Cómo evitar perder el acceso a tu cuenta de Google

Sigue estas sugerencias para mantener el acceso a tu cuenta de Google o servicio de Gmail en los siguientes casos:

  • Olvidaste la contraseña.
  • Perdiste el teléfono.
  • Hay actividad sospechosa en tu cuenta.

La importancia de la información de recuperación y las copias de seguridad

Tu cuenta tiene contenido que es importante para ti, como los correos electrónicos, los documentos, las fotos y las compras en Play. Si no están actualizadas la información de recuperación ni las copias de seguridad, puedes perder todo el contenido de tu cuenta. Para asegurarte de que esté disponible, sigue estos pasos.

Paso 1: Agrega o actualiza la información de recuperación

La información de recuperación es una de las mejores maneras de asegurarte de no perder el acceso. Si alguna vez tienes un problema, usa esta información para recuperar el acceso. También la usaremos para notificarte si detectamos actividad sospechosa en tu cuenta.

Obtén más información sobre cómo agregar información de recuperación.

Paso 2: Establece más formas para acceder

Puedes agregar más formas para acceder y demostrar que la cuenta es tuya.

Si solo accedes con una contraseña

También puedes acceder con tu teléfono en lugar de una contraseña. Si olvidas la contraseña, es útil contar con otro modo de acceso.

Si accedes con códigos o mensajes (verificación en dos pasos)

Cómo almacenar códigos de respaldo

Si perdiste el teléfono o te lo robaron, puedes usar los códigos de respaldo para acceder a la cuenta. Puedes descargar códigos de respaldo en un dispositivo o imprimirlos y guardarlos en un lugar seguro.

Cómo obtener códigos de una app

Puedes obtener códigos para acceder incluso cuando no puedes recibir mensajes de texto. Obtén más información sobre cómo instalar la app del Autenticador de Google para recibir códigos en el teléfono.

Si viajas a menudo

Cuando accedes desde un lugar nuevo, es posible que Google te solicite realizar un paso adicional para confirmar tu identidad. Sigue estas sugerencias para estar preparado cuando salgas de viaje.

1. Actualiza tu información de recuperación

Asegúrate de poder usar el número de teléfono y la dirección de correo de recuperación. De esta manera, podemos ayudarte a recuperar el acceso a tu cuenta si no puedes ingresar.

2. Lleva el teléfono de recuperación

El teléfono de recuperación te puede ayudar a demostrar que la cuenta es tuya. Para usarlo, necesitarás una conexión a datos móviles o a una red Wi-Fi.

Antes de comenzar tu viaje, accede a tu cuenta en el teléfono de recuperación. Cuando viajes, lleva este teléfono.

3. Agrega más modos de acceso

Si la verificación en dos pasos está activada, puedes agregar más modos de acceso.

Paso 3: Mejora la seguridad de tu cuenta

Usa las sugerencias que se enumeran a continuación para asegurarte de que solo tú puedes acceder a la cuenta.

Cómo comprobar la seguridad de tu cuenta

Realiza una Verificación de seguridad para revisar tu actividad y configuración de seguridad.

Cómo proteger tu información y tus cuentas

Evita los correos, mensajes y llamadas sospechosos

Los criminales pueden usar correos electrónicos, mensajes y llamadas telefónicas para hacerse pasar por instituciones, familiares o colegas.

No respondas solicitudes sospechosas

  • Nunca des a conocer tus contraseñas. Google nunca te solicitará la contraseña en un correo electrónico, mensaje o llamada telefónica.
  • No respondas correos electrónicos, SMS, mensajes instantáneos, páginas web ni llamadas telefónicas sospechosos que te soliciten información personal o financiera.
  • No abras vínculos en correos electrónicos, mensajes, páginas web o ventanas emergentes de remitentes o sitios web que no sean de confianza.

Sugerencia: En Gmail, puedes seleccionar los vínculos para ver la dirección y asegurarte de que sean de confianza.

Identifica las opciones de configuración y los correos electrónicos sospechosos

Mejora la seguridad de tu conexión

Los criminales usan sitios web falsos y redes Wi-Fi públicas para robar información personal.

Verifica la dirección del sitio web

Los criminales pueden crear sitios web falsos con la misma apariencia que los reales. Ten cuidado si haces clic en un vínculo de un mensaje, correo electrónico o sitio web que no sea de confianza.

Antes de ingresar información personal en un sitio web, asegúrate de lo siguiente:

  • La dirección en la barra de direcciones es correcta.
  • La dirección comienza con "https" y no "http". La "s" significa que el sitio web está protegido contra los ataques de espionaje. Aun así, es posible que no sea seguro.

No ingreses información personal en una red Wi-Fi pública

Si usas una red Wi-Fi pública, es posible que los criminales vean la información que envías. Cuando usas una red Wi-Fi pública, no ingreses información confidencial como la siguiente:

  • Contraseñas
  • Números de cuentas bancarias
  • Números de seguridad

Elige una contraseña segura para la red Wi-Fi de tu hogar

Es posible que algunos equipos estén configurados de fábrica con contraseñas sencillas que los criminales pueden conocer.

Cuando configures una red Wi-Fi en tu hogar, sigue las instrucciones que proporciona tu proveedor de servicios de Internet o el fabricante del router para establecer tu propia contraseña.

Obtén más información sobre cómo crear una contraseña segura.

Protege tus cuentas y dispositivos

Los criminales buscan formas sencillas para acceder a tus cuentas, como contraseñas poco seguras, contraseñas compartidas entre cuentas o dispositivos desbloqueados. Sigue estas sugerencias para aumentar el control de tus cuentas.

Usa una contraseña segura para cada cuenta

  • Nunca uses la misma contraseña en diferentes cuentas. De esta forma, si un criminal descubre una contraseña, no puede usarla para acceder a las otras cuentas.
  • Usa una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos.
  • Evita usar la información personal que otras personas pueden conocer o adivinar.
  • Evita usar palabras o frases comunes, o patrones de teclas.

Obtén más información sobre cómo crear una contraseña segura.

Sugerencia: Puedes usar un navegador como Chrome para administrar las contraseñas de diferentes cuentas.

Configura la verificación en dos pasos

Protege tu cuenta contra los ataques de los criminales. Con la verificación en dos pasos, accedes a tu cuenta con una clave que conoces (la contraseña) y un elemento que tienes (un código que recibes en tu teléfono).

  1. Sigue los pasos para configurar la verificación en dos pasos.
  2. Almacena los códigos de respaldo en un lugar seguro, en caso de que no puedas usar tu teléfono.

No les des permiso a apps que no sean de confianza

Algunas apps no son seguras o de confianza. Para proteger aún más tu cuenta:

  • No permitas que las apps usen la cuenta a menos de que puedas comprobar que sean de confianza.
  • Desactiva el acceso para las apps menos seguras en las cuales no puedas ingresar de forma segura.

Navega de forma privada y sal de tu cuenta en computadoras públicas

Si usas una computadora pública, sigue estos pasos para asegurarte de que tu actividad y cuentas no se guarden.

  1. En una computadora pública, abre una ventana privada en Chrome.
  2. Accede a tu cuenta en la ventana.
  3. Cuando termines, cierra todas las ventanas privadas.

Nota: Si accedes a tu cuenta de Google en una ventana privada, se aplicarán tus controles de actividad y se guardará en tu cuenta la misma actividad de siempre.

Usa un bloqueo de pantalla

Es posible que tu teléfono tenga información personal o facilite el acceso a tus cuentas. Por estas razones, agrega un bloqueo de pantalla en caso de que pierdas el teléfono o te lo roben.

Obtén más información sobre cómo configurar el bloqueo de pantalla.

Si no puedes acceder a tu cuenta

Sigue los pasos para recuperar la cuenta.

Si tienes problemas, vuelve a intentarlo usando estas sugerencias para la recuperación de la cuenta.