Configurar la facturación y los pagos de Google Apps

Para seguir usando Google Apps una vez que finalice el periodo de 30 días de prueba gratuita, configura la facturación de tu suscripción y comienza a realizar pagos automáticos mensuales.

Configura la facturación antes de que finalice el periodo de 30 días de prueba gratuita. No se te aplicará ningún cargo hasta que finalice la prueba y te aseguras de que el servicio no se interrumpa al terminar la prueba. Si finalmente decides no usar Google Apps, podrás cancelar la suscripción durante el periodo de prueba sin efectuar ningún pago.

  1. Empezar a configurar la facturación

    Inicia sesión en la Consola de Administración de Google. En el panel de control, haz clic en el botón para configurar la facturación.

    O bien, haz clic en en el panel de control y sigue el enlace para configurar la facturación de tu suscripción a Google Apps.

    ¿Ha terminado el periodo de prueba? Si inicias sesión en la Consola de Administración y ves un mensaje en el que se indica que se ha suspendido el servicio, haz clic en Solucionarlo para configurar la facturación y levantar la suspensión.

  2. Elegir la moneda y el país de facturación

    A continuación, elige el país donde desarrollas tu actividad empresarial y la moneda en la que quieres efectuar los pagos. El país que elijas determinará las formas de pago y las monedas que puedes usar para abonar tu suscripción.

    Importante: No podrás cambiar más adelante la moneda ni el país de facturación que elijas. Te recomendamos que elijas el país donde se ubica tu negocio.

    Para ver las formas de pago y las monedas disponibles en tu ubicación, consulta Formas de pago disponibles (por país).

  3. Elegir un plan de facturación para realizar los pagos

    Plan flexible: se te factura mensualmente por cada cuenta de usuario. Puedes añadir y eliminar cuentas de usuario en cualquier momento, y pagas solo por las cuentas que utilices cada mes. Puedes cancelar el servicio en cualquier momento para detener todos los pagos.

    Plan anual: se te factura mensualmente con una tarifa reducida. Para obtener el descuento, te comprometes a pagar una suscripción de un año completo por un número mínimo de licencias de usuario. Puedes comprar más en el momento que quieras, pero solo puedes eliminar licencias cuando renueves tu contrato al final del año. Si cancelas el servicio antes de que se cumpla el año, deberás pagar el año completo.

    ¿Tienes alguna pregunta? Comparar los planes de facturación

  4. Aceptar las condiciones y los servicios

    A continuación, revisa el plan y marca la casilla para aceptar el acuerdo de Google Apps.

    Plan anual: recuerda que si eliges el plan anual, te comprometes a pagar un año entero de servicio por las licencias que compres ahora, incluso si cancelas el servicio antes de que finalice el año.

    Sin embargo, tu compromiso no comienza hasta que finalice el periodo de 30 días de prueba gratuita. Si aún estás en el periodo de prueba, puedes cambiar al plan flexible antes de que termine la prueba sin pagar un cargo por liquidación. Sin embargo, una vez que finalice el periodo de prueba, te comprometes a pagar un año completo.

  5. Seleccionar el tipo de cuenta de facturación

    A continuación, indica si el servicio Google Apps es para uso personal o para tu empresa.

    Si seleccionas Empresa y eres un cliente de la Unión Europea, puedes especificar un número de IVA válido para evitar que se te apliquen los cargos según el tipo de IVA de Irlanda (23%). Para obtener información detallada, consulta Información general sobre el IVA e IVA incluido en los costes.

    Importante: Ten cuidado cuando elijas la opción, ya que no podrás cambiar la configuración de empresa o individual más tarde.

  6. Introducir los datos de contacto o la información de empresa

    Introduce el nombre, la dirección y los datos de contacto que quieres asociar a tu cuenta de facturación. Esta información aparecerá en las facturas y los recibos que se generen en tu cuenta.

    Enviaremos las notificaciones importantes sobre tus pagos a la dirección de correo electrónico que indiques.

    Observarás que hemos completado algunos datos por ti, conforme a la información que especificaste cuando te registraste en el servicio. Puedes cambiar esta información aquí. También puedes volver a la configuración de facturación más adelante para cambiarla.

  7. Configurar los pagos

    Por último, introduce la forma de pago donde cargaremos tus pagos mensuales. Puedes elegir una de las opciones siguientes:

    Tarjeta de crédito o débito: Google acepta tarjetas internacionales en más de 230 países (Visa, MasterCard y American Express).

    Cuenta bancaria: en función de cuál sea el país de facturación, podremos cargar los pagos directamente en tu cuenta bancaria (esto también se denomina "domiciliación bancaria").

    Una vez que hayan configurado la facturación, los clientes de EE. UU. deberán verificar la cuenta bancaria con la verificación instantánea o mediante un ingreso de prueba.

  8. ¡Ya has terminado de configurar la facturación!

    Mientras la forma de pago asociada a tu suscripción siga siendo válida y está actualizada, tu servicio Google Apps continuará sin interrupciones. El primer pago automático se efectuará a principios de mes después de que finalice el periodo de prueba gratuita.

    ¿Y ahora?

¿Tienes alguna pregunta?

¿Qué ocurre si mi país no se muestra cuando intento añadir mi dirección de facturación?

En algunos países, la  dirección de facturación que especifiques para un método de pago debe encontrarse en el mismo país que la dirección empresarial que especificaste al configurar tu cuenta de facturación de Google. Si es el caso de tu ubicación, no podrás especificar ningún otro país en la dirección de facturación.

Si tu dirección de facturación no se encuentra en el país en el que desarrollas actualmente tu actividad empresarial, puedes:

  • Añadir un nuevo método de pago con una dirección de facturación en el mismo país que el de tu dirección empresarial.
  • Cancelar tu suscripción de Google Apps actual y volver a registrarte en Google Apps. En esta ocasión, al configurar la facturación, introduce una dirección empresarial en el país que quieres utilizar para tu dirección de facturación.
¿Qué plan de facturación debería elegir?

Depende del tamaño y la fluctuación del personal. Ten en cuenta lo siguiente:

  • Contrato anual: con el plan anual, te comprometes a pagar un año de servicio, mientras que el plan flexible no está sujeto a contrato.
  • Precio: con el plan anual, pagas un importe anual por usuario inferior al precio que pagarías con el plan flexible. Consultar los precios 
  • Eliminación de usuarios: con el plan anual, te comprometes a pagar una cuota mensual por un mínimo de licencias de usuario, durante todo un año. No puedes reducir el número de licencias (ni, por lo tanto, los pagos mensuales) hasta que renueves el contrato. Con el plan flexible, puedes eliminar cuentas de usuario en el momento que quieras y el importe de tu próximo pago mensual se reducirá conforme a ese cambio.

Por lo tanto, el plan flexible podría suponer una mejor opción si no tienes una plantilla fija. Por ejemplo, las empresas que ofrecen servicios relacionados con periodos vacacionales pueden doblar su plantilla durante los meses de verano. El plan flexible les permitiría proporcionar acceso a Google Apps a los empleados temporales y pagar solamente por los meses en los que se utilice dicho servicio. Las cuentas de usuario se podrían eliminar una vez que dichos empleados hayan abandonado la empresa al terminar el verano.

El plan anual podría resultar una alternativa más adecuada si tienes una plantilla de mayor tamaño y tu equipo tiende por lo general a crecer. Pagas una tarifa mensual inferior por cada licencia de usuario y puedes añadir licencias a medida que crece tu plantilla. 

¿Puedo cambiar los planes de facturación más adelante?

Puedes cambiar del plan flexible al plan anual en cualquier momento. Durante el periodo de 30 días de prueba gratis, también podrás cambiar del plan anual al plan flexible.

No obstante, para cambiar del plan anual al plan flexible después de que termine el periodo de prueba, tendrás que esperar a que finalice tu contrato anual.

Para obtener más información, consulta Cambiar los planes de facturación.

¿Cuándo se producen los pagos automáticos?
  • Google Apps: una vez que haya terminado tu prueba gratuita y haya comenzado tu suscripción de pago, empezaremos a facturar tu cuenta al principio del siguiente mes. Por ejemplo, si tu servicio de pago comienza en mayo, te cobraremos al principio de junio. A partir de ese momento, los cobros automáticos se realizarán al principio de cada mes.
  • Registro del dominio: facturaremos tu cuenta en cuanto compres el dominio. Si tu dominio se ha configurado para que se renueve automáticamente, te volveremos a pasar el cobro siete días antes de la fecha de renovación anual.
Acabo de añadir mi cuenta bancaria. ¿Cuándo se podrán realizar cargos en la misma?

Para poder realizar cargos en tu nueva cuenta bancaria, debemos verificar que realmente eres el titular. El tiempo que se tarde dependerá de tu ubicación:

  • Si te encuentras en EE. UU., debes verificar la cuenta para que podamos empezar a aplicar los cargos. Para ello, utiliza la verificación al instante o realiza un ingreso de prueba. Si te decantas por el ingreso de prueba, este proceso puede tardar hasta 10 días, aunque normalmente finaliza mucho antes.
  • Si te encuentras en Reino Unido o en Europa, por lo general verificaremos tu cuenta en el transcurso de una hora una vez que hayas introducido la información de cuenta correcta en la configuración de facturación.
Puedes saber si Google está aún verificando tu cuenta bancaria si se muestra un mensaje de verificación en curso en tu cuenta de facturación de Google. Si configuras la facturación por primera vez, tu servicio de pago no comenzará hasta que se verifique tu cuenta.
¿Te ha sido útil este artículo?