Descripción general de los planes de facturación de Google Apps

Google Apps for Business está disponible en más de 230 países. Consulta Formas de pago disponibles para obtener más información sobre la moneda y las formas de pago correspondientes a cada país.

Al configurar tu facturación en Google Apps, puedes elegir entre dos planes de facturación:

  • Plan flexible: puedes añadir y eliminar cuentas de usuario en cualquier momento. Solo pagarás por el servicio que hayas usado durante el mes en cuestión. Se te facturará mensualmente.

  • Plan anual: te comprometes a utilizar Google Apps durante todo un año a un precio con descuento. Podrás añadir a más usuarios cuando quieras. Se te facturará cada mes la cantidad anual prorrateada.
Comparativa de las opciones del plan
Plan Plan flexible Plan anual
Contrato Ninguno 1 año
Precio
(facturado mensualmente)
USD 5 USD por usuario al mes 50 USD por usuario al año
EUR 4 € por usuario al mes 40 € por usuario al año
GBP 3,3 £ por usuario al mes 33 £ por usuario al año
INR 150 Rs por usuario al mes 1.500 Rs por usuario al año
JPY 600 ¥ por usuario al mes 6.000 ¥ por usuario al año
Cómo seleccionar el plan adecuado

Debes elegir el plan de pago que se ajuste a tus necesidades específicas. A la hora de tomar una decisión, ten en cuenta las diferencias entre ambos planes:

  • Duración del contrato: el plan anual te obliga a un año de contrato, mientras que el plan flexible te exime de suscribir contrato alguno.
  • Precio: el plan anual cuesta 40 € al año por cuenta de usuario (facturado en plazos mensuales) y el plan flexible cuesta 4 € por cuenta de usuario al mes, lo que suma un total de 48 € anuales por cuenta de usuario al año.

Según hemos podido observar, la vigencia del contrato es importante para las empresas con fluctuaciones de personal. Por ejemplo, las empresas que ofrecen servicios relacionados con periodos vacacionales pueden doblar su plantilla durante los meses de verano. El plan flexible les permitiría proporcionar acceso a Google Apps a los empleados temporales y pagar solamente por los meses en los que se utilice dicho servicio. Las cuentas de usuario se podrían eliminar una vez que dichos empleados hayan abandonado la empresa al terminar el verano.