Cómo habilitar las conexiones SSL

El protocolo de capa de conexión segura (SSL, Secure Sockets Layer) permite el establecimiento de comunicaciones seguras en Internet para actividades como la navegación web, el uso del correo electrónico, de la mensajería instantánea y de otros sistemas de transferencia de datos. Si habilitas la conexión SSL, Google forzará el protocolo de transferencia segura de hipertexto (HTTPS, Hypertext Transfer Protocol Secure) cuando los usuarios accedan a la mayoría de los servicios de Google Apps. SSL varía en función del servicio y está disponible para Gmail, Chat de Google, Calendar, Google Drive, Google Sites y Google Groups for Business. Recuerda que el acceso SSL no está disponible para Google Video for Business ni para el cliente de escritorio Google Talk.

La ventaja de SSL es que proporciona una mayor seguridad a tus usuarios. Si tus usuarios acceden a Google Apps mediante una conexión a Internet que no es segura, por ejemplo, a través de una red pública inalámbrica o sin encriptar, habrá un mayor riesgo de intercepción de sus cuentas. Las conexiones seguras evitan que esto suceda gracias a que protegen la sesión de cookie. Por "intercepción de una sesión de cookie" nos referimos a cuando un impostor obtiene acceso no autorizado a las cookies y se hace con el control de una sesión legítima mientras esta se encuentra en curso.

Sin embargo, debido al hecho de forzar el uso de HTTPS para los usuarios, Gmail podría ralentizarse un poco. Además, ten en cuenta que si habilitas SSL, no podrás ver el correo en el gadget de Gmail de la página de inicio de Google Apps ya que los mensajes no se transfieren a través de la tecnología SSL. Si confías en la seguridad de tu red, puedes desactivar esta función cuando te convenga. Con la función inhabilitada, los usuarios acceden a Google Apps a través del protocolo de transferencia de hipertexto (HTTP, Hypertext Transfer Protocol).

To enable this feature:

  1. Inicia sesión en el panel de control del administrador de Google Apps.

  2. Haz clic en Personalización del dominio.

  3. En la pestaña General y en la sección SSL, marca la casilla junto a Habilitar SSL.

  4. Haz clic en Guardar cambios.

Si fuerzas el protocolo HTTPS, los usuarios no podrán inhabilitar HTTPS por su cuenta. Sin embargo, si no lo fuerzas, los usuarios podrán inhabilitarlo cuando quieran. Recuerda que algunos servicios de Google, como Google Drive, utilizan HTTPS de forma predeterminada aunque no habilites SSL. Ten en cuenta también que a partir de la versión 13, Google Chrome fuerza el protocolo HTTPS para todas las conexiones a Gmail.