Supervisar el estado y el rendimiento de la cuenta