Acerca de la seguridad de los usuarios de aplicaciones

Los usuarios de las aplicaciones de App Maker son un aspecto importante de la seguridad de los datos. Quieren proteger sus propios datos y, como puede que tengan acceso a los de otros usuarios en una aplicación, también les interesa proteger esa información.

Dar permisos a aplicaciones

Las aplicaciones que están configuradas para utilizar el usuario de la aplicación como identidad de ejecución y que usan los servicios de Google en nombre de este usuario necesitan permiso para acceder a los datos de las cuentas de las personas que las utilizan. Dependiendo de las funciones de la aplicación, App Maker puede enviar correos electrónicos, crear archivos en Drive o añadir eventos a Calendar a través de esas cuentas. Si no se permite el acceso, este tipo de aplicaciones no pueden usarse.

Cuando los usuarios dan permiso a una aplicación para que acceda a sus datos de Google, App Maker aplica a esos datos la configuración de uso compartido que tengan definida. Por ejemplo, si un usuario permite que una aplicación acceda a sus archivos de Drive, los otros usuarios de la aplicación no podrán acceder a estos archivos a menos que su propietario los comparta con ellos.

Los administradores pueden incluir en la lista blanca una aplicación de App Maker para saltarse la revisión de permisos.

Proteger las credenciales de inicio de sesión

Si un usuario intenta acceder a una URL de una aplicación que está restringida, App Maker le obliga a iniciar sesión para comprobar sus permisos. Sin embargo, si el usuario abre la aplicación en Google Chrome y no cierra sesión, no hará falta que vuelva a introducir sus credenciales cada vez que abra la URL.

Los usuarios deben hacer todo lo posible para evitar que alguien acceda de forma no autorizada a una aplicación a través de su cuenta, por lo que recomendamos que cierren sesión en su ordenador cuando no estén y que protejan su cuenta de Google.

Prácticas recomendadas de seguridad para usuarios de aplicaciones

  • Ejecuta solo las aplicaciones que provengan de personas de confianza. Puedes revocar los permisos para acceder a los datos de tu cuenta que hayas dado a aplicaciones en cualquier momento.
  • Asegúrate de saber para qué sirven las aplicaciones y qué información necesitan para que puedas utilizarlas. Si no lo sabes, pregúntaselo a tu administrador.
  • Protege la información de inicio de sesión de tu cuenta de Google. Si tienes acceso a información sensible o confidencial a través de una aplicación, también lo tendrá alguien que te robe las credenciales.
¿Te ha resultado útil esta información?
¿Cómo podemos mejorar esta página?