Seguridad de la cuenta

En Google nos tomamos muy en serio la seguridad de las cuentas. Para asegurarte de preservar la seguridad de tu equipo y de tu cuenta, te recomendamos que realices con frecuencia las siguientes acciones:

  1. Comprueba si tu equipo contiene virus o software malintencionado. Realiza un análisis del equipo con algún software antivirus fiable. Si se detectan aplicaciones o programas sospechosos durante el análisis, elimínalos inmediatamente. Más información.
  2. Actualiza con regularidad las opciones de recuperación de cuenta. No olvides actualizar las opciones de recuperación de cuenta para asegurarte de que estén siempre actualizadas.
  3. Inscríbete a la verificación en dos pasos. Esta opción aporta una capa extra de seguridad a tu cuenta solicitándote que inicies sesión con algo que sabes (la contraseña) y con algo que tienes (el código que recibas en tu teléfono).
  4. Actualiza con frecuencia el sistema operativo y el navegador. Tanto si utilizas Windows como si utilizas Mac OS, te recomendamos que habilites la opción de actualización automática y que realices las actualizaciones necesarias cuando recibas notificaciones. Para buscar actualizaciones del navegador en Internet Explorer, selecciona la pestaña Herramientas y haz clic en Windows Update. En Firefox, solo tienes que hacer clic en la pestaña Ayuda y seleccionar Buscar actualizaciones... Ten en cuenta que Google Chrome se actualiza automáticamente cuando hay una nueva versión disponible.
  5. No utilices nunca la contraseña de tu cuenta de Google en otro sitio web. Si introduces la contraseña en un sitio web externo cuya seguridad se ha visto comprometida, alguien podría intentar acceder a tu cuenta de Google con la misma información.
  6. Protege tu contraseña. No introduzcas la contraseña si has hecho clic en algún enlace incluido en un mensaje de correo electrónico procedente de un sitio no fiable. Siempre accede directamente a la página mail.google.com o a www.google.com/accounts/login. Nunca envíes la contraseña por correo electrónico. Google nunca te enviará un mensaje de correo electrónico para solicitarte la contraseña ni ningún otro tipo de información confidencial.

Si utilizas Gmail:

  • Actualiza tu dirección de correo electrónico alternativa y la pregunta de seguridad. De esta forma, podrás recuperar tu cuenta si alguna vez pierdes el acceso a la misma. Comprueba que tengas acceso a la dirección de correo electrónico alternativa y que la respuesta a la pregunta de seguridad sea fácil de recordar para ti, pero difícil de adivinar para los demás. Más información
  • Utiliza una conexión segura al iniciar sesión. En la página de configuración de Gmail, selecciona "Usar siempre https". Esta configuración te permitirá proteger tus datos para que otros no te los roben cuando inicies sesión en Gmail a través de una red pública inalámbrica, como, por ejemplo, desde una cafetería o un hotel. Más información

Es muy importante que también tengas en cuenta lo siguiente:

  • Nadie debe saber tu contraseña, y si se la das a alguien, cámbiala lo más pronto posible.
  • Utiliza una contraseña segura y no la anotes ni la envíes por correo electrónico.
  • Si observas cualquier cambio en tu cuenta que no hayas efectuado tú, realiza un análisis y cambia de contraseña inmediatamente.
  • Si inicias sesión en tu cuenta desde un equipo público, sal de ella al terminar de utilizarlo. Para ello, tan solo debes hacer clic en tu nombre o en la dirección de correo electrónico que encontrarás en la parte superior de la página, y seleccionar Cerrar sesión.
  • Elimina la información de formularios, las contraseñas, las cookies y vacía la caché del navegador con frecuencia, sobre todo si utilizas un equipo público.
Es recomendable que realices estas acciones con más frecuencia si empiezas a observar algún comportamiento sospechoso en tu equipo, como una ralentización general y la aparición de anuncios emergentes. Para obtener más información sobre cómo mantener segura tu cuenta, accede al Centro de seguridad de Google.

Si crees que alguien ha accedido a tu cuenta sin autorización, restablece la contraseña inmediatamente.

Para obtener más consejos sobre la seguridad online, visita el Centro de seguridad de Google.