Productos y servicios restringidos

   La publicidad debe cumplir las leyes y normativas.

Muchos productos y servicios están regulados por ley, lo que puede variar de un país a otro. Toda la publicidad, así como los productos y los servicios que se anuncien, debe cumplir de forma clara todas las leyes y normativas aplicables.

En la mayoría de los casos, nuestras políticas no están diseñadas para describir las leyes de cada país. Todos los anunciantes asumen la responsabilidad de conocer las leyes aplicables a su negocio. Nuestras políticas suelen ser más restrictivas que las leyes, porque necesitamos asegurarnos de que podemos ofrecer servicios que sean legales y seguros para todos los usuarios.

Productos y servicios restringidos