objetos cuando se almacenan en la memoria en lugar de en el disco duro.
  • Configuración de URL: si el servidor te permite añadir ajustes para dominios concretos, da prioridad a dl.google.com, donde los dispositivos reciben las actualizaciones de Chrome OS.
  • Tamaño máximo de objetos en la memoria: los servidores no guardan en la memoria objetos de mayor tamaño que el valor que se haya especificado. Este valor debe ser lo suficientemente alto como para que se puedan guardar las actualizaciones de Chrome OS y lo suficientemente bajo como para que los objetos de mayor tamaño no saturen la memoria caché. Para limitar el tamaño de los objetos en la memoria, especifica un valor máximo razonable (por ejemplo, 2.000 kB).
  • Espacio de la caché en disco: la cantidad total de espacio en el disco duro que el servidor puede usar para almacenar objetos en la caché. Si tienes una unidad de disco duro con bastante capacidad (más de 30 GB), puedes incrementar este valor para almacenar más objetos en caché.

Temas relacionados

¿Te ha sido útil este artículo?
¿Cómo podemos mejorar esta página?