Cómo funciona Google Analytics

Google Analytics es una plataforma que recoge datos de sus sitios web y aplicaciones para crear informes que proporcionan estadísticas sobre su empresa.

Medir un sitio web

Para medir un sitio web, primero hay que crear una cuenta de Google Analytics. A continuación, debe añadir un pequeño fragmento de código de medición JavaScript en cada página de su sitio. Cuando un usuario visita una página web, el código de seguimiento recoge información anónima sobre cómo ha interactuado el usuario con la página.

En Google Store, el código de medición podría mostrar cuántos usuarios han visitado una página de vasos y cuántos han visitado otra de artículos de hogar. También podría indicar cuántos usuarios han comprado, por ejemplo, un muñeco Android registrando si han llegado a la página de confirmación de compra.

El código de medición también recogerá información del navegador, como la configuración de idioma, el tipo de navegador (como Chrome o Safari), el dispositivo y el sistema operativo en el que se usa el navegador. Incluso puede recoger la "fuente de tráfico". Esta fuente, que es la que llevó a los usuarios al sitio, puede ser un buscador, un anuncio en el que hicieron clic o una campaña de marketing por correo electrónico.

Tenga en cuenta que, cada vez que se carga una página, el código de medición recoge y envía información actualizada sobre la actividad del usuario. Google Analytics agrupa esta actividad en un periodo denominado "sesión". Una sesión empieza cuando un usuario abre su aplicación en primer plano o abre una página web que incluye el código de medición de Google Analytics. Las sesiones finalizan cuando el usuario está inactivo durante 30 minutos. Si el usuario vuelve a una aplicación o a una página después de que finalice una sesión, se iniciará una nueva sesión.

Procesamiento de datos y generación de informes

Cuando el código de medición recoge datos, los agrupa y los envía a Google Analytics para que se procesen en los informes. Cuando Analytics procesa los datos, los agrega y organiza en función de criterios concretos, como si el dispositivo de un usuario es un dispositivo móvil o un ordenador, o bien el navegador que usa.

No obstante, también hay ajustes de configuración que le permiten personalizar cómo se procesan esos datos. Por ejemplo, tal vez quiera aplicar un filtro para asegurarse de que los datos no incluyen el tráfico interno de la empresa o del desarrollador.

Una vez que Analytics procesa los datos, se almacenan en una base de datos en la que no se pueden modificar.

Recuerde que, cuando defina la configuración, no debe excluir ningún dato que quizá quiera analizar más adelante. Cuando el proceso termine y los datos se almacenen en la base de datos, se mostrarán en Google Analytics como informes.

¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?
false
Búsqueda
Borrar búsqueda
Cerrar búsqueda
Aplicaciones de Google
Menú principal
Buscar en el Centro de ayuda
true
69256
false
false